El reencuentro de Christina Ricci con Merlina: “Trabajar con Tim Burton fue como volver a tener 10 años”

A tres décadas de su debut en Los Locos Addams (1991), la actriz vuelve a ese universo encarnando a una profesora de la escuela de la serie de Netflix. La producción marca su reunión con el cineasta y la pone cara a cara con Jenna Ortega, la joven que interpreta a la que ha definido como una “gran versión moderna del personaje”. En 2023 estrenará la segunda temporada de Yellowjackets, la elogiada ficción que le concedió una nominación a los Emmy.



Tras ser expulsada en innumerables ocasiones de otros colegios, Merlina (Jenna Ortega) es aceptada en Nunca Más, una exclusiva escuela para niños con poderes. En el lugar conoce a Larissa Weems (Gwendoline Christie), la directora de la institución y antigua compañera de Morticia (Catherine Zeta-Jones), y luego a Enid (Emma Myers), la adolescente con la que deberá compartir habitación.

Las niñas atraviesan sus tensos primeros momentos de convivencia cuando a su pieza ingresa otra maestra. De pelo y botas rojizos, se presenta ante la recién llegada como la señora Thornhill y le entrega la flor que eligió especialmente para ella: una dalia negra, como “mi asesinato sin resolver favorito”, dice Merlina.

La escena no dura más de un par de minutos –y, de hecho, la docente no vuelve a aparecer durante el primer episodio–, pero marca el espero momento en que Christina Ricci regresa al universo de Los locos Addams y está cara a cara con la actriz que interpreta a Merlina en la serie recién estrenada en Netflix. Irónicamente, Marilyn Thornhill es el personaje más “normal” dentro de una ficción cruzada por lo extraño y peculiar.

Ricci quedó inmortalizada con sus trajes negros y trenzas largas en los 90. Cuando apenas había comenzado su trabajo en cine, fue elegida para asumir el rol de la hija de la familia Addams en la película que dirigió Barry Sonnenfeld. Sádica e imperturbable, su Merlina fue no sólo uno de los puntos más altos de la cinta de 1991 (y su secuela, que se lanzó dos años después), sino que un ícono que trascendió el paso de los años.

La actriz participaría en Gasparín (1995) y más tarde se refugiaría en el cine independiente (La tormenta de hielo, Buffalo ‘66, Pánico y locura en Las Vegas), pero ese papel no dejaría de acompañarla en los momentos más brillantes y amargos de su trayectoria.

“Sabía cuándo tenía que ser encantadora y alegre, y cuándo necesitaba animar a otras personas. Con Merlina no había emoción, no había nada, y para mí eso fue genial, porque sentí que podía simplemente relajarme y no hacer ningún tipo de trabajo en absoluto”, recordó este año en conversación con la revista The New Yorker.

Foto: Vlad Cioplea/Netflix © 2022

En esa instancia también se mostró tranquila con que permanentemente le recuerden esas películas, asegurando que “me alegro de que no sea un personaje más molesto, porque sería difícil”.

Su inclusión en la producción de Netflix también la lleva a reencontrarse con Tim Burton, con quien trabajó a fines de los 90 en la oscura La leyenda del jinete sin cabeza (1999). Ricci lo definió como “un director increíble y muy creativo, visionario e inteligente. Y como actor, básicamente haces todo lo que él te dice porque es muy bueno y confías mucho”. Y agregó: “Trabajar con él fue como volver a tener diez años. Fue increíble e inspirador”.

Ante de que se revelaran los secretos de la serie, en entrevista con Slant Magazine señaló que “estuve en muchas escenas con (Jenna Ortega), así que he sido testigo de (su actuación) de primera mano, y la gente se enamorará de su versión de Merlina. Es una gran versión moderna del personaje”.

Mientras la producción del streaming continúa ampliando su alcance en los días posteriores a su estreno –y espera lograr luz verde para un segundo ciclo–, Ricci prepara su retorno en Yellowjackets, la serie sobre el turbulento reencuentro de un grupo de compañeras que sobrevivió a una tragedia.

Foto: Kailey Schwerman/SHOWTIME.

Enigmática y dual, Misty le permitió indagar en matices y volver a confirmar sus credenciales como actriz, acomodándose entre los papeles más fascinantes de su carrera. Con todo merecimiento, los Emmy la distinguieron con una nominación a Mejor actriz de reparto de serie de drama y la misma ficción logró competir con títulos como Succession y El juego del calamar.

Es la principal carta de presentación del presente de una estrella que ha superado los altos y los bajos y, según reveló este año, en su pasado “por mucho que no amaba la fama, amaba el trabajo real”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.