FMI dice que “no es necesario” tercer retiro ni uso de fondos de cesantía ya que, si se requieren más ayudas, existe el espacio fiscal

FILE PHOTO: Alejandro Werner, Director of the Western Hemisphere Department of the International Monetary Fund (IMF) speaks during the launch of the report "Economic Perspectives-Americas: Frustrated by Uncertainty", in Bogota, Colombia October 28, 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo

El organismo indicó que si se decide avanzar con más apoyos deberían venir del Fisco y no empeorar la situación estructural de las pensiones. Rechazó también que los retiros no sean focalizados.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue más tajante que antes respecto a los retiros de los fondos de pensiones en Chile, indicando que un tercer giro de estos montos “no es necesario”, debido a la cantidad de ayudas ya comprometidas y, afirmó que si efectivamente se requieren más apoyos a la población, el gobierno tiene el espacio fiscal y la institucionalidad para entregar este soporte.

Así lo afirmó el director del Departamento del Hemisferio Occidental de la institución, Alejandro Werner, quien señaló al entregar el informe de análisis para la región del World Economic Outlook (WEO), que “el nivel de apoyo que ya está comprometido en el presupuesto para 2021 es adecuado. El apoyo de 2020 y el que se espera de 2021 está dentro de los rangos en los cuales nuestros economistas piensan que se están atacando los problemas más graves que está generando la pandemia y que, además, está generando un apoyo en términos de demanda agregada suficiente para que la economía se reactive de manera dinámica”. Así, destacó lo que dijo el informe publicado la semana pasada, respecto de que Chile “sería la primera economía de América Latina que exhiba un nivel de PIB mayor que 2019 y que eso ocurra durante 2021″

De esta forma, Werner puntualizó que el equipo de analistas que revisa la situación de Chile “no creen conveniente la necesidad de hacer mucho más. Por lo tanto, hacerlo a través de un tercer retiro de los fondos de pensiones no es necesario y además no es el vehículo apropiado. Seguir deteriorando un factor estructural del sistema de pensiones en Chile cuando no es necesario y además cuando Chile tiene mecanismos. Si fuese necesario apoyar más a la población, no tendría por qué hacerlo generando los costos institucionales y de mediano plazo que esto generaría en los fondos de pensiones, porque estaría descapitalizando las cuentas individuales de muchas familias”.

El representante del FMI fue más allá y alertó que la medida “tampoco sería bien focalizado, porque ¿Quién nos dice que las familias que estaría generando esos retiros son las que de verdad necesitan estos recursos?”. Y, respecto de la idea de usar los fondos del seguro de cesantía, Werner también lo criticó, señalando que todo lo dicho respecto de los fondos de pensiones “operaría con respecto a los fondos cesantía”.

“Claramente los fondos de cesantía tienen que usarse para los fines que fue diseñado. Si hay alguna reforma estructural que haga sentido esa es otra discusión, pero no utilizar los recursos para seguir expandiendo los apoyos a la población -de creerse que esto es necesario-. Es mejor diseñar un programa apropiado, que ataque exactamente los problemas que está generando la mayor demanda de apoyos y utilizar los recursos del presupuesto, para lo cual Chile debería de tener el espacio fiscal para hacerlo”, dijo el representante del FMI.

“En el pasado hemos sido claro en no afectar temas estructurales como son las pensiones o fondo de cesantía para otros fines, sobre todo en una economía que tiene los espacios y el marco institucional y la gobernanza para llevar a cabo programas específicos, de carácter transitorios, limitados y financiados desde el presupuesto, que es de donde deberían financiarse estos programas”, sentenció Werner.

Vacunación

Respecto a la evolución económica en la región, el FMI se mostró más confiado en la adaptación de las economías a los nuevos confinamientos, pero con fuerte preocupación por el impacto de la falta de clases en los colegios en América Latina debido a la crisis sanitaria.

Profundizando en las estimaciones del WEO, hoy los expertos del fondo resaltan que “la persistencia de la crisis sanitaria en muchos países ensombrece las perspectivas a corto plazo. Tanto las personas como las economías siguen necesitando en el corto plazo una inyección para salir de la crisis de la COVID-19, mientras que el agravamiento de varias fragilidades estructurales subyacentes plantea serias dificultades a largo plazo”. Además, agregan que “el ingreso per cápita no retornará al nivel de antes de la pandemia hasta 2024, lo cual provocará pérdidas acumuladas del 30 por ciento respecto a la tendencia prepandémica”.

08/04/2021 VACUNACION COMO ARMA DE CAMPAÑA DE LOS ALCALDES. EN LA FOTO VACUNATORIO BICENTENARIO LA FLORIDA Mario Tellez / La Tercera

Sin embargo, dicen que las perspectivas “están sujetas a un grado excepcional de incertidumbre, mientras continúa la carrera entre las vacunas y el virus. Por el lado positivo, un control más rápido de la pandemia a escala mundial y un estímulo mayor de lo previsto con políticas de apoyo internas incentivarían el crecimiento”. Aquí hace un alto y resalta que “en Chile, la rapidez de la vacunación y las importantes políticas de apoyo constituyen un refuerzo a corto plazo. Se espera que el país alcance este mismo año el nivel de PIB previo a la pandemia”.

Impacto permanente

De acuerdo a cálculos del Fondo, la cifra de personas que viven en condiciones de pobreza en la región ha aumentado en 19 millones producto de la crisis sanitaria, mientras que la desigualdad medida por el coeficiente de Gini subió 5% respecto del nivel previo a la pandemia. Si esto no fuera poco, el FMI subraya que “supondrá además un deterioro duradero del capital humano debido al cierre de los colegios, que fue más prolongado que en otras regiones”.

Así, la entidad señala que sus análisis muestran que “el ingreso de los estudiantes de edades comprendidas entre 10 y 19 años podría ser, en promedio, un 4% más bajo a lo largo de su vida si no se compensan los días de clase perdidos en 2020″. Además, el porcentaje de pérdida de ingresos varía según país y además serán mayores en los alumnos de menores ingresos “cuyas familias disponen de menos medios para respaldar el aprendizaje extraescolar, lo cual agrava la ya de por sí elevada desigualdad del ingreso y los bajos niveles de instrucción”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.