El trágico historial de Glee: adicciones, suicidios y un accidente inexplicable

La serie musical creada por Ryan Murphy fue un éxito de audiencias en sus primeras temporadas. La premisa de un grupo de estudiantes inadaptados que se apoyan a través de la música, cautivó con la combinación de música pop y problemas adolescentes. Sin embargo, fuera de pantalla tres de sus actores han tenido un desenlace trágico: Cory Monteith, Mark Salling y, recientemente, Naya Rivera.


Una práctica de cheerleaders que culmina en los gritos de la entrenadora Sue Sylvester a través de un megáfono, da inicio a la serie sobre un grupo de estudiantes de McKinley High que, siguiendo la iniciativa del profesor de español -Will Schuster- participan de un coro que interpreta diversos temas pop. Un escape artísticos a los conflictos propios de la edad que los unirá como una suerte de grupo de apoyo.

Glee, creada por Ryan Murphy y difundida por la cadena Fox durante seis temporadas, fue una popular ficción musical estadounidense protagonizada por Lea Michele (Rachel), Cory Monteith (Finn), Chris Colfer (Kurt), Matthew Morrinson (Schuster), Amber Riley (Mercedes), Jane Lynch (Sue), Diana Agron (Quinn), y Mark Salling (Puck), entre otros.

Mostrando la dinámica clásica de una escuela estadounidense, que divide a los estudiantes en diversos grupos según popularidad: deportistas, porristas, cerebritos y, en el último escalafón, el club Glee; la serie da cuenta de la música como un método de rehabilitación, una vía de escape y un punto en común para jóvenes que, por diversos motivos, puedan sentirse solos.

Promediando los 10 millones de espectadores en sus primeras dos temporadas, tuvo su boom de éxito entre 2009 y 2010. Si bien fue emitida hasta 2015, desde su quinto ciclo tuvo una baja considerable de audiencia. La popularidad que les dio su versión moderna de “Don’t Stop Believin'” de Journey, no fue suficiente para seguir extendiendo la historia, menos tras el deceso de uno de sus actores principales.

Cory Monteith

El 13 de julio de 2013, Corey Monteith -el actor de 31 años que personificaba a Finn Hudson en Glee- fue hallado sin vida en una habitación del piso 21 del Fairmont Pacific Rim Hotel en Vancouver, Canadá. La causa determinada por los análisis forenses indicaron sobredosis, y se descartó la participación de terceros.

Ya en marzo de aquel año, el actor había ingresado a una clínica de rehabilitación para tratar su adicción al alcohol. Sin embargo, según relató la actriz Naya Rivera en su libro Sorry Not Sorry: Dreams, Mistakes and Growing Up (2016), Monteith volvió a beber y lo reconoció frente a sus compañeros de elenco.

“Explicó que quería poder beber con moderación, que podía hacerlo y ser como todos los demás. Parecía tranquilo y confiado al respecto, así que todos lo aceptamos”, recordó Rivera. “Para ser sincera, no creo que muchos de nosotros entendiéramos realmente cómo funcionaba la adicción, ni nos dimos cuenta del alcance de su antigua adicción”.

Tras verlo notoriamente más delgado, algunos de sus compañeros manifestaron su preocupación, pero el actor se justificó diciendo que estaba haciendo más ejercicio. “Dijo que había pasado mucho tiempo en el gimnasio e intentaba ser responsable, no comprar autos locos como solía hacerlo”, recordó la actriz en su autobiografía. Si bien Naya temió lo peor, de todas formas la noticia de su muerte fue un fuerte impacto.

“Estaba shockeada. (...) Creo que Cory tenía mucho por lo que vivir, y para mí esa es la peor parte de su muerte, eso fue tan innecesario”, concluyó la actriz sobre su ex compañero de elenco.

Considerando que el personaje de Cory Monteith seguía siendo parte de la historia que se mostraría en la quinta temporada de Glee, y que como equipo querían darle una despedida adecuada, desde la producción decidieron consultar con Lea Michele -novia de Cory y protagonista de la serie- cómo continuar.

Michele estuvo de acuerdo con posponer el reinicio de la producción para septiembre en vez de agosto, lo que implicó que el 10 de octubre de 2013 debutara el episodio dedicado a la memoria de Cory: “The quarterback” (episodio 3, temporada 5).

En aquel capítulo, cada personaje le dedica una canción, siendo la interpretación de Rachel (Lea Michele) de la canción “Make you feel my love” de Adele, la más emotiva.

Mark Salling

Dos años después, cuando Glee ya había emitido su episodio final. La serie nuevamente fue mencionada por los medios, esta vez por las graves acusaciones contra uno de los actores de su elenco.

Mark Salling -Noah Puckerman en la ficción- fue arrestado en diciembre de 2015 por posesión de pornografía infantil. Tras pagar una fianza de 200 mil dólares, el actor fue liberado, pero siguieron dos años de procesos judiciales en su contra. En diciembre de 2017 Salling se declaró culpable, arriesgando una condena de 4 a 7 años de prisión.

La justicia estadounidense no llegó a aplicar tal pena, ya que en enero de 2018 el actor de 35 años fue encontrado sin vida en las cercanías de su residencia en Los Angeles. Según informaron las autoridades, la causa fue suicidio por asfixia.

Además de actuar, Salling componía sus propias canciones, desempeñándose en varios instrumentos musicales. De hecho, escribió la canción “Chillin’ en Glee” para la serie, tenía un proyecto en solitario denominado Jericó -con el que publicó su sencillo “Smoke signals”- y en 2010 lanzó el álbum Pipe Dreams.

Naya Rivera

El pasado miércoles 8 de julio de 2020, se reportó la desaparición de Naya Rivera (33) -quien interpretaba a Santana López- en el Lago Piru en California.

La actriz arrendó un bote para dar un paseo junto a su hijo de cuatro años. Sin embargo, tres horas después, el pequeño fue encontrado por terceros sin señales de su madre. Si bien el niño estaba ileso y usando su chaleco salvavidas, al interior de la embarcación se encontró un salvavidas para adultos que correspondería a Rivera.

Tras cinco días de búsqueda, hallaron sin vida a la actriz durante la mañana de este lunes 13 de julio.

Nacida el 12 de enero de 1987 en Santa Clarita, California; Naya Rivera comenzó su carrera como actriz a temprana edad, participando a los 4 años en una sitcom con Eddie Murphy: The Royal Family.

A lo largo de su juventud actuó en roles menores en series como Family Matters, The Fresh Prince of Bel-Air, Baywatch y Smart Guy. A medida que creció fue parte también de The Bernie Mac Show, The Master of Disguise, CSI: Miami y 8 Simple Rules.

Pero sin lugar a dudas su rol más conocido es el de Santana Lopez en la serie musical Glee.

Comenta