Chile marca un hito en el Dakar

Quintanilla

Pablo Quintanilla, en motos, y Chaleco López, en Side by Side, duermen líderes al término de una etapa histórica para el país. El sanantonino cuenta con una ventaja de más de 11 minutos.




El Dakar más peruano de la historia se tornó ayer, en el bivouac de Arequipa en el más chileno de todos los tiempos. Y es que nunca antes el país había cerrado una jornada liderando simultáneamente dos categorías distintas del Rally raid más exigente del planeta. Y eso fue precisamente lo que hicieron ayer, al término de la tercera etapa, Pablo Quintanilla, en motos, y Chaleco López, en Side by Side; dormir como punteros autoritarios de la prueba.

Una prueba en la que ayer fueron las motos las primeras en largar y en la que Quintanilla, sacando provecho de los problemas de algunos de sus principales rivales por título, terminó por asestar un auténtico golpe a la carrera.

Con Walkner (defensor de la corona) enredado a la altura del WP3; y Joan Barreda (líder provisional de la categoría) obligado a abandonar tras quedar atrapado en una hondonada hacia el ecuador de la especial; el sanantonino comenzó a mejorar los registros sobre las dunas hasta marcar el segundo mejor crono de la jornada en la línea de meta. Su iritrack volvió a fallar a su paso por los tres últimos waypoints; su Husqvarna no. El piloto de 32 años cedió solo 15 segundos ante el ganador de la etapa, el francés De Soultrait, pero consiguió abrir a cambio una verdadera brecha de más de 11 minutos (ver tabla) con respecto a su nuevo escolta en la general, el argentino Kevin Benavides.

Algunas horas más tarde, tras la exhibición en la categoría de autos del inoxidable Stéphane Peterhansel para encaramarse al tercer cajón provisional del podio (en una jornada que vio a Boris Garafulic trepar algunas posiciones); y la encomiable lucha del chileno Giovanni Enrico para continuar escalando en la tabla acumulada de quads; Francisco López pasó a convertirse en el nuevo comandante del Side by Side.

En una etapa compleja desde el punto de vista técnico, que surcó sectores de playa, largos tramos de dunas y huellas pedregosas de montaña, el curicano comenzó dominando la especial junto a su navegante Álvaro León.

Algunos problemas en el recorrido, sin embargo, pusieron en jaque su liderato, pero con un remate excelso, el dos veces tercer clasificado del Dakar en la categoría de motos, acabó marcando el segundo mejor tiempo de la jornada (tras el español Gerard Farrés), aprovechando el hundimiento del brasileño Varela para pasar a encabezar la general.

Hacía cinco años que Chaleco no corría el Dakar. Nunca lo había hecho a bordo de un UTV. Pero el desierto es su elemento.

"Fue una compleja etapa donde hubo varios que se perdieron y se quedaron pegados. Por suerte nosotros supimos ver la hoja, especialmente Álvaro (León), quien demostró sus cinco años de experiencia en el Dakar. Pasamos por aprietos en esta etapa, pero salvamos y ahora estamos como punteros", manifestó con satisfacción Chaleco, una vez completado el recorrido.

Hoy, en Perú, las rutas se bifurcan para el inicio de la Etapa Maratón del Dakar 2019, que concluirá tras dos trazados con la jornada de descanso del sábado.

Pablo Quintanilla pondrá rumbo a Moquegua (junto al resto de participantes de las categorías de motos y quads), mientras que Chaleco López manejará hacia Tacna con los exponentes de autos, camiones y SxS a través de 351 kilómetros de tramos especiales.

Cabe recordar que los participantes recuperarán sus equipos de asistencia en Arequipa para la citada jornada de descanso, ya que no se permitirá el uso de vehículos auxiliares durante la Etapa Maratón, estando tan solo autorizada la ayuda entre pilotos que continúen en carrera.

Luego de la ya legendaria jornada del Dakar que concluyó, por primera vez en la historia, con el doble liderato chileno en la carrera más exigente del mundo, Quintanilla y Chaleco regresan a las dunas con el objetivo de administrar sus respectivas ventajas para seguir reinando en Perú.

Comenta