Boston atropella a Dallas en el quinto partido y consigue el título de la NBA después de 16 años

Boston Celtics venció a Dallas en el quinto partido y sumó su décimo octavo título en la NBA. FOTO: USA TODAY Sports.

El quinteto de Celtics venció 106-88 y se convirtió en la franquicia más ganadora de la historia con 18 coronas, una más que Los Angeles Lakers. El escolta Jaylen Brown fue elegido el Jugador Más Valioso de la final.



Tuvieron que pasar 16 temporadas. Los fanáticos de Boston regresaron a lo más alto de la NBA después de que su equipo lograra un nuevo campeonato.

Celtics arrolló a Dallas Mavericks para dejar la serie 4-1 y levantar la décimo octava fecha que la catapulta como la franquicia más ganadora de la historia tras superar a Los Angeles Lakers.

Porque el cuadro de Massachusetts tiene memoria corta. Aún estaba fresca en el recuerdo la paliza que el propinó el cuadro tejano en el cuarto partido (122-88) y, justamente, con esa motivación regresaron a su casa para cerrar la final.

Se mostró en la intensidad, en las rotaciones ofensivas y defensivas. Encima, el triple -su gran arma- que desapareció en el enfrentamiento anterior, volvió a ser su recurso favorito.

El quinteto local sacó rápidamente una ventaja de 13-8 en la mitad del primer cuarto, en el que dominaron ambas defensas. Pero la clave en esta cuarta victoria estuvo en la manera que el equipo de Joe Mazzulla cerró cada periodo, en este caso con un parcial de 15-10 para quedar 28-18 en el primer acto.

Aunque en el segundo, Celtics no renunció ni siquiera un poco a esa energía del comienzo. Al margen del tiro perimetral, una situación que incomodó al elenco tejano.

Tanto que, en la primera mitad, el elenco de Massachusetts consiguió un 50% de acierto en sus tiros de tres puntos. Así, en los dos minutos finales del segundo cuarto, Celtics logró cuatro lanzamientos positivos, el último un tiro de Payton Prtichard desde la mitad de la cancha para cerrar con una diferencia de 67-46 en la primera mitad.

Triunfo esperado

Una ventaja que no hizo más que acrecentarse en el tercer cuarto, cuando Boston llegó a estar arriba hasta por 26 puntos. Todo, mientras Luka Doncic no lograba ajustar la mira en los triples y registraba 0 de seis intentos.

Y aunque Boston bajó algunos puntos porcentuales su rendimiento en la larga distancia, lo cierto es que el daño ya estaba hecho. Así consiguió entrar al último cuarto con una ventaja de 19 puntos (86-67).

Un espacio más que cómodo para cerrar el último acto. A falta de dos minutos para el final, Kyrie Irving -uno de los líderes de Dallas- felicitó uno por uno a los jugadores y al coach Mazzulla.

No hubo tiempo para mucho más. Boston Celtics venció el quinto partido por 106-88 y dejó la final 4-1 a su favor, lo mínimo para alcanzar su décimo octava estrella en la NBA, que pone a la franquicia como la más ganadora de la historia, tras romper el empate con Lakers.

En medio de las celebraciones, la organización eligió al escolta Jaylen Brown como el MVP de las finales, quien ayer firmó un registro de 21 puntos, ocho rebotes y seis asistencias.

Siga en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.