Inspirado en Wakanda y con NBA para todos: Kanye West proyecta su aventura presidencial

Kanye West

En conversación con Forbes, el rapero y productor explicó su intención de competir por la presidencia de Estados Unidos. Aseguró que ya no respalda a Donald Trump, proyecta un Estado con inversión en tecnología inspirado en el reino Wakanda de la película Black Panther y que "le encanta" China. Gobernar es rapear.


Fue en la ducha. En ese momento de intimidad, entre la humedad vaporosa y el jabón, en que Kanye West decidió el anuncio que hizo durante la entrega de premios Michael Jackson Video Vanguard Awards, de MTV, en 2015: se postularía como candidato a la presidencia de Estados Unidos.

“Me di cuenta de que iba a postularme para presidente y comencé a reír histéricamente, pensé que era lo mejor”, recuerda West en entrevista con Forbes. Agrega que ahí planificó lo que haría esa noche. “Y solo me reí en la ducha, no sé por cuánto tiempo, pero ese es el momento”.

Aunque entonces se trató como una más de las extravagancias del músico, en los últimos días, las dudas volvieron a la palestra tras la publicación de un tweet, el 4 de julio, en que reiteró su intención de competir por el sillón de la Casa Blanca.

West, de 43 años, explicó que va en serio. Y que no se trata de un truco para promocionar su próximo disco (“lo entrego de forma gratuita”, dijo). Aunque hace notar que tiene por delante 30 días para confirmar la decisión, coincidiendo con el cierre del plazo para presentar los documentos de postulación en la mayor parte de los estados de la Uniçon -aunque en algunos ya cerró-. “Estoy hablando con expertos, voy a hablar con Jared Kushner, la Casa Blanca, con Biden”.

Asegura que ha conversado el asunto con sus dos colaboradores más cercanos: su esposa Kim Kardashian y el multimillonario Elon Musk (a quien, de ganar, nombrará a cargo del programa espacial, aseguró). “Hemos estado hablando de esto durante años”.

Incluso ya cuenta con un lema: “La fiesta de cumpleaños”, la razón, explicó a Forbes, es que “cuando ganamos, es el cumpleaños de todos”. ¿Su compañera de fórmula a la vicepresidencia? una predicadora de Wyoming llamada Michelle Tidball.

Hasta ahora, West había manifestado su respaldo al Presidente Donald Trump. Pero en esta oportunidad tomó algo de distancia, en especial por su gestión de la pandemia. “Me parece un gran desastre”.

Precisamente, el músico añadió que en febrero estuvo enfermo de Covid-19. Sobre esos días, lo que recuerda son los “escalofríos, temblar en la cama, tomar duchas calientes, mirar videos que me dicen lo que se supone que debo hacer para superarlo”. Fiel a su estilo, añadió: “¡Recuerdo que alguien me había dicho que Drake tenía el coronavirus y mi respuesta fue que Drake no puede estar más enfermo que yo!”.

También comentó la reacción de Trump ante las protestas de los afroamericanos, debido el asesinato de George Floyd por parte de un agente de policía en Minneapolis. Michelle Tidball, una oscura predicadora de Wyoming. “No me gustó darme cuenta que se escondió en el búnker”.

Además, el rapero se defendió de la acusación que ha resonado en estos días: su candidatura es más bien un intento de dividir el voto negro, para que no favorezca al rival de Trump, el demócrata Joe Biden. “Es una forma de racismo y supremacía blanca decir que toda la gente negra es demócrata y asumir que si postulo es porque estoy dividiendo el voto”, aseguró.

Sobre su modelo de desarrollo, él comparó su plan con el de la nación Wakanda, de la película Black Panther. “Es como en la película de Wakanda cuando el rey fue a visitar a ese científico líder”, afirmó. Dijo que a partir de ese punto se debía pensar en “la cantidad de innovación que puede suceder, la cantidad de innovación en medicina, como las grandes farmacéuticas, vamos a trabajar, innovar, juntos”.

En cuanto a promesas de campaña, dijo que hará de la NBA un torneo global. “Se abrirá desde Nigeria hasta Nanchang y el mundo verá jugar a los mejores atletas”. En lo valórico se declara en contra del aborto y de la pena de muerte. Dice que buscará “poner fin a la brutalidad policial”, pero que “la policía también es gente”. También reestablecerá la oración en las escuelas.

¿Política exterior? dice que no tiene nada preparado, pero dedicó algunas palabras a China, país con el que tiene cierta cercanía debido a que su madre hizo clases de inglés ahí. Y por cierto, ahí también tomó distancia de Trump. “Me encanta. No es culpa de China esa enfermedad”.

West -quien aseguró que se inscribió por primera vez para votar- cerró hablando de un slogan para su campaña. “Bueno, mi segundo álbum se llama Late Registration. Tengo un rap...La otra cosa es que mi campaña es Kanye West SÍ, no SÍ, no SÍ. SI. SI. SÍ ...Cuando sea presidente, divirtámonos también. Pasemos toda la conversación sobre el racismo, capacitemos a las personas con 40 acres y una mula, demos un poco de tierra, ese es el plan”.

Comenta