Apuntar a Boric y asegurar supervivencia de Republicanos: el plan de Kast de cara a la primera vuelta

El abanderado del Partido Republicano busca dar una sorpresa en la primera vuelta presidencial o al menos obtener un 15% de las preferencias, acompañado de una bancada de diputados que le permita influir y hacer eventuales acuerdos con el candidato oficialista, Sebastián Sichel. Eso sí, el primer desafío es inmediato: lograr revertir el rechazo del Servel en sus cartas a diputados para el Congreso.


El lunes, el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, apareció en cuarto lugar de las preferencias presidenciales de la encuesta Cadem, subiendo cuatro puntos porcentuales respecto del sondeo del 23 de julio. Y si bien el candidato oficialista, Sebastián Sichel, continuó en el segundo lugar, bajó de un 25 a un 19%.

Las cifras no pasaron desapercibidas en Chile Podemos Más, ni tampoco en el comando de Sichel. De hecho, en el equipo del candidato oficialista, según los sondeos internos que hace Black And White (a cargo de la economista Paola Assael), Kast también ha ido incrementando su nivel de preferencias y se ubica en torno al 15%. Esto, en un contexto en que, además, el candidato del Frente Amplio, Gabriel Boric, también ha ido en aumento.

Si bien en el equipo de Sichel aseguran que les conviene que Kast esté en la primera vuelta debido a que consideran que eso les permite seguir creciendo hacia al centro, en la coalición oficialista igual temen que se genere mucha dispersión de votos. De todas formas, recalcan que atrás quedó el temor de que la centroderecha no llegue a la segunda vuelta.

En el comando de Kast la lectura es que el exministro de Desarrollo Social sí está inquieto por el rol del líder de Republicanos. Por lo mismo, dicen, ha ido “derechizando” su discurso.

Agregan que eso se ha evidenciado en la agenda de seguridad de Sichel, como la gira que hizo a La Araucanía a mediados de agosto, donde se reunió con víctimas de los atentados, o con su visita a la “zona cero” de Santiago, donde se juntó con vecinos y locatarios afectados por el vandalismo.

También entre los Republicanos observan con atención que en las entrevistas en que Sichel es mencionado como el “candidato de centro”, él pide, además, agregar la palabra “y centroderecha”.

Así, en el entorno de Kast -si bien saben que es complejo que él pase a segunda vuelta- creen que el escenario social es distinto y que el exmilitante UDI puede dar una sorpresa. Por lo mismo, saben que deben combatir la estrategia del “voto útil” que aplicará el oficialismo para llamar a votar por Sichel, argumentando que es quien tiene reales posibilidades de ganar. A eso responde la idea de lanzar el eslogan “atrévete”, que buscar evitar que el electorado sufrague por lo “tradicional” o “lo más seguro”.

Bajo esa estrategia, Kast realiza su despliegue territorial. En su entorno recalcan que una de sus ventajas es que como lleva más tiempo de candidato, ha visitado 300 de las 345 comunas de Chile, a diferencia de otros abanderados.

En el diseño del líder de Republicanos será clave la franja presidencial, que estará a cargo del actor Leonardo “Lalo” Prieto, que busca darle un tinte cinematográfico.

Mientras que su apuesta respecto de los otros candidatos, dicen en su entorno, será principalmente enfrentarse a Gabriel Boric, y a Sichel la idea es confrontarlo solamente en las ocasiones en que sea interpelado por él.

Con todo, Kast ha criticado públicamente a Sichel, como el 31 de agosto en el foro “Asimet 2021” sobre innovación y mercado, donde lo calificó de “continuista” de la gestión de Sebastián Piñera, o en la misma instancia que le criticó no haber realizado gestiones para las pymes cuando fue vicepresidente ejecutivo de la Corfo.

Al respecto, Kast sostuvo ayer que “nuestro objetivo de campaña no es derrotar a Yasna Provoste, Sebastián Sichel o Gabriel Boric. Nosotros queremos ganar la elección para gobernar este país, porque tenemos el mejor proyecto de gobierno para enfrentar la grave crisis política, económica y social en la que nos encontramos”.

Como sea, en el equipo de Kast creen que les “sirven” los “errores” que, a su juicio, ha cometido Sichel durante los últimos días. Por ejemplo, su “tono” confrontacional o “amenazante” con la coalición respecto del cuarto retiro de pensiones y las críticas que eso ha generado, o su ofensiva en contra de Boric por su nivel educacional.

No repetir la “experiencia Piñera”

Lo primordial para Kast, según comentan en su entorno, es lograr obtener al menos el 15% en la primera vuelta presidencial y que sean elegidos ocho parlamentarios del Partido Republicano. Esto, de acuerdo a las mismas fuentes, para tener un grado de influencia mayor si es que no logra ser quien pase a segunda vuelta, y si es que gana Sichel en un balotaje.

En el equipo de Kast dicen que, de ser ese el escenario, no serán ellos quienes se acerquen a dar el apoyo a Sichel, sino que esperarán que el equipo del exministro de Desarrollo Social se lo pida.

Esto a diferencia de la experiencia del 2017, en que fue Kast quien contactó a Piñera para entregarle su apoyo en segunda vuelta, tras haber logrado 523.375 votos con el 7,93% de los sufragios en la primera vuelta. En ese sentido, las mismas fuentes recalcan que, por lo mismo, es relevante obtener un buen porcentaje de votos y conseguir varios parlamentarios, porque, de esta manera, tienen “más peso político”, a diferencia de 2017.

Además, en esta ocasión creen que si tienen una bancada republicana podrían llegar a acuerdos con el exministro de Desarrollo Social, en materias como seguridad y crecimiento económico, siendo difícil tener consensos en temas valóricos. Y, de esta forma, evitar que se les haga “un desaire”, como creen que hizo Piñera, de quien incluso, en su momento, se declararon como oposición.

De todas formas, Sichel, en entrevista con Mega, dijo el martes, al ser consultado sobre si es que llegaría a un acuerdo con Kast en caso de ganar la primera vuelta, que “mientras más extremen las posiciones, menos acuerdos construimos”. Y, sobre si en un eventual gobierno también representaría a los Republicanos, agregó que “prefiero crecer hacia el centro político, la gente moderada y tolerante”.

En el entorno de Kast dicen que todavía no tienen claro qué hará de su futuro político el candidato en caso de perder en primera vuelta.

La sobrevivencia de los Republicanos

Para poder cumplir con el objetivo de “influir” en un próximo gobierno, en caso de perder en la primera vuelta, otro de los desafíos para Kast es asegurar la sobrevivencia del Partido Republicano, el cual podría disolverse en caso de no obtener buenos resultados en las parlamentarias del 21 de noviembre.

Según el Artículo 42 de la Ley 18.603 Orgánica Constitucional de los Partidos Políticos, las colectividades se disuelven “por no alcanzar el 5% de los sufragios válidamente emitidos en la última elección de diputados”, en cada una de a lo menos ocho regiones, o en tres regiones geográficamente contiguas, o también en el caso de que “que elija un mínimo de cuatro parlamentarios en, a lo menos, dos regiones distintas, sean diputados o senadores”.

De ahí que fue un revés relevante para los Republicanos que el Servel les rechazara más de 90 candidatos a parlamentarios -incluyendo toda la apuesta en la Región Metropolitana y regiones del sur-, lo que los obligó a acudir al Tricel para revertir la situación.

El vicepresidente del Partido Republicano, el diputado Ignacio Urrutia, dice que “si el Tricel acepta nuestra reclamación con los candidatos que fueron rechazados no deberíamos tener problemas para sacar cuatro o más diputados, ahora si el Tricel rechaza nuestra reclamación, ahí se nos pone cuesta arriba el tema, se nos complica sin lugar a dudas. Estamos calculando siete diputados y con eso el 5%, pero va a depender de que el Tricel acoja nuestro reclamo”.

A esto se suma también la complicación para ellos de que el Servel les rechazó el balance del 2020, y según determina la misma ley orgánica en su Artículo 33 bis, los partidos no pueden recibir el financiamiento trimestral que obtienen del Estado cuyos “balances anuales no hayan sido aprobados por el mismo servicio”.

El secretario general de la colectividad, Antonio Barchiesi, dice sobre el desafío de sobrevivencia que “tenemos la certeza de que lograremos un buen resultado (en la elección parlamentaria) que nos permitirá seguir creciendo y fortalecer nuestro proyecto político”.

En ese sentido, en la colectividad tienen apuestas parlamentarias que creen que pueden ser electas, como los candidatos al distrito 11 (Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, La Reina y Peñalolén), Cristián Araya y Gonzalo de la Carrera, y otras cartas que postulan a regiones como La Araucanía.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche


Desmarques del Frente Amplio respecto de sus socios del Partido Comunista, apoyos cruzados entre Vamos por Chile y la centroizquierda y el rechazo de las posturas más polarizantes marcaron el inicio de la votación de las más de 340 indicaciones que se le hicieron al instrumento y que se seguirán revisando este viernes. Los movimientos de los distintos bloques, dicen en el órgano constituyente, son un elemento para proyectar las alianzas de cara a las amplias mayorías que se requerirán para la aprobación de las normas constitucionales.