Presupuesto 2021: instituciones culturales enfrentan rebajas del 8 al 25% de sus recursos

Desde el Teatro Municipal, su directora Carmen Gloria Larenas dice que debería haber más claridad en la asignación de recursos que realiza el Ministerio de las Culturas.

El principal afectado es el Centro de Extensión de la U. de Chile, que ve peligrar la continuidad de la Sinfónica de Chile. El Teatro Municipal de Santiago y el GAM contarían con $ 400 y $ 300 millones menos, respectivamente.



El anuncio del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (Mincap) apuntó la semana pasada a que la cartera era la cuarta que más aumentaba su presupuesto 2021 en el proyecto enviado por el gobierno al Congreso. Sin embargo, en menos de una semana una serie de pequeños grandes detalles han ido configurando un panorama en el que se observa una merma evidente en los recursos que se destinarán a instituciones fundamentales de la cultura. En algunos casos, como el del Teatro Municipal de Santiago, la disminución de sus aportes sería del orden del 13 %.

En este contexto, un organismo artístico como el Centro de Extensión de la Universidad de Chile (Ceac) comienza a vivir su propio drama de inminente emergencia económica: dependiente del Ministerio de Educación, la división que maneja la Orquesta Sinfónica de Chile, el Ballet Nacional Chileno (Banch) y la Camerata Vocal, sufriría un recorte de un 25 % de su presupuesto en el proyecto enviado a trámite. Otra institución cultural que no depende directamente del Mincap como la Fundación de Orquestas Juveniles (FOJI) también está sujeta a las medidas de austeridad.

En el caso del Ceac, la disminución se establece en la glosa “Actividades de Interés Nacional”. Tal rebaja es, de acuerdo al director del Ceac, Diego Matte, “una vergüenza” y un hecho inédito en la historia del país En sus palabras, significaría en la práctica el fin de instituciones como la Orquesta Sinfónica de Chile, el Ballet Nacional Chileno y la Camerata Vocal. Al menos, el fin tal como las conocemos hasta hoy.

El año pasado el Centro de Extensión recibió $ 2.858 millones de presupuesto y este año el proyecto de ley sólo considera $ 2.179 millones, que en concreto son $ 679 millones menos. Desde la propia Universidad de Chile hay una postura al respecto, toda vez que el presupuesto general de la institución disminuiría en el presupuesto 2021.

Consultado por La Tercera, el rector Ennio Vivaldi sostuvo: “El recorte afecta lo más profundo de nuestra misión como universidad: no se trata de que nos quiten algo a nosotros, sino que a todo el país. Si se acepta una reducción de un 25% a los cuerpos estables del país, significa que consideramos que lo espiritual y la cultura no son relevantes para Chile”.

El fin de semana pasado, el Centro de Extensión de la U. de Chile comenzó una campaña para lograr que se revierta la medida y su director Diego Matte se refiere al complicado escenario. El ejecutivo cree que los recursos que se entregan al Mincap están desbalanceados y perjudican indirectamente al Ceac.

¿Qué gastos le llamaron la atención en Cultura?

Por ejemplo, los Fondos de Artes Escénicas suben en un 344 %, de $ 800 millones a $ 4 mil millones. El Fondo Audiovisual también aumentó mucho. Todo con el fin de obtener un aplauso fácil para la ministra y su ministerio a través de los fondos concursables. Sí me parece bien, el aumento que se da al Consejo de Monumentos Nacionales, que sí ha estado castigado durante muchos años y se entiende.

Matte también cree que se redestinaron recursos al Mincap en desmedro de la U. de Chile. "Me parece obvio que los dineros de muchas instituciones (la nuestra que depende del Mineduc y las instituciones colaboradoras, que dependen de Cultura), disminuyeron para mayor gasto en otros ítemes de Cultura. Y muchas de las actividades que pueden ser beneficiadas con esos dineros se llevan a cabo en instituciones como el GAM, Balmaceda, el Teatro Municipal o nosotros mismos. Esto me parece que es destruir un sistema base para alimentar el día a día y los fondos concursables. No hay una mirada integral del desarrollo cultural de un país.

Sobre el caso del Ceac, dependiente de Mineduc, el subsecretario de Educación Juan Eduardo Vargas afirmó a este diario: “Esta es una situación muy difícil, como la que vive todo el país. Con todo, la Universidad de Chile recibirá por este concepto $ 8.776 millones, de los cuales a lo menos $ 2.179 millones los podrá destinar al financiamiento de actividades artísticas, pero teniendo la opción de poder destinar más recursos provenientes de la misma línea presupuestaria”.

“Muy mala decisión”

Junto al eventual recorte al Ceac, las instituciones culturales colaboradoras del Mincap también enfrentan un sombrío porvenir. Tendrían rebajas de un 13 % para las cuatro más grandes: Centro Cultural La Moneda, GAM, Parque Cultural de Valparaíso y Teatro Municipal. Para el resto es de un 8 %: Matucana 100, Balmaceda 1215, Museo Violeta Parra, Museo Chileno de Arte Precolombino, Teatro Regional del Biobío y Fitam.

En ese sentido, desde el Mincap responden que “es importante señalar que el contexto de la formulación presupuestaria 2021 les fue anticipado (a las instituciones) y sus detalles se podrán conocer luego de que el proyecto sea presentado a la Subcomisión Mixta de Presupuesto”.

Los distintos actores culturales del país ya están movilizándose para poder revertir las medidas en el trámite parlamentario, “No lo entendemos todavía. Sabíamos que podía venir un recorte, nos habían avisado, pero pensábamos que no se iba a hacer efectivo después de la señal que había dado el gobierno, que había informado que Cultura era el cuarto presupuesto que más aumentaba”, comenta Felipe Mella, director del GAM.

Su caso se complica porque debe gestionar un 30% de sus recursos: “Nuestra rebaja es del 13% y nos aumenta mucho más, ya que se nos suma el 30% que debemos gestionar y que no pudimos levantar este año. Estaríamos hablando de casi un 43 %, lo que nos haría muy difícil sostenernos como centro cultural el 2021”, dice. “El recorte es una muy mala decisión del gobierno”.

Una de las instituciones más afectadas es el Teatro Municipal, que vería $ 400 millones menos de recursos. Su directora Carmen Gloria Larenas apunta a una mayor transparencia en la información. “Entiendo que los fondos de las artes escénicas y del audiovisual crecieron. Mi pregunta es por qué no se da a conocer cómo se hizo o cuál es la lógica detrás. Uno echa de menos mayor claridad al respecto. Sólo desemboca en especulaciones de cada actor cultural y en discusiones. Debería existir mayor coordinación e indicación de los detalles al mismo tiempo”, dice.

Entre las acciones a seguir está la gestión habitual en el Congreso. Es a lo que apunta Carmen Romero, directora de Teatro a Mil: “Vamos a hacer lo mismo de los años anteriores, sólo que ahora hay bancada cultural. Tuvimos una buena reunión hace un par de meses con una iniciativa encabezada por el diputado Luciano Cruz-Coke, con diputados y senadores de la centro derecha, y ellos se manifestaron muy de acuerdo en apoyar al sector hoy más que nunca”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.