Yo le dije no a Star Wars

La saga que este 2022 cumple 45 años acumula éxitos, traspiés y una popularidad inigualable. Pero también carga con una historia de respuestas negativas de directores como David Lynch, Steven Spielberg, Robert Zemeckis y David Fincher, alguna vez tentados para dirigir un episodio de la franquicia creada por George Lucas. En un nuevo Día de Star Wars recordamos ese anecdotario.



*David Cronenberg

Star Wars y la obra del director de Spider no podrían lucir más dispares, pero en algún momento ambas trayectorias se podrían haber cruzado. En medio de un homenaje en el Festival de Provincetown en 2014, y tras estrenar Polvo de estrellas ese mismo año, el cineasta detalló el llamado que recibió a comienzos de los 80.

“En lugar de decir ‘¡Oh, Dios mío, sí!’ Dije: ‘Bueno, ya sabes, realmente no filmo el material de otras personas’”, recordó. “No sé qué tan lejos hubiera llegado, pero terminó ahí”, agregó.

La película en cuestión era El regreso del jedi, que terminaría en manos de Richard Marquand. En 2018, en diálogo con Entertainment Weekly, compararía esa labor con dirigir un episodio de una serie de televisión. “Está el atractivo del dinero, y tener un gran presupuesto, y tener entusiasmo por la película que estás haciendo, pero en el nivel creativo profundo, creo que sería frustrante para mí. Simplemente frustrante”, apuntó.

El regreso del jedi

*Steven Spielberg

El regreso del jedi podría haber tenido inscrito el nombre del autor de E.T. Sin embargo, su alejamiento del Sindicato de Directores –y las severas reglas de este– impidieron que tomara las riendas del que más tarde sería conocido como el Episodio VI.

Luego la cinta que apareció en su radar fue La amenaza fantasma, la primera de las precuelas creadas por Lucas. Indirectamente, Ron Howard años después detallaría la trastienda recordando una conversación con el mentor de la franquicia. “Me dijo que había hablado con Robert Zemeckis, Steven Spielberg y conmigo. Yo fui el tercero con el que habló. Todos dijeron lo mismo: ‘George, deberías hacerlo’”.

Según detalló el propio cineasta de La lista de Schindler lo que ocurrió posteriormente fue el rechazo de su colega. “George tiene Star Wars y no creo que se sienta inclinado a compartir nada conmigo”, apuntó en entrevista con The Guardian.

*David Fincher

Bajo el dominio de Disney –y el retiro voluntario de Lucas de su propia creación–, la franquicia tentó a diversos cineastas. Uno de los nombres que sonó para hacerse cargo de El despertar de la fuerza fue el del director de El club de la pelea, por más extraña que pareciera su apuesta. Una opción que luego resurgiría cuando la saga buscaba un realizador para el Episodio IX, El ascenso de Skywalker.

En 2017, en una entrevista con Empire, Fincher habló en detalle sobre su distancia con esa oferta laboral. “Es un buen encargo. Pero no puedo imaginar qué es peor: ser George Lucas el primer día del rodaje, con todo el mundo diciendo: ‘¿Alderaan? ¿Qué diablos es eso?’. Con todo el mundo burlándose. Pero no puedo pensar en la clase de fortaleza intestinal que debe tener uno después del éxito de las dos últimas. Eso es otro nivel por completo”, explicó. La historia es conocida: a la larga, ambos filmes que podría haber realizado terminaron bajo la batuta de J.J. Abrams.

david-fincher

*David Lynch

También en busca de director para El regreso del jedi, George Lucas pensó en el cineasta de Terciopelo azul como una posibilidad. Pero como ocurrió con otros insignes candidatos, no se llegó a puerto.

“Fui a conocer a George Lucas, quien me había ofrecido dirigir la tercera Star Wars y nunca me gustó mucho la ciencia ficción”, expresó al medio JoBlo. “Me gustan algunos elementos, pero necesita combinarse con otros géneros. Y, obviamente, Star Wars fue totalmente obra de George”. Sin embargo, en aquella época sí asumiría el reto de llevar a la pantalla un imaginario ajeno, dirigiendo la primera adaptación cinematográfica de Dune, de Frank Herbert, con resultados irregulares.

*Brad Bird

Reconocido por su excelente carrera en el cine animado (Los Increíbles, Ratatouille), el realizador estadounidense fue una de las cartas en que pensó Lucasfilm cuando intentaba crear la trilogía que iniciaría El despertar de la fuerza. Sin embargo, la agenda del director fue el principal factor para que ambos caminos finalmente no se encontraran.

En esos años Brad Bird tenía en carpeta Tomorrowland, su millonaria cinta de fantasía protagonizada por George Clooney. “No había forma de cumplir ese calendario y darle (a Tomorrowland) la atención que merecía”, comentó en su momento a MTV. “Es raro hacer una película de gran tamaño que sea original, así que esas oportunidades tampoco se pueden perder”. Aquel filme ni triunfó ni en taquilla ni en crítica, pero al menos se mantuvo fiel a su compromiso con el proyecto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.