Paul Mescal, el hombre frágil de Aftersun que va por su primer Oscar

El actor irlandés de 26 años, recientemente aclamado por su protagónico en la cinta debut de Charlotte Wells, cuenta con una agenda llena de proyectos. Entre estos, Gladiador 2, Foe de A24 y The History of Sound con Josh O'Connor. Un camino que lo llevó a dar la sorpresa al ser incluido en la nómina de candidatos a disputar la categoría de Mejor Actor en los Oscar 2023.



Paul Mescal ha dejado atrás un exitoso 2022, para dar inicio a un 2023 lleno de buenas noticias. El actor ya pareciese haberse hecho un nombre dentro de los grandes en la industria cinematográfica.

Hace unos días era noticia que Mescal había sido seleccionado para la esperada secuela de Gladiador, dirigida por Ridley Scott. Y como si fuese poco, Variety anunció que, el joven promesa del cine independiente, será parte de Merrily We Roll Along, la nueva producción de Richard Linklater.

Mescal (26) nació en Maynooth, ciudad irlandesa, y es hijo de un matrimonio de una policía y un profesor de primaria, quien actuó cuando Paul era más joven. Sus inicios en la actuación remontan al año 2012, cuando tenía alrededor de 16 años y fue seleccionado para protagonizar El fantasma de la ópera en su colegio. Al terminar sus estudio en el colegio, aplicó a la escuela de teatro. La Academia Lir lo aceptó solamente basándose en su audición. El resto, ya es historia.

La dualidad entre su vida privada y el salto a la fama

El año 2020 hizo su debut en series con su interpretación de Connell en Normal People, que lo llevó a recibir su primera nominación a un Emmy. El show, adaptación de la novela de Sally Rooney, narra la historia romántica entre Connell y Marianne, interpretada por Daisy Edgar-Jones. Post estreno, Mescal y su personaje de shorts deportivos y cadena en el cuello, se posicionaron como un sex symbol dentro de los seguidores de la cultura pop. Acto seguido, Paul cerró sus redes sociales y se mudó de Londres en busca de privacidad.

Desde abril, en su estreno en Inglaterra y EE.UU., la serie de 12 episodios se posicionó como uno de los títulos más elogiados del año.

A mediados del 2020, Mescal y la cantante indie, Phoebe Bridgers iniciaron una relación. El romance se inició mientras Normal People se convertía en un éxito y Bridgers lanzaba su exitoso segundo álbum, Punisher. El primer intercambio entre la pareja ocurrió por Twitter luego de que la cantante de Motion Sickness escribiera: Terminé Normal People y ahora estoy triste y caliente, oh esperen”. Paul, le contestó: “Oficialmente estoy muerto”. Luego de ese intercambio, los seguidores notaron que el actor seguía la música de Phoebe hace tiempo, e incluso era su artista más escuchada el año 2019.

Al poco tiempo, hicieron un live en Instagram y se comenzaron a seguir mutuamente. Phoebe habría viajado a Irlanda y comenzaron los primeros rumores de una relación. En diciembre del 2020 Paul fue parte del nuevo sencillo de Bridgers, Savior Complex. La relación se oficializó través de sus redes sociales casi un año después. Paul reveló a GQ que mantiene un Instagram privado donde publica fotos de sus seres cercanos.

El actor ha acompañado a su pareja en la carretera e incluso, se subió a los escenarios de Coachella el 2022 a cantar I Know The End. En noviembre del año pasado se rumoreaba que se habían comprometido, sin confirmarlo ninguno de los dos. Luego, Phoebe lanzó un especial navideño, So Much Wine, que incluye la voz de Mescal en los coros. Un mes después, se dijo que Paul y Phoebe habían terminado su relación. Hasta ahora no hay ninguna confirmación del término.

El debut de Mescal en los largometrajes lo hizo el año 2021 con un pequeño papel en The Lost Daughter de Maggie Gyllenhaal, para posteriormente tomar el protagónico de Aftersun el año pasado. La aclamada película debut de la directora, Charlotte Wells, le ha valido múltiples nominaciones y aplausos a Mescal por su actuación. Ya fue nominado a Mejor Actor en los Critic’s Choice Awards y suena como candidato para los próximos Oscar.

En una entrevista con The New York Times, el actor afirmó que evita trabajar en películas taquilleras, y en cambio, busca interpretar personajes rotos o emocionalmente complejos, y prioriza trabajar con directores que admira por sobre el tamaño del papel.

En Aftersun, Mescal interpreta a Calum, un padre de 30 años, que batalla con una depresión en medio de un viaje con su hija de 11 años. Calum y Connell, son dos personajes que le han permitido a Paul mostrar lo que es lidiar con problemas de salud mental. “No creo que la relación que mantengo con mi salud mental sea tan frágil como la de los personajes que interpreto, ni siento que esté tan lejos de entender lo que me pasa. Pero creo que tiene que ver con el hecho de que eso implica un rico mundo interior, algo a lo que realmente te puedes agarrar”, dijo el actor en una entrevista con la revista GQ.

Durante la película podemos ver una escena en la que Calum llora angustiado, solo y desnudo sentado sobre una cama. Aftersun, ha recibido ovaciones en festivales de cine y ha sido la favorita del 2022 en reseñas de The Guardian e IndieWire.

Próximos proyectos y estrenos

El actor está de vuelta en el teatro interpretando a Stanley Kowalski en A Streetcar Named Desire. Y ya es parte de los próximos estrenos de Foe, thriller de ciencia ficción, en compañía de Saoirse Ronan y Strangers, película británica de Andre Haigh, en compañía de Andrew Scott, Claire Foy y Jamie Bell.

Otras participaciones que tendrá Mescal en las salas de cine son: Gladiador 2, que iniciaría sus grabaciones en mayo de este año en Marruecos; Merrily We Roll Along, el musical; The History of Sound, una película de Oliver Hermanus en el protagónico junto a Josh O’Connor; A Spy By Nature, thriller de Kevin Macdonald; Bring Them Down, thriller irlandes de Christopher Andrews y The End of Getting Lost, basado en la novela de Robin Kirman.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.