Raúl Zurita: “Tengo 71 y al frente está el final: la noche de la noche”

Raúl Zurita Canessa

El autor de Sobre la noche el cielo y al final el mar recibirá un homenaje el próximo domingo 12, en el marco del Festival Internacional de Poesía, donde se busca "llamar la atención" para contribuir a una eventual candidatura al Premio Nobel de Literatura. En conversación con Culto, aborda el homenaje, su nuevo grupo musical Unidad Popular, el libro que publicó en España y por supuesto, la contingencia.



El mirador del cerro Renca será el escenario de una de las actividades del Festival Internacional de Poesía (FIP), que se desarrolla desde este jueves 9 hasta el domingo 12 de diciembre. En concreto albergará un evento de la última jornada que tiene un nombre sugerente: Raúl Zurita, camino al Premio Nobel de literatura.

Sí, porque entre 19.00 y 21.00 horas del próximo domingo, al autor de Canto a su amor desaparecido se le rendirá un homenaje, que según explican desde la organización del Festival, tiene por objeto visibilizar un anhelo. “Buscamos que la edición del FIP Santiago 2021 pueda llamar la atención de la comunidad poética internacional y contribuir a la candidatura de Raúl Zurita al Premio Nobel de Literatura y con ello, aportar a la tradición cultural chilena que se expresa, en buena parte, en su poesía”, señalan a Culto.

En rigor, no es la primera vez en los últimos años que resuena una iniciativa así. En 2016, el diputado DC Jorge Sabag intentó que el entonces gobierno de Michelle Bachelet respaldara la candidatura de Nicanor Parra. Sin embargo, el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, desestimó hacer gestiones argumentando que según los estatutos del Premio, ningún gobierno puede involucrarse.

Esto último es cierto. En sus estatutos, la Academia Sueca señala: “El derecho a presentar propuestas para la concesión de un Premio Nobel de Literatura será disfrutado, por estatuto, por: Miembros de la Academia Sueca y de otras academias, instituciones y sociedades similares en construcción y propósito; Profesores de literatura y lingüística en universidades y colegios universitarios; Galardonados con el Premio Nobel de Literatura; Presidentes de aquellas sociedades de autores que sean representativas de la producción literaria en sus respectivos países”.

Otro detalle importante, es que por estatutos, las nominaciones deben realizarse en completo sigilo, y solo se libera la información 50 años después de entregado un galardón. “Los estatutos de la Fundación Nobel restringen la divulgación de información sobre las nominaciones, ya sea pública o privadamente, durante 50 años. La restricción se refiere a los nominados y nominadores, así como a las investigaciones y opiniones relacionadas con la concesión de un premio”. Esto hace que nadie se refiera públicamente a una nominación y que todos los años lo sorpresivo sea la norma. Sino, no hay más que mirar al ganador 2021, el tanzano Abdulrazak Gurnah, de quien pocos habían oído escuchar.

Pero detalles estatutarios más o menos, lo concreto es que Zurita se toma la idea con mesura. “En el Festival de poesía de Santiago leeré con mi hijo Felipe quien tocará el saxo. El Nobel, haber leído con tu hijo, son cosas que pueden suceder o no, pero ya el hecho de hacer esa lectura junto a mi hijo hace que todo esté bien”, señala a Culto.

- ¿Qué le parece que haya gente que plantee la idea?

-Por supuesto que me emociona que haya personas de aquí o de allá que crean que lo que he hecho merece un reconocimiento como el que mencionas y lo agradezco. ¿Qué mejor premio que ése? Al fin y al cabo, la vida ha sido generosa conmigo, tengo todo lo que necesito y no requiero de nada más.

Unidad Popular

No solo de poesía vive Zurita. El pasado 4 de noviembre se presentó en el marco de la fiesta por los 20 años del Centro Matucana 100 junto a un nuevo grupo musical llamado Unidad Popular, integrado por él junto a Aldo Perán y Manuel Vargas. La experiencia de compartir con una banda no es nueva para el hombre de Purgatorio, puesto que antes también tuvo acercamientos con González y los Asistentes.

Zurita, en conversación con Culto, recuerda los días en que Unidad Popular se formó: “Escribí mi último libro [Sobre la noche el cielo y al final el mar] en medio de una serie de interrupciones por operaciones, enfermedades y esas cosas, y físicamente fue extenuante: me costaba mucho, por ejemplo, apuntarle a las letras del teclado. Pero eso ya está y ahora estoy en algo nuevo: escribo letras de canciones y ha sido como volver de nuevo a la vida”.

-¿Cómo se originó?

-La historia es simple: un amigo joven que es un notable guitarrista, el editor Aldo Perán, me hizo escuchar unos acordes que le había sacado a la guitarra eléctrica y, de inmediato, sin haberlo hecho nunca antes, se me vino una letra y decidí seguirla. Supe de inmediato que su soporte no sería un libro sino el chillido de la guitarra eléctrica de Perán, del bajo, de los teclados, de la batería. La banda se llama “Unidad Popular” y la idea fue de mi amigo. Poco a poco vamos avanzando hasta tocar el final-final, hasta tocar la noche de la noche.

Zurita comparte una de esas líneas que escribió para una canción. “No está mal y si quieres la pones”, dice.

¿Quién grita en la noche de la noche?

¿Quién llora en la noche de la noche?

Hay una vela encendida

en la boca abierta de la pena.

Hay un niño de colores

y napalm

escribiendo poemas

en los labios de las alcantarillas

Al final hay un baño

con baldosas negras

y un lavatorio

hecho de jeringas y harapos

donde poder llorar

Sí, en la noche de la noche

Oh sí, sí, en la noche de la noche....................

Raúl Zurita

Verás auroras como sangre

Pero la música y su reciente libro Sobre la noche el cielo y al final el mar (Literatura Random House) no han sido lo único que marcó su año. En junio estuvo en España, presentando un libro que editó la Universidad de Salamanca y que se llama Verás auroras como sangre, una antología que la casa de estudios ibérica hizo de la obra de Zurita. En Chile, se le puede adquirir desde el sitio Buscalibre y en la Librería del GAM.

“Las ediciones son bellísimas y es un honor estar ente ellos -cuenta el poeta-. La selección y la introducción son de una académica de esa universidad, Paqui Noguerol, y supera todo lo que podría yo esperar. Pero no deja de ser fuerte; el primer texto de la antología lo escribí en 1968 y recorre toda mi obra hasta ahora. Y caigo en cuenta de que son 53 años de tu vida, ahora tengo 71 y al frente está el final: la noche de la noche”.

-¿Cómo fue el criterio de selección de esta antología?

-El criterio es del antologador o antologadora: es su selección, en su obra, es su poema. La maquinaria del tiempo borrará las minucias, los caprichos, las mentiras de tantos libros muertos, pero sobrevivirán las antologías. Al igual que el viejo Homero, que tomó de los rapsodas griegos las escenas de La Ilíada, el nuevo Homero que vendrá será un antologador.

-¿Por estos días, qué se encuentra leyendo?

-Leí el alucinante OIIII de mi querido Héctor Hernández y Job de un poeta también notable, Eugenio Castillo y ahora Los testamentos de Margaret Atwood. Me lo pasó mi mujer, PW, y fue un golpe no menor -¡Qué pedazo de autora! dura, compacta, una que sabe exactamente lo que tiene que contar y lo cuenta. Su escritura es límpida como el cristal, pero su cabeza, ¡Dios nos libre de una cabeza como la de esta tipa! La verdad es que me llegan muchas cosas: libros de poetas jóvenes, manuscritos, e intento leer lo que puedo. En este último tiempo tuve suerte: leí tres manuscritos fuera de serie y eso es mucho: Populismo mundial, de Hernán Contreras, Escrituras para la comunidad diversa, de Miguel Alvarado y un ensayo magistral: Walter Benjamin: Las grietas de la libertad de Rafael Díaz Silva, que espero verlos pronto publicados en buenas editoriales. Pero eso es de día, de noche nos encerramos con PW y vemos las series, sobre todo las nórdicas. Es un momento de felicidad pura.

“Habrá que apretar los dientes, pero saldrá algo mejor

Por supuesto, Raúl Zurita no es ajeno a la contingencia electoral que vive el país.

-Hace unas semanas tuvimos la primera vuelta presidencial, con Kast y Boric pasando a segunda vuelta. ¿Se esperaba el resultado?

-Sí, me lo esperaba.

-¿Qué espera para la segunda vuelta?

-Va ganar Boric. No existe absolutamente ninguna otra posibilidad que la de un triunfo de Boric.

-Desde el estallido social han sido años movidos en nuestro país, ¿es optimista o pesimista sobre lo que viene para Chile?

-Soy optimista. Será duro, difícil, habrá que apretar los dientes, pero saldrá algo mejor. Claro que así.

Cabe señalar que en el Festival In-Edit se podrá ver el documental Zurita y los asistentes este viernes 10 a las 18.30 en el Teatro Nescafé de las Artes.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.