Christian Garin modelo 2019: ordenado, con un servicio sólido y “sin un punto débil”

El entrenador Andrés Schneiter y su ayudante, Paul Capdeville, destacan los elementos que llevaron al Tanque a jugar la final de Houston y ganarla.


Christian Garin es otro. Este 2019 el tenista ha tenido un año espectacular con sus primeras victorias en segunda ronda de torneos ATP, debutó con triunfos en ATP 500, accedió a una final y, este domingo, ganó otra. Todo, en su primer año como jugador regular del circuito mayor, apostando por ese nivel y no buscar suerte en Challengers.

“Tiene un ranking buenísimo (47º), se metió dentro de los 50 y eso le permite jugar todo el año de adentro de los ATP, hasta ser preclasificado en los 250 y poder jugar los ATP 500 y los Masters 1000 directamente”, señala Andrés Schneiter, su entrenador.

Pero el éxito no llegó solo por una planificación estratégica diferente, sino que Garin es otro. Juega distinto al Tanque que se veía el año pasado, una labor que han moldeado el coach argentino y, la semana pasada, la del título, su ayudante Paul Capdeville.

El transandino revela las claves del cambio del tenista chileno: “Está cada vez más encontrando su forma de jugar, adaptándose más al juego que queremos que juegue, eso me tiene muy feliz. Lo que buscamos es que sea cada vez más sólido y firme de los dos lados. Hoy por hoy es difícil encontrarle a Christian un punto débil y está muy ordenando en su juego, aparte de estar muy bien físicamente para salir a luchar cualquier partido. Y agreguemos que es ofensivo yendo a la red”.

Capdeville entra en más detalles y explica que “Christian ha mejorado técnicamente mucho su saque, estaba regalando muchos puntos gratis y eso le está generando una diferencia importante a la hora de poder cerrar, a la hora de poder generar diferencias. Lo que se trabajó esta semana fue mucho el tema técnico y táctico. Está jugando muy ordenado, ese ha sido el cambio más importante, desde mi visión”.

El ex jugador nacional de Copa Davis comenta qué significa exactamente ser ordenado: “Es cuando tácticamente se logra tener un patrón definido y eso logra hacerlo en la cancha durante todo el partido. Hoy Christian cada vez que se planifica un partido lo lleva a cabo muy bien y no se sale del libreto. Eso está generando que esté repitiendo muy bien las jugadas y cada vez lo está haciendo mejor, con más eficiencia, con tiros más certeros, con eso tiene estos resultados”.

Respecto de la estrategia para enfrentar la temporada, Schneiter se muestra algo sorprendido. “Estoy más que contento, tuvimos una semana espectacular, arrancar el año por primera vez top 100 y ya haber jugado una final y ahora un campeón, en dos ATP, es tremendo. Cuando es un año que siempre uno lo pone como complicado, porque es el primero de ATP. La verdad que estar viviendo esto ya con Christian a esta altura del año es impensado”, declara.

Los entrenadores de Garin coinciden en celebrar los beneficios que le traerá al tenista la victoria en Houston. “Tenemos un gran año por delante, con este triunfo nos permite poder jugar todo el año en alto nivel y eso es algo que es muy bueno porque te da la posibilidad de estar midiéndote toda la semana con estos jugadores”, dice Schneiter.

El chileno arribó este lunes a Santiago, junto a Capdeville, para retomar los entrenamientos. En su próximo torneo, Barcelona, lo acompañará Schneiter. Capdeville volvería con él en compromisos posteriores, cuando el argentino no pueda viajar.

Seguir leyendo