PPD pide a sus socios dejar atrás conflictos, pero oficialismo sigue sin acuerdo para elecciones de nuevos constituyentes

Ni juntos ni separados: pese a insistencia de La Moneda, partidos de gobierno no logran acuerdo para elecciones de nuevos constituyentes

Reunión de presidentes de partidos oficialistas.

Los partidos de gobierno continuaron este lunes con las tratativas para definir una estrategia electoral. Mientras que el PPD y el PR enfatizan que quieren ir solos en una lista, los socialistas juegan a dos bandos tratando de lograr "la mayor amplitud posible". Natalia Piergentili intentó bajar la tensión luego de una serie de intercambios con Apruebo Dignidad desatados tras los dichos de Guido Girardi sobre la “lista de los indultos”.


A no seguir escalando y dejar atrás los conflictos. Ese fue el mensaje que entregó este lunes la presidenta del PPD, Natalia Piergentili, a sus pares de los partidos de las coaliciones de gobierno.

La intervención ocurrió durante una reunión que sostuvieron en la sede del Partido Socialista con el objetivo de analizar, entre otras materias, el pacto electoral de cara a la elección de consejeros constitucionales. A poco más de dos semanas de que se venza el plazo legal para realizar las inscripciones de los candidatos, las coaliciones del oficialismo siguen inmersas en una dura disputa y aún no logran ponerse de acuerdo. Este lunes las colectividades vivieron un nuevo frente a frente y debatieron sobre si deben ir en una lista electoral única -desde el PC a la DC- o en dos pactos -uno de Apruebo Dignidad y otro del Socialismo Democrático-.

Pasadas las nueve de la mañana, los dirigentes de ambos bloques llegaron hasta la sede del PS para intentar acercar sus posturas. El encuentro se dio en un contexto de hostilidad entre las colectividades, debido a que en los últimos días se han visto inmersos en una serie de recriminaciones cruzadas.

Todo partió con el fuego amigo que abrió el exsenador PPD Guido Girardi. El exparlamentario aseguró que una lista única podría ser bautizada como la “lista del indulto”. Luego, el presidente del PC, Guillermo Teillier, respondió diciendo que el pacto que integre al PPD podría llamarse “la lista SQM”.

En ese contexto, Piergentili planteó que intercambios como los que hubo entre Girardi y Teillier “ensombrecen” los argumentos de hacer campañas complementarias entre ambas coaliciones. Además, enfatizó que en el partido son partidarios de dos listas con la intención de ampliar las bases de apoyo del gobierno.

Sus palabras, según algunas versiones, tuvieron buena recepción, otros presentes, en tanto, sostienen que hubo cruce de miradas incómodas y silencio.

Las tensiones entre ambas coaliciones escalaron a tal punto que La Moneda intervino. La ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD), afirmó en La Tercera Domingo que “sea cual sea la fórmula electoral que se elija, yo creo que lo impresentable sería no tomarle el peso a la responsabilidad que tenemos de estar cohesionados”.

Este lunes, además, la secretaria de Estado volvió a insistir en el punto. “Por supuesto que sí (me incomodó). Además es la dinámica que se arma (...), una tira una piedra y otro le devuelve otra, y ahí nos vamos (...). No sé cuál es el sentido de hacer eso, porque además el daño es conjunto, si estamos gobernando juntos”, agregó Tohá en relación a los dichos de los dirigentes de los partidos de gobierno.

El lunes la vocera de gobierno, Camila Vallejo, también tocó el asunto. “Hemos establecido el ideal en el gobierno, pero no solamente por ser gobierno, sino porque siempre es mejor que las fuerzas progresistas actúen unidas. Lo que más nos importa es que los partidos puedan tener un acuerdo en la materia (...). Nosotros no vamos a establecer órdenes ni obligaciones ni intervenciones. En ningún caso somos interventores”, afirmó la ministra.

Partidos reafirman sus posturas

En la reunión del lunes, los partidos resolvieron dos asuntos del proceso constituyente. En primer lugar, tantearon los nombres del oficialismo para la Comisión Experta y también los juristas que integrarán el Comité Técnico de Admisibilidad. Sin embargo, las colectividades también aprovecharon de volver a rayar la cancha y transparentar la posición que ya han adelantado respecto de la decisión de ir en una o dos listas.

A la salida del encuentro, la timonel del PS, Paulina Vodanovic, reiteró su posición. “El camino del PS es la amplitud más amplia de fuerzas desde la DC al PC. Esa es nuestra posición y si eso no se logra, no será por la falta de voluntad del PS, sino que es porque hay otros partidos que van a tomar esa decisión”, afirmó.

Los socialistas debatirán en profundidad el tema este sábado en el comité central del partido. Será en esa instancia en la cual se tome una definición política. El asunto está tironeado desde varias partes. Mientras algunos militantes son de la idea de no romper la alianza histórica con el PPD, hay otros -incluidos varios parlamentarios- que empujan con fuerza que, en caso de ir en dos listas, el PS tiene que dar el salto y quedarse con Apruebo Dignidad, para así maximizar su rendimiento electoral.

El PPD, hasta ahora, sigue firme en que ambas coaliciones deben ir separadas en dos listas electorales. “Planteamos nuestra postura de dos listas porque nos permite ampliar la base social y política del gobierno. Creemos que es necesario crecer, salir de los nichos electorales. Hay que desdramatizar las dos listas porque permite trabajar en la mayor unidad tal como venimos trabajando”, explicó el secretario general de la colectividad, José Toro.

En todo caso, el consejo del PPD tomará oficialmente esa decisión este sábado y en las últimas semanas han estado en intensas tratativas para convencer a sus socios de Socialismo Democrático. En medio de estas gestiones, se ha instalado que esta decisión podría cambiar si el gobierno les da más presencia en ministerios o subsecretarías, posibilidad que fue duramente descartada por Piergentili.

En esa cruzada, hasta el momento, están junto con el Partido Radical, partido que también ya fijó su postura en sus instancias de deliberación internas. “Nosotros estamos priorizando un trabajo en dos listas. Estamos férreamente convencidos de que necesitamos ampliar la base electoral del gobierno”, volvió a repetir el líder de los radicales, Leonardo Cubillos.

Por parte de Apruebo Dignidad, los partidos de esa coalición están poniendo sus fichas a que todos puedan ir juntos. “Estamos mostrando toda la voluntad posible por llegar a una lista única. No vamos a perder la oportunidad para hacerlo, las conversaciones todavía siguen abiertas y vamos a seguir insistiendo en que este es el mejor escenario electoral, donde la alianza de gobierno tiene una mejor conformación electoral en el Consejo Constitucional, pero también que apuesta por una mayor unidad de la alianza de gobierno”, comentó el presidente de Comunes, Marco Velarde.

Por su parte, el secretario general del PC, Lautaro Carmona, fue más duro y enfatizó que para el gobierno de nada sirve que sus dos coaliciones vayan separadas y tengan que competir entre ellas: “No ayuda si es que no somos capaces de hilar una complementación y no una competencia entre las listas. Hay que tener una conducción madura, con mirada de sentido histórico mucho más grande y asumiendo que habrá dificultades”.

Desde el Frente Amplio, el timonel de Convergencia Social, Diego Ibáñez, también volvió a repetir el llamado a ir todos juntos. “La gente está cansada de la pelea chica. Hoy lo que nos pide la ciudadanía en un contexto de crisis económica y política es unidad, es un acuerdo transversal y amplio. Eso implica un sentido mínimo de unidad, la fragmentación política es el vicio de la política de la pequeñez y necesitamos superarla en un contexto de crisis y solo se resuelve en unidad”, añadió el diputado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.