Don Francisco, entre su nuevo libro y el futuro de la Teletón: “Que hoy está en un problema, claro que está en un problema”

El animador habla con La Tercera de su recién estrenado libro de memorias, donde aborda desde el adiós de Sábado Gigante hasta el estallido social y las complejidades que ha atravesado la Teletón este último tiempo. ¿Habrá cruzada solidaria en este año en plenas elecciones presidenciales? Aquí responde.


“Estoy desorientado. No sé muy bien en qué ocupar las horas”. Esa es una de las sentencias rotundas que abre la reciente autobiografía de Don Francisco, escrita a principios de 2019, cuando por primera vez en su vida estaba sin proyectos televisivos.

Otra: “En este momento me niego a prescindir del aplauso”. Otra todavía más lapidaria: “He perdido seguridad en mis capacidades, y por qué no decirlo, a veces me siento inútil, inservible. Ahora mis días son largos y aburridos, llenos de conversaciones conmigo mismo (...) no hay nada peor que la jubilación”.

Hay incluso más. Una escena absolutamente ilustrativa. Cuando ese mismo año, tras culminar su último programa en la cadena Telemundo, de EE.UU., asegura que el vacío le afectó la mente y su cuerpo, “estaba muy descontento”, según define. En ese instante, su esposa, Teresa “Temmy” Muchnick, lo intenta consolar: “Mira todos tus premios y reconocimientos. Tu vida ha sido más que plena. Con todo lo que has hecho tienes como 200 años”.

Está claro que Con ganas de vivir -el texto que ya está disponible en tiendas, el cuarto en el que intenta indagar su vida y su carrera, algo así como sus memorias- es, a modo general, el retrato de una leyenda librando una batalla contra la vida más pausada que supone el retiro. En ese mano a mano, no hay vencedores claros.

El libro está editado por el sello Aguilar y se puede encontrar en tiendas y de manera virtual a $16.000

En diciembre cumplió 80 años. ¿Se siente realmente feliz con la vida que está llevando hoy? Por lo que relata en el libro, da la impresión de que le cuesta bastante.

Estoy en una batalla de adaptarme a un nuevo tiempo. Y ahí el libro lo va contando. Porque cuando acepto el pelo blanco, cuando llego donde el peluquero a lo Einstein y él me dice ¿se lo tiño?, yo le digo que no, que esta es una nueva etapa. He tratado de ser muy sincero en este libro, de contar mis experiencias, que le pueden servir a otro, contemporáneo mío o no, personas que incluso han tenido que cambiar su actividad o su lugar de trabajo.

“Lo que ha pasado este año con la pandemia también ha precipitado eso. Yo nunca me había quedado en casa tanto tiempo. Salía muy temprano de casa y llegaba muy tarde. Lo hice por 78 años. Y ahí se van produciendo cosas, hay momentos de desesperación, y otros en que tienes ganas de vivir y te levantan el espíritu”.

“Quedé muy conforme con el libro. Pese a no ser escritor, este es mi cuarto libro, y no hacía uno hace 20 años. Pero quedé muy satisfecho con cómo quedó escrito. Grabé también una versión de audio que se puede comprar y se puede escuchar. Son 14 horas en que tuve que leer el libro, por supuesto que a intervalos. Me sirvió para repasar todo lo que reflexiono aquí, de mis ideas, mis experiencias, traté de abordar lo máximo posible. Es una vida de la que me siento muy orgulloso”.

“También tiene muy bonitas fotos. Jaime Bayly me entrevistó y me dijo que se lo había leído y que le había gustado mucho. Que alguien que haya escrito casi 20 libros te diga eso, es para quedar más que satisfecho”, describe el rostro televisivo, en un proyecto donde también aborda el bullying que sufrió cuando era niño, la demanda de paternidad que enfrentó hace cerca de una década, la llegada a Chile de su familia huyendo del nazismo y su renovada existencia hoy mucho más cerca de su clan privado.

Uno de los capítulos más vibrantes es aquel dedicado al final de Sábado Gigante en Miami en 2015. Usted relata una carrera casi dramática por salvar el programa con los ejecutivos de Univisión, de EE.UU., pero ninguno quiso. ¿Se sintió decepcionado de ellos? Y de paso, ¿se ha sentido también en algún momento decepcionado de Canal 13 de Chile, donde no está al aire?

Quizás la palabra decepcionado es muy fuerte. Al final, tengo que ser muy agradecido de Univisión, que me dio 33 años de programa, vine a hacer un programa local y pasé a hacer uno internacional. Creo que al final hubo ciertas personas específicas que tomaron decisiones que no eran necesarias, como romper la escenografía de Sábado Gigante a martillazos mientras uno pasaba por ahí. Decepcionado, no.

“Y del Canal 13 tampoco, porque me da la oportunidad de hacer todo lo que he hecho. Por tanto, no me siento decepcionado ni de lo que ocurrió en Chile ni de lo que ocurrió en EE.UU.; pasaron cosas que tenían que pasar”.

Don Francisco Sábado Gigante

***

En su autobiografía, Mario Kreutzberger se da amplio espacio para hablar de algunos tópicos de la contingencia, como la era Trump en Estados Unidos, una reunión con Sebastián Piñera que tuvo el 18 de octubre a la hora de almuerzo en La Moneda y el estallido social. De hecho, hay un capítulo que se titula de esa forma, donde entrega su mirada de la desigualdad en el país, Carabineros, cómo las manifestaciones ciudadanas afectaron a la Teletón y lo que podría venir con la nueva Constitución.

¿Qué expectativas le genera la Convención Constitucional recién elegida?

Yo siempre soy optimista, porque al final las sociedades van mejorando, y espero que esta asamblea pueda hacer un buen trabajo que deje satisfecha a la mayoría. Me parece que eso es lo que Chile eligió y hay que respetarlo. Espero, y soy optimista, que nazca un Chile mejor, con una Constitución que dé satisfacción a la mayoría.

Otro punto interesante del libro es cómo el estallido de 2019 termina afectando a la Teletón. Ese año no se hizo y se posterga para 2020, donde finalmente llega a la meta. ¿Cree que, con las elecciones presidenciales de noviembre, está el ambiente para llevarla a cabo en 2021?

Todo que le pasa a Chile, le pasa a la Teletón. Cualquier cosa que le pase y todas las dificultades que pasan en el país, le pasan a la Teletón. La Teletón tiene que ir trabajando esto igual como lo ha trabajado el país, como lo han trabajado las personas (este último tiempo). Todo esto va cambiando día a día; día a día uno se sorprende con situaciones distintas, porque esto no es una normalidad de la vida. No le pasa solamente a Chile.

“Pero lo importante de la Teletón son sus resultados. Sus resultados son fantásticos y extraordinarios, porque pasar de atender al 5% de los niños de todo el país, ahora atendemos al 93%, hay 14 institutos, tenemos 1.200 funcionarios, empleados, rehabilitadores, médicos, tenemos casi el 70% de la población de Chile colaborando en 42 años, entonces, eso es la Teletón”.

“Que hoy día está en un problema, claro que está en un problema. Y cuando la Teletón nació, Chile estaba en un problema. Y la Teletón surgió como una manera de unir a un país que estaba quebrado ideológicamente”.

¿Se va a hacer la Teletón a fin de año? ¿Usted la quiere hacer?

Eso nadie lo sabe. Nunca se sabe. Siempre ha sido difícil. Tú me estas preguntando una cosa que va a pasar dentro de seis meses. Se planifica, pero se planifica como es la vida hoy: mañana podemos estar todos en Fase 1 y habrá que tomar otras medidas. La Teletón nunca se ha detenido y funciona todos los días. El programa de TV se preparó durante el estallido social y se prepara ahora también de la manera cuando se pueda hacer y si se puede hacer.

El animador se sirve de ese ejemplo para certificar el éxito de la cruzada: la Teletón que se hizo en 2020 se fraguó entre el estallido social y la pandemia, e igual logró salir a flote. “Es la primera Teletón virtual del mundo. Nadie pensó que podíamos hacerla. Fue emocionante ese apoyo, me sentí muy agradecido”.

¿Qué opina que un canal como La Red se reste de su eventual emisión en 2021?

Eso no me lo tienen que preguntar a mí, porque nosotros lo de los canales de TV lo hacemos a través de Anatel (Asociación Nacional de Televisión) y eso es absolutamente voluntario. Es Anatel la que es socio principal de la Teletón. No estoy enterado ni nunca he estado enterado de eso. Tiene pleno derecho (La Red) a restarse, ha sido siempre voluntario, es una red voluntaria.

¿Cómo enfrentó la renuncia de Javiera de la Cerda en la dirección ejecutiva de Teletón, a sólo cuatro meses de haber asumido?

La conocí una vez personalmente y las otras virtualmente. Creo que es una persona muy amable y muy inteligente. Ella dejó esto por razones personales, así que tampoco puedo opinar, no es lo que a mí me corresponde: yo no la contrato, no sé cuándo renuncia, eso tiene que ver con el presidente de la fundación.

¿Se llevó bien con ella en este tiempo en que le tocó tratarla?

Siempre me llevé bien con ella.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.