De Gamboa a Chandía: otras decisiones arbitrales que incendiaron el fútbol chileno

El controvertido tanto del Matador a los cruzados en 1994 sigue dando que hablar. Un momento para repasar otros juicios arbitrales que supusieron partidos o definiciones. Goles que no debieron ser, penales inexistentes y jueces castigados.




El polémico gol de Marcelo Salas a la Universidad Católica en 1994 reabrió el debate desde que fue validado por el VAR del CDF. El sistema de videoarbitraje aclaró que el Matador, quien marcó en dudosa posición el gol que fue clave para que la Universidad de Chile rompiera una sequía de 25 años sin títulos, estaba habilitado. Aunque desde los cruzados insisten en reclamar que no fue así.

Pero el caso del exatacante de la U no es el único que ha sacudido al fútbol chileno donde errores arbitrales han llegado a costar partidos y, en otros casos, títulos. Revisa una lista de escándalos que han quedado en la historia del balompié nacional, antes de la llegada del VAR, en 2020. Algunos réferis fueron duramente sancionados por sus yerros.

El penal que repitió ilegalmente Gamboa

El 19 de diciembre de 2017, Eduardo Gamboa arbitró la final por el ascenso a la Primera B, entre Deportes Melipilla y Deportes Vallenar. El cotejo terminó igualado 2-2, por lo que debió definirse por lanzamientos penales. En su lanzamiento, Juan Silva, uno de los jugadores albiverdes, amagó el tiro justo antes de impactar la pelota. El juez ordenó repetir lo que, según el reglamento FIFA que fue actualizado en julio de ese mismo año, tuvo que ser inmediatamente considerado como inválido.

En esa tanda, el equipo de la Región de Atacama se impuso por 5-2. Sin embargo, la ANFP decidió repetirla sin público. Vallenar, finalmente, no se presentó y los Potros subieron de categoría. Gamboa, por su parte, fue castigado con cuatro meses y medio sin dirigir.


La “ayuda” de Chandía al Huaso Álvarez

En la fase regular del Clausura 2002, la UC visitó a la U en el Estadio Nacional. Cuando el cotejo ya estaba 1-1, resultado que fue definitivo al final del compromiso, los azules tuvieron una inmejorable chance de quedarse con los tres puntos. En los 71′, Cristián Álvarez, exdefensor del conjunto de la precordillera, le cometió una infracción a Mauricio Pinilla en el área y Carlos Chandía, quien hizo de juez ese día, cobró penal.

En la jugada que llevó a la sentencia, Pinigol, al caer, golpeó con su hombro al arquero Jonny Walker y lo dejó inconsciente. Álvarez tomó la decisión de pararse bajó los tres postes, ya que su escuadra no tenía modificaciones disponibles. Tras ello, llegó la polémica. Chandía le indicó al Huaso que el disparo de Pedro González, quien lo ejecutó, iría a la izquierda. El zaguero atajó el tiro y salvó a su equipo de una derrota. El retirado árbitro fue suspendido por un encuentro.

La simulación de Marino que Osses interpretó como pena máxima

Enrique Osses

En la final de vuelta del Apertura 2012, O’Higgins llegó al Nacional ilusionado de conseguir la primera copa de su historia. Con el 2-1 logrado en la ida, los Celestes salieron a la cancha con una pequeña ventaja que, finalmente, no pudieron hacer valer en la revancha.

La polémica llegó en los 65′, cuando Alejandro López le ganó la posición a Guillermo Marino, quien se dejó caer en el área. Enrique Osses, el árbitro del partido, cayó en la simulación del argentino y sancionó penal, en los 65′. Charles Aránguiz puso el 1-1 transitorio y el encuentro finalizó 2-1 a favor de los laicos. En la tanda desde los 12 pasos, el conjunto de Rancagua perdió 2-0.


En 2014, el mismo Osses realizó una autocrítica por su desempeño esa jornada. “Creo que cometí errores en un partido entre la U y O’Higgins, donde yo no tuve una buena tarde y cobre un penal a Marino que fue el error más trascendente, pero, en el resto, creo haber tenido buenas actuaciones”, manifestó a Radio Cooperativa el actual presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP.

La oscura jornada de Polic en Osorno

Una de las polémicas más recordadas en suelo nacional. En 2003, Patricio Polic vivió su jornada más negra como árbitro de fútbol. Por la primera fase de la Copa Sudamericana, la UC dejó en el camino a Provincial Osorno, luego de vencerlo por 5-4 en penales. Durante el compromiso, el juez le anuló un gol legítimo a los Toros y sancionó un controvertido penal a favor de los cruzados.

Todo se tuvo que definir en una tanda desde los 12 pasos. Ahí llegó la acción que despertó el enojo de los locales: ordenó repetir el cuarto penal de los precordilleranos. El cuadro de la franja se quedó con la llave, ante la rabia de los futbolistas Osorno, que se lanzaron con todo en contra del réferi. Polic y el equipo de jueces que lo acompañaron ese día fueron castigados con ocho meses sin dirigir.


La mano que le impidió a la U acabar antes con la sequía

La U pudo romper en 1980 la sequía de sin títulos que arrastraba desde en 1969, pero una discutible mano de el exdefensor azul Alberto Quintano se lo negó. En la penúltima fecha del torneo de ese año, los universitarios se midieron con el Lota Schwager, que en ese entonces dirigía Fernando Riera, con la misión de mantener el liderato para impedir que Cobreloa se escapara, ya que ambos eran punteros con 44 unidades.

El duelo, que se jugó en casa de los Mineros, tuvo a los laicos en ventaja desde los 8′, gracias a Carlos Mondaca. No obstante, en la recta final del cotejo, un choque entre el meta Hugo Carballo y el zaguero Quintano, generó que este último golpeara la pelota con su mano mientras caía. El juez Enrique Marín sancionó la pena máxima y todo terminó 1-1. Los Zorros del Desierto cumplieron al ganar los últimos dos encuentros del certamen y se hicieron con la copa.

La mala tarde de Selman que desató la furia de Garcés


En las semifinales del Clausura 2006, O’Higgins se midió ante Audax Italiano en El Teniente. En el duelo de ida, el cuadro de La Florida se impuso por 4-1, mientras que en la revancha, en Rancagua, cayó por 4-2. Rubén Selman fue el encargado de impartir justicia, con un polémico desempeño.

Los itálicos sufrireron en la vuelta, y más aún porque el cotejo estuvo cerca de finalizar con el 4-3 necesario para el alargue, de no ser por el tanto que el fallecido exárbitro le anuló a Marco Olea, en los 89′. En 2017, Selman le pidió disculpas al estratega por lo ocurrido.

Banderín al suelo y agónico empate en el Superclásico

En un partido que se llevó a cabo bajo una intensa lluvia, Colo Colo rescató un punto sobre el final ante los laicos. El 7 de noviembre del 2010, los albos caían por 2-1 frente al archirrival, pero consiguieron la paridad gracias a un garrafal error del juez asistente Patricio Basualto.

Cuando el cronómetro marcaba los descuentos, Macnelly Torres levantó un centro al área azul y el argentino Javier Cámpora, en clara posición adelantada, decretó el empate. Las cámaras captaron que al asistente se le cayó el banderín justo antes de que el jugador conectara el balón para poner el 2-2 que fue definitivo.


El gol fantasma del “Chiqui” Chavarría

Luis Chavarría marcó el gol fantasma más recordado del balompié local. En 1998, en un partido entre Deportes Concepción y Deportes Temuco, el Chiqui, quien jugaba en el conjunto lila, mandó la pelota al fondo de la red, pero esta ingresó por la parte externa de la malla. El futbolista celebró el tanto y el árbitro Alejandro Musa lo concedió. El encuentro terminó 0-1. El equipo de la Región de La Araucanía descendió ese año.

Comenta