Sichel “francotirador”, un tono que no convence al oficialismo

FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO

"Innecesario" y "que vuelva al tono original" son algunos de los cuestionamientos que hicieron en Chile Podemos Más hacia el abanderado oficialista por su emplazamiento en contra de Gabriel Boric respecto de su nivel de estudios. En el bloque, varios evaluaron mal su intervención y transmiten que hay que evitar usar ese tipo de críticas personales. Esto, en un escenario en que en la coalición creen que Sichel está siendo muy confrontacional y ha generado tensiones, entre otras cosas, con su ofensiva en contra del cuarto retiro.




“Diputado, leo su crítica y pienso que usted no se tituló y el Estado siempre le ha pagado sueldo y campaña, esa es su única experiencia, es un lujo dar sermones así. Los independientes buscamos financiamiento legal, y antes estudiamos, nos titulamos y trabajamos para salir adelante”.

Estas fueron las declaraciones que hizo el sábado, a través de su cuenta de Twitter, el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel. El candidato oficialista emplazaba a su contendor del Frente Amplio, Gabriel Boric, quien había publicado un poco antes, por la misma vía, los aportes de campaña que ha recibido Sichel acompañado de un mensaje: “A veces el financiamiento de la política es oscuro. Esta imagen lo aclara”.

Las palabras de Sichel no pasaron desapercibidas en el bloque oficialista. Varios transmitían que había sido un error enrostrar el nivel educacional de Boric y que “el tono” usado por el abanderado no había sido el correcto. En esa línea, consideran que se abrió un flanco innecesario, porque quedó expuesto a críticas y a la incomodidad del sector por no poder “defender ese argumento”.

En el oficialismo dicen que es un mal argumento y recuerdan que Sichel también trabajó en el Estado sin tener título. De acuerdo a la búsqueda de abogados del Poder Judicial, Sichel se tituló y juró ante la Corte Suprema el 2007, cuando tenía 30 años. Para ese entonces, ya se había desempeñado el 2005 como subdirector de Sernatur.

“Hay que ser cuidadoso respecto de los tonos de la campaña presidencial. Esto es un llamado para todos, incluso para los propios. Yo utilizaría un tono menos confrontacional, más de construcción. En ese contexto hago el llamado de atención, porque el país está pasando un momento complejo”, dijo el domingo el presidente de RN, Francisco Chahuán, en Tolerancia Cero.

Su par del PRI, Rodrigo Caramori, en tanto, sostuvo que “los chilenos en general esperan mucho más de nosotros en el mundo político. Está esperando que tengamos ideas, presentemos propuestas y que ellos opten por lo que es mejor para el país, claramente siempre hemos tratado de no caer en ese tipo de diálogo, me parece muy contraproducente”.

El diputado de RN Andrés Longton, por su parte, aseguró que “las campañas tienen que ser constructivas, si bien es realidad lo del título de Boric, yo creo que eso no lo inhabilita para ser presidente. Hay mucha gente en este país que no tiene título por distintas razones y tiene las capacidades para salir adelante en distintas áreas”.

El parlamentario, a su vez, llamó a enfocar la crítica en el programa de gobierno del candidato frenteamplista, más que en su situación personal. “Que vuelva al tono original, de ese candidato enfocado en su historia personal y en su programa más de centro, conectado con la realidad de la clase media”, añadió.

En la UDI, en tanto, el diagnóstico es similar. En la bancada varios consideraron que el tono usado por Sichel es incorrecto, aunque prefieren no decirlo públicamente. Eso sí, el presidente, Javier Macaya, lo defendió y dijo que “me parece que es Boric y no Sichel el que lleva la campaña a un terreno de confrontación, al hacer una monserga moralista por financiamiento de campaña lícito y transparente. Lo de Sichel ha sido una campaña de propuestas, limpia y ese episodio respondió a una provocación gratuita de Boric”.

Por otro lado, el senador de ese partido David Sandoval manifestó que fue “absolutamente innecesario’. Para ser Presidente de la República el único requisito que pone la ley es tener cuarto año medio cumplido. Por lo tanto, el resto no tiene sentido. El resto son las competencias humanas, políticas, técnicas, de administración, de gestión. Pero al final de cuentas la que decide es la ciudadanía”.

Y agregó: “La discusión hay que centrarla en cosas de fondo más que de forma, porque las cosas de forma evidentemente que la ciudadanía siempre tiene el espacio para estimar que eso no es conveniente. Es una decisión que le corresponde obviamente a la comunidad”.

En todo caso, en Evópoli defienden la postura adoptada por Sichel. “Está bien bueno que digamos las cosas de frente. Que las cosas se digan con sinceridad, porque nos preocupa que este joven no tenga experiencia para ser Presidente”, dijo el presidente de la colectividad, Andrés Molina.

Mientras que el jefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, agregó que “acá no es una cosa de tono, nos hemos acostumbrado a liderazgos a medias tintas, que no nos dicen lo que piensan. Boric atacó primero, y si se ataca con dureza, se reciben respuestas duras. Esto es sin llorar”.

El comando defiende la estrategia

Como sea, en el comando reconocen que se pensó la idea de lanzar el tuit y que no fue algo al azar. Sin embargo, algunos en el equipo de Sichel admiten que les tomó por sorpresa que haya sido el mismo candidato quien respondiera y no la vocera, Katherine Martorell. Uno asegura que fue un error y que no se volvería a usar eso para confrontar a Boric, mientras que otros defienden la ofensiva y dicen que fue, en general, bien recibida.

El abanderado, de hecho, fue consultado hoy por su emplazamiento en una entrevista en Mega. Ahí aseguró que quiso transmitir que Boric tuvo un privilegio que no todos tienen de poder estudiar y que “yo respondí a un emplazamiento”.

Además, en el equipo del candidato y en Chile Podemos Más sostienen que parte del diseño de la estrategia es emplazar a Boric para que vaya fijando posturas en determinados temas. Esto, en un contexto en que ha ido subiendo en las encuestas.

Los otros flancos

De todas formas, más allá del tema puntual con Boric, en el sector preocupa, en general, el “tono” que ha ido adoptado Sichel durante la campaña a primera vuelta. Dicen que está muy confrontacional, lo que también ha generado, reconocen, un desgaste con la coalición oficialista.

En RN, por ejemplo, todavía resienten que haya emplazado durante la semana pasada al exalcalde de Vitacura Raúl Torrealba a congelar su militancia, quien finalmente terminó anunciando su renuncia al partido. En la colectividad dicen que fue innecesario, porque Torrealba es una persona que es querida y el criterio fijado es que se congela la militancia cuando hay formalización de cargos.

Otro episodio que sigue generando malestar en un sector de RN y que se ha transformado en un flanco es el emplazamiento que hizo Martorell a la diputada Paulina Núñez por anunciar el apoyo al cuarto retiro de pensiones, lo que fue refrendado posteriormente por el propio Sichel, quien dijo que apoyaría la campaña del compañero de lista de la parlamentaria.

En un mensaje en un grupo de WhatsApp, Martorell escribió que Núñez había dejado de ser parte del proyecto político y del gobierno. Las palabras de ella generaron molestia en diputados como Ximena Ossandón y Jorge Durán, y también dentro de las bases regionales.

Y si bien la propia Núñez todavía no le ha respondido, el viernes pasado la directiva de Antofagasta emitió un comunicado acusando una “presión de Sichel” por llevar de candidato al compañero de lista que cuenta con su apoyo, Marco Antonio Díaz.

En RN varios dirigentes transmiten que creen que el cuarto retiro terminará “pasándole” la cuenta a Sichel, tal como le ocurrió al gobierno, al cual le afectó en aprobación. De hecho, ayer en varios grupos se comentaba la baja que tuvo Sichel en la encuesta Cadem, donde disminuyó en seis puntos y quedó en segundo lugar tras Boric.

El tema, incluso, se discutió ayer en el comité político ampliado, instancia en la que algunos dirigentes plantearon la necesidad de estar alineados con Sichel respecto del cuarto retiro. Y, por lo mismo, presionaron al gobierno para presentar una ley corta de pensiones que sirva como incentivo para rechazar la medida. Pese a eso, diputados siguen diciendo que apoyarán el cuarto retiro, de hecho, hoy el diputado Jorge Durán confirmó su voto a favor.

En el partido encabezado por Chuhuán, además, hacen hincapié en que esta ofensiva de Sichel y el “tono amenazante” respecto a que no apoyará a los parlamentarios que voten a favor solo genera que haya un quiebre en las relaciones y algunos dicen que, incluso, están pensando votar por el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, quien también ha ido subiendo en los sondeos de opinión.

Como sea, en el comando de Sichel defienden sus intervenciones y emplazamientos. Aseguran que son una demostración de “liderazgos” y se requiere eso para gobernar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.