Ian McEwan: la lección de un escritor británico esencial

Lessons, su nueva novela desde el 2022, aborda la historia de un hombre llamado Roland Baines, quien en su infancia sufre el acoso de una profesora de piano, y posteriormente lo vemos como adulto enfrentado a una esposa que lo abandona. Ya ha sido elogiada en reseñas de periódicos del mundo y se espera su llegada a Chile en 2023.



Roland Baines llega con 11 años desde Trípoli, Libia, al Londres de 1959. De telón de fondo, la guerra fría y la cortina de hierro. Hijo de un militar británico acantonado en el África del norte, arriba solo a la capital inglesa, ya que su madre trabaja en una YMCA en Trípoli. Ahí, el tímido y nostálgico Roland ingresa a un internado donde entre otras clases, tiene lecciones de piano con Miss Miriam Cornell, de 25 años. Hasta allí, todo normal.

El asunto se complejiza cuando Cornell pellizca el muslo del jovenzuelo Roland y da inicio a una obsesión con su joven estudiante. A quien además besa.

Años después, en 1986, Roland ya adulto recuerda esos tiempos durante un sueño. Su esposa alemana Alissa, lo ha abandonado junto a su hijo de 7 meses, porque siente que ha llevado una vida equivocada. “Estoy bien. No es tu culpa. Te amo, pero esto es para bien. He estado viviendo la vida equivocada”, dice en la nota que le deja en la almohada, junto a las llaves de la casa.

La trama es lo que se puede leer en Lessons, la nueva novela del fundamental escritor británico Ian McEwan, recién lanzada en lengua inglesa. En sus páginas, McEwan da un paseo por recuerdos de sus vida pasada mientras ve los acontecimientos del siglo XX. “Desde la Crisis de Suez hasta la Crisis de los Misiles Cubanos, la caída del Muro de Berlín hasta la pandemia actual y el cambio climático, Roland a veces navega con la marea de la historia, pero más a menudo lucha contra ella. Atormentado por las oportunidades perdidas, busca consuelo a través de todos los medios posibles: la música, la literatura, los amigos, el sexo, la política y, finalmente, el amor interrumpido trágicamente y finalmente el amor redimido. Su viaje plantea preguntas importantes para todos nosotros. ¿Podemos tomar las riendas del curso de nuestras vidas sin dañar a los demás? ¿Cómo los eventos globales más allá de nuestro control moldean nuestras vidas y nuestros recuerdos? ¿Y qué podemos aprender realmente de los traumas del pasado?”, explica el mismo autor en su sitio web.

Lessons constituye el retorno de McEwan tras su novela La cucaracha, de 2020, y que en castellano publicó Anagrama. Y como sabemos, es uno de los autores ingleses más relevantes de la parte final del siglo XX. Fue en la década de los 90 cuando Jorge Herralde lo incluyó en el llamado “Dream Team” de autores de la isla, junto a Julian Barnes, Martin Amis, Graham Swift, Hanif Kureishi y Kazuo Ishiguro (aunque nacido en Japón, es ciudadano británico). Todos publicados en la casa catalana.

Desde ya, el libro está generando buenos comentarios. Desde el New York Times se dijo: “Uno de los talentos de McEwan es mezclar lo encantador con lo desagradable. La mayoría de las imágenes encantadoras y desagradables que anhelo citar no se pueden imprimir aquí, pero lo remitiría a la escena en su novela corta Chesil Beach que involucra la frase “se despojó sobre ella en gotas” o todo Jardín de cemento, o gran parte de Cáscara de nuez, en la que el escritor reelaboró Hamlet desde la perspectiva de un bebé en el útero. McEwan puede hacer que un lector se sienta como si se hubiera inclinado para oler una rosa y, en cambio, recibiera el olor de las viejas aguas residuales”.

Por otro lado, el sitio especializado NPR destaca los guiños que en la novela McEwan hace con su propia autobiografía. “Uno de los aspectos más llamativos de Lessons son sus muchos paralelos sobresalientes con la vida de McEwan, lo cual es inusual en su trabajo. McEwan y Roland nacieron en 1948 de madres que tuvieron relaciones extramatrimoniales durante la guerra mientras sus primeros maridos estaban en el frente. Tanto su madre, Rose Moore, como su homóloga ficticia, Rosalind Morley, dieron un hijo concebido a partir de esta relación antes de que sus primeros maridos murieran en combate, un secreto guardado durante casi 60 años tanto en la novela como en la vida real, donde era vertiginosamente cubierto por la prensa británica en 2007. El padre de McEwan, como el de Roland, era un oficial del ejército de carrera cuyos puestos incluían el este de Asia, Alemania y el norte de África, incluida Libia. El autor y su protagonista también comparten fuertes inclinaciones del Partido Laborista, así como ‘la incredulidad [religiosa], que era tan completa que incluso el ateísmo lo aburría’”.

Además, el sitio destaca las pulcras habilidades narrativas del oriundo de Hampshire. “En las primeras páginas de la novela, McEwan presenta hábilmente a Roland y las dos experiencias que le cambiaron la vida que le infligieron con dos décadas de diferencia: la depredación sexual en el internado y el abandono marital como padre primerizo. Temas adicionales se enfocan más adelante, incluyendo la compensación entre arte y vida y preguntas sobre si el genio puede coexistir con la felicidad, o si alguna vez puede justificar el mal comportamiento. Algunas de las respuestas de la novela pueden sorprenderte”.

El New York Times agrega: “El uso que hace McEwan de los acontecimientos globales en su ficción tiende a ser juicioso y revelador. A Roland le dedica cantidades excesivas de nombres y fechas: Chernóbil, Hitler, Nasser, Jruschov, la crisis de los misiles en Cuba, Irlanda del Norte, los Balcanes, Bill Clinton, Tony Blair, John Major, la Ley de Libertad de Información, el 11 de septiembre, Enron. , Karl Rove, Gordon Brown, Nigel Farage, Covid”.

Según pudo corroborar Culto, la llegada de Lessons en lengua castellana está definida para el 2023 vía Anagrama. McEwan vino a nuestro país en septiembre de 2009 invitado al ciclo La Ciudad y las Palabras, que organizan la Universidad Católica y La Tercera.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.