Bravo espera el llamado

El arquero del Manchester City quiere volver a la Selección, luego de haberse marginado. Hasta ayer, sin embargo, aún no se comunicaba con Reinaldo Rueda. El plazo para saldar las diferencias es el 23 de agosto. Ese día el DT debe reservar 50 nombres que podrá utilizar en la gira por Asia. Salah también espera una conversación.


Claudio Bravo quiere volver a la Selección. El histórico capitán de la Roja busca dejar atrás las disputas que marcaron su alejamiento de la Selección desde que se inició el proceso que hoy comanda Reinaldo Rueda.

Es que el arquero del Manchester City siente que es el momento de arreglar las diferencias. No quiere seguir perdiéndose nominaciones, luego de bajarse voluntariamente de la lista de citados que enfrentó los duelos ante Suecia y Dinamarca, en marzo. En aquella oportunidad, Bravo se excusó y lanzó uno de sus primeros dardos: “Tenía programado un viaje con mi familia. Lamento profundamente que me estén llamando en contra mi voluntad, ya que con los años me he ganado un mínimo respeto por este escudo. Espero entiendan mi decisión en esta oportunidad”, señaló en Twitter. Rueda, por su parte, explicó la situación: “He sido muy claro. La situación es de una decisión que tomó Claudio, muy respetable. No es positivo. Aspirábamos a contar con él por todo lo que significa. Es un hombre maduro, de gran carácter. Respetarla solamente. Es una decisión de él… Insistimos hasta último momento. Él tomó la decisión de marginarse”.

Los meses posteriores fueron de enfrentamiento público. El portero pidió que contrataran a su formador Julio Rodríguez en la Selección e, incluso, llegó a criticar la condición física de José Ovalle, actual preparador de arqueros.

Pero hoy la situación es diferente. Las partes han dejado en claro su interés de trabajar en conjunto. Bravo está esperando el llamado, luego de sumar destacadas actuaciones en el Manchester City. Rueda ya evidenció su deseo de dar el paso hacia esa charla: “¿Si hablé con Bravo? Todavía no. Quizás, el próximo mes. Quizás”, lanzó el DT en la previa al duelo de Colo Colo y Corinthians, la semana pasada.

Lo cierto es que cercanos al portero aseguran que el guardameta está esperando el llamado. Él se aferrara en que nunca ha renunciado a la Selección, sino que su automarginación se debió a un permiso especial que solicitó para pasar unas vacaciones junto a su familia. Desde Estados Unidos, Julio Rodrígue, formador del nacido en Viluco, se refiere a su presente. Habla constantemente con el doble campeón de América: “A Claudio lo veo feliz en el City, aprendiendo mucho con Pep Guardiola. El equipo juega increíble. ¿Sobre la Selección? No hablo de ese tema, pero lo único que deseo es que Claudio sea feliz”, cierra.

Hasta ayer, en Juan Pinto Durán aseguran que la comunicación aún no se había realizado. No obstante, aseguran que ambas partes tienen quieren dar vuelta la página y enfocarse en conjunto en los próximos desafíos. El DT tiene plazo hasta el 23 de agosto, fecha en que la ANFP reservará cerca de 50 jugadores que podrían ser utilizados para la gira que se realizará por Asia, en que la Selección se medirá ante Japón y Corea del Sur, el próximo 7 y 11 de septiembre, respectivamente.

Más explicaciones
En ANFP, sin embargo, desconocen las tratativas. Saben de las declaraciones de Rueda, pero este último no ha dado detalles de los futbolistas que citará para los próximos desafíos.

Lo que está claro es que desde el directorio esperan que Bravo también aclare sus dichos contra Arturo Salah, presidente de la ANFP. “Fuera de lo que pasó, con Jadue era todo muy positivo, hoy es todo lo contrario. Jamás desayuna ni come con nosotros (Salah). Está solo para las fotos. Los premios no los negociamos con él. Andrés (Fazio) es el que corta el queque ahí y no el presidente. Son cosas que están muy mal”, dijo en su momento el capitán. Desde el entorno de Salah reconocen que esos dichos incomodaron, más aún por la “cordial relación” que ambos tenían desde que el directivo asumió en la Asociación.

Seguir leyendo