De la pizarra al Zoom: la nueva relación entrenador-futbolista

La plantilla de Everton, en una charla por Zoom, a través de la que reciben instrucciones de los técnicos.

Los entrenadores de la Primera División se las han tenido que ingeniar para seguir adelante con su trabajo, pero a distancia. ¿Cómo se organizan? ¿Cómo entrenan? ¿Cómo controlan? Aquí, ellos lo explican.




Los entrenadores de la división de honor del fútbol chileno han debido cambiar su forma de trabajo conforme avanza el tiempo de encierro. Contactados por La Tercera, ellos mismos o algún miembro del plantel lo cuentan.

Audax Italiano. Durante la primera parte del encierro Paqui tuvo poco contacto con los jugadores, en términos de instrucciones de juego. La supervisión corrió por parte del preparador físico Gonzalo Fellay, quien les entregó una rutina principalmente de mantención física. El DT y su cuerpo técnico se fueron comunicando con sus jugadores únicamente “para saber cómo están y hablar de otros temas”, según cuenta Meneghini. El argentino, de hecho, ideó un plan que en el inicio solo los enfocaría junto a su grupo de trabajo en la revisión de lo que ha sido su labor. “No tanto con los jugadores, sino en analizar profundamente los partidos que hemos jugado. El semana a semana de la competencia no te da tanto tiempo para eso. Nos podemos sentar tranquilamente a sacar conclusiones, ver qué mejorar y qué hacemos bien”, dice Paqui. Prontamente, eso sí, está pensado un análisis individual de cada jugador, donde por medio de video revisarán partidos, entrenamientos y se les entregará un videoinforme para interactuar y no perder el hilo futbolístico.

Cobresal. En el norte el coronavirus aún no ha explotado como en el centro o sur de Chile. Y, al ser El Salvador una ciudad chica, hay un poco más de libertad, aun cuando los jugadores están en sus casas, donde hacen las pautas que les envía el cuerpo técnico. Los mineros optaron por algo más simple, en vez de adquirir muchos materiales para darle al plantel: “Desarmamos el gimnasio y repartimos las pesas, bicicletas, todo en función de los trabajos que les está dando el preparador físico. Las pautas las vamos cambiando cada cuatro o cinco días”, cuenta el DT Gustavo Huerta. El nutricionista también dio pautas. En El Salvador, eso sí, son más osados: “Con todos los resguardos necesarios, citamos a los jugadores una vez a la semana para pesarlos”, agrega el entrenador, quien dice que en general la respuesta de los futbolistas ha sido buena, pero que en estas condiciones es imposible trabajar lo táctico y futbolístico.

Colo Colo. El contacto permanente en Colo Colo lo lleva Ariel Palena, el PF, quien indica las pautas por medio de la videoconferencia de la aplicación Zoom. En cuanto a la parte técnica y táctica, Gualberto Jara optó por el mismo camino: “Conversamos con ellos, comentamos videos de partidos, secuencias, donde podemos analizar aspectos de nuestro juego, ya sea ofensivo o defensivo”, comenta el técnico. La idea es adelantar lo que se podría hacer a la hora de retomar los entrenamientos y que cada jugador vaya entendiendo lo que pretende un cuerpo técnico que lleva poco tiempo, en cuanto a la idea de juego. “La respuesta ha sido muy positiva, porque estamos hablando de muy buenos profesionales y que lo están llevando en la medida de las posibilidades, por el poco espacio”, añade el paraguayo, quien, eso sí, aclara que no habla con sus pupilos a diario, pero sí constantemente, con dos o tres diálogos a la semana. También llevan a cabo indicaciones sicológicas y seguimiento nutricional.

Coquimbo. En la Cuarta Región dividieron el trabajo y su Germán Corengia, su DT, lo explica así: “Hay cuatro áreas, obviamente todas están integradas. Se distribuyen en el área técnica-táctica que es la mía, la física, la nutricional y la sicológica”. El entrenador del elenco Pirata cuenta que a través del diagnóstico que ya tenían tras dos meses y medio en la institución, “se diseñó una plataforma donde nosotros por la mañana entrenamos con los 30 jugadores a la par, pero a la vez con rutinas individuales. Y a contra turno, de la misma manera, por la tarde”. Además, cuenta que les van enviando extractos de videos de partidos a nivel individual y, en línea, ellos van llenando una ficha, la que luego se utiliza para generar conversaciones.

Curicó. En el Maule se focalizaron en dos claros objetivos, donde uno no tiene nada que ver con fútbol. “Uno tiene que ver con el mantener los niveles condicionales de los jugadores, todo lo que es la parte física y muscular, preventiva. Y el otro, el más importante que quizás no está en su etapa más exigente, es el de generar dinámicas en donde los jugadores tengan esa contención y ese espacio de interacción, desde el aislamiento, que nosotros planteamos como principal responsabilidad para estos días”, cuenta Nicolás Larcamón. “El objetivo es el de brindarles ese marco de contención y la posibilidad de seguir interactuando de la manera que lo hacen siempre los futbolistas, con las plataformas que hoy todos conocen y que nos dan la posibilidad de generar dinámicas semejantes a lo que es el vestuario y la interacción en los entrenamientos”, finaliza el DT.

Antofagasta. En la tienda Puma están trabajando grupalmente tres veces a la semana con Zoom, donde está el plantel junto al preparador físico Hernán Torres, y los otros dos días semanales son rutinas aeróbicas independientes de cada jugador. “Desde la parte técnica y táctica, el entrenador se ha conectado con algunos jugadores y envía material audiovisual sobre características o rendimiento individual, o algunas estructuras metodológicas a corregir para cada uno”, cuenta el PF. Además, detalla que desde la parte nutricional hay conversaciones individuales sobre los temas alimenticios que hay que encarar en esta cuarentena. En Antofagasta no tienen un sicólogo, pero igualmente trabajan dinámicas grupales por WhatsApp, donde están los jugadores y Torres. “Las observaciones privadas sobre algún problema de un jugador lo hablamos en privado y lo desencadenamos con una psicóloga amiga del club”, cierra el Nano.

Iquique. En Iquique hicieron como otros clubes y aprovisionaron a sus jugadores con los implementos necesarios para trabajar. Luego, el PF supervisa diariamente a través de videollamadas las sesiones de los futbolistas. Jaime Vera está tranquilo con el trabajo, pero lamenta no poder trabajar la parte táctica: “Solamente podemos hacer que vean videos, pero en realidad se hace más complejo. He estado hablando con Arturo Vidal sobre lo que está haciendo, y el trabajo que hacen en Barcelona es muy parecido. La diferencia es que allá tienen casas grandes, con espacio; aquí los jugadores viven más en departamentos”, dice el Pillo, quien cuenta que todas las semanas se “asesora” con el King para saber qué está haciendo el elenco culé.

La Serena. El cuerpo técnico papayero, apenas se decretó la suspensión del fútbol, decidió enviar pautas individuales a los jugadores, pensando en que iba a durar un tiempo acotado. Bozán le pidió a la dirigencia el envío de kits de entrenamiento a sus pupilos, con bicicleta, colchonetas y peso. El propio DT cuenta que el paso siguiente fue resolver el problema tecnológico: “Mediante la aplicación Zoom nos juntamos todos los días. A las 9.50 de la mañana se les envía el link para conectarse y a las 10 nos juntamos. Se comienza la sesión, siempre monitoreada por el preparador físico”, dice. El técnico cuenta que al término de la sesión se realiza una evaluación kinésica, como se hace en todos los entrenamientos. Además de eso, Bozán ha intentado incorporar actividades distintas, como yoga.

Everton. Desde su encierro en Viña del Mar, Torrente cuenta que en el caso ruletero también se están apoyando con la tecnología, específicamente con Zoom. “Se está trabajando a través de una plataforma de internet, donde los jugadores ingresan, se les da el trabajo diario, lo hacen y luego colocan un pequeño video con lo que hicieron, los tiempos”. Además, el DT expone que a los jugadores se les están enviando semanalmente compactos de partidos y ellos los van analizando respondiendo algunas preguntas, con problemáticas de por medio. El argentino cuenta que sus pupilos están entrenando bastante físico, incluso en jornadas de doble turno, pero nada con balón. “Eso hace que por supuesto, mantengan la forma física, pero la forma futbolística se vea perjudicada”. Torrente, dice, no se puede quedar con lo que tienen: “Vamos tratando de ponernos creativos con esto del trabajo a distancia, con maneras que nos permitan estar en contacto con el plantel lo máximo posible”.

Huachipato. En Talcahuano también utilizan la tecnología. Gustavo Florentín cuenta que el preparador físico le muestra los trabajos al plantel y ellos como cuerpo técnico monitorean todo. El DT detalla que dividieron al grupo en dos, que uno entrena a las 17.00 y el otro a las 18.00 horas. “Tenemos análisis de los adversarios dos veces a la semana, y eso se realiza a las 11.00 de la mañana”, añade el técnico, quien cuenta que también tienen reuniones diarias con el staff del cuerpo técnico y el gerente para cada cosa que pretenden hacer. “Estamos monitoreando todo, también somos muy exigentes con el peso, cada tres días nos están pasando los pesos de cada jugador”, cierra el argentino.

O’Higgins. En Rancagua han ido avanzando progresivamente con el uso de la tecnología. El propio técnico Patricio Graff cuenta cómo ha sido la dinámica de los celestes: “La primera semana tratamos de mantener el contacto a los jugadores vía llamados telefónicos y conferencias. La segunda ya empezamos a hacer grupos de trabajos donde participábamos todos con un grupo puntual, y a partir de esta vamos a empezar a utilizar la plataforma Zoom (videollamadas grupales de hasta 32 personas), donde la idea es poder tener más cerca a los jugadores, entendiendo que esto va para muy largo”, dice. La idea del cuerpo técnico del Capo de Provincia es tener un feedback más cercano y presencial con los futbolistas. Además, el entrenador del elenco rancagüino cuenta que están haciendo ver por segunda vez los videos resúmenes que le muestran al plantel después de cada encuentro, “para que el jugador nos dé una explicación de lo que ellos ven y no quedarnos solo con la visión de nosotros”. En la parte de alimentación y actividad física, el cuerpo técnico estimó que no puede ser demasiado exigente, "porque no todos tienen el espacio o las comodidades para tener una cinta, bicicleta o espacio para correr”, según cierra su DT.

Palestino. En Palestino ya están de vacaciones. El club tomó la medida de adelantar el descanso legal del plantel desde el 1 de abril. Hasta antes de eso, tenían una rutina diaria en la que se involucraba poco Ivo Basay. Estos trabajos variaban todos los días y los jugadores debían mandar un informe, el que analizaba el PF. La rutina iba dependiendo del espacio que tuviera cada jugador, dado que, según cuenta Guillermo Soto, lateral tricolor, “hay muchos que viven en departamentos, están encerrados y tienen poco espacio, entonces ahí uno va adecuando la rutina”. Los trabajos iban desde el tren superior, de fortalecimiento, de piernas, de abdomen y aeróbicos, como hacer pasadas, hasta trote para los que pudieran.

Wanderers. En el puerto compraron la membresía para Zoom, porque, dicen, les permite estar conectados 24 horas. “Está el básico y el Premium. Nosotros compramos este para estar más de 40 minutos conectados”, cuenta Miguel Ramírez, el DT. En lo referido a la parte táctica, en la semana envían como cuerpo técnico todo lo que tiene que ver con una preparación previa a cada partido de campeonato. A modo de ejemplo, el viernes pasado mandaron el partido que hicieron contra la UdeC. “A los jugadores se les envía todos los entrenamientos que realizaron, los objetivos, lo que cada uno debe analizarse en lo individual, y el día viernes, en conjunto, se analiza el partido en sí. Y como tenemos harto tiempo, vamos a poder analizar los siete partidos que jugamos”, agrega Cheíto. Además, el ex defensor cuenta que todas las mañanas Marcelo Oyarzún, PF, envía el trabajo que corresponde. Luego, los jugadores se deben grabar en cámara rápida. “Así vamos cotejando todos los entrenamientos para que estén a la par. Lo principal es lo físico, de mantención”, agrega el técnico, quien además cuenta que Enrique Aguayo, el sicólogo del club, también está realizando trabajos específicos para trabajar el estrés y la ansiedad del encierro.

Unión Española. En Santa Laura decidieron enfocarse netamente en lo físico en primera instancia. La rutina la manda el PF en relación a trabajos de fuerza, cualidades coordinativas, de propiocepción, y todo lo que se pueda hacer en espacios más reducidos. “Yo mantengo contacto con cada uno de ellos, pero no los llamo todos los días, no los invado todos los días. Ellos a través del WhatsApp que tienen con el PF, tienen relación directa”, cuenta Ronald Fuentes, el DT, quien dice que por los reportes que dan sus pupilos, están haciendo las rutinas como corresponde. “Esas llamadas todavía no incluyen cosas tácticas, pero la próxima semana tenemos presupuestado empezar a hacer algunas cositas más de pizarra que de cancha”, cierra el ex central.

La Calera. En la tierra del cemento los jugadores están siguiendo una planificación establecida por el cuerpo técnico, que se comunica con el plantel a través de plataformas digitales. “En la parte técnica lógicamente no se puede trabajar, pero en la parte táctica sí, y estamos comunicados con ellos, también a través de plataformas digitales o por el teléfono o mail”, explica el técnico Juan Pablo Vojvoda.

U. Católica. El caso de la UC fue particular, porque las primeras dos semanas de aislamiento decidieron vivirlas en cuarentena preventiva por su viaje a El Salvador del 14 de marzo. El cuerpo técnico se fijó primero en que los jugadores estuvieran bien, así como sus familias, y que también tuvieran cubiertas sus necesidades básicas. Luego pasaron a preocuparse de la salud física con la repartición de kits de entrenamiento para cada jugador. El estado del plantel lo monitorea a diario el PF. El DT argentino y su equipo mantiene conversaciones con los futbolistas, “pero más apuntamos a lo emocional que a lo conceptual”, explica Holan, quien tiene contacto individual y no grupal con sus dirigidos. A partir de este lunes en la UC iniciarán otro micro ciclo, que apunta a los trabajos sicológicos con Sergio Villarroel, profesional del club, y los físicos con el PF. Holan cuenta que además quieren indagar en otras formas de entrenamiento.

U. de Chile. El trabajo comenzó con una evaluación del lugar donde cada jugador haría su encierro y los materiales que necesitarían para llevar a cabo el trabajo físico, que en cada caso, además, es distinto de acuerdo a lo que cada uno tiene. Los trabajos en este sentido no son individuales, aunque se realizan en grupos reducidos: “Hemos empezado en los grupos de a tres, de a cuatro, con los preparadores físicos, también corrigiendo. Ya la próxima semana, en un grupo más grande. Hay reporte diario, semanal, en nutrición, peso, en la parte inmune. Videos individuales y también charlas”, señala Hernán Cautto, quien junto a su cuerpo técnico hicieron videos individuales de cada jugador del plantel, los que les fueron solicitando a la oficina técnica y el área audiovisual. Cuando cada futbolista tiene en su poder el compacto, se realiza una videollamada conjunta con el DT, donde ambos miran el video y van hablando sobre él, el que detalla las cosas a mejorar, y también las cosas a insistir porque se están haciendo bien. Hasta aquí, a Matías Rodríguez solo le entregaron jugadas de Matías Rodríguez, a Galani de Galani, y así. Desde el viernes pasado comenzaron los videos resúmenes del juego colectivo, para que cada quien los analizara, con la misma dinámica de las videollamadas para analizar luego con el cuerpo técnico. La idea de Caputto, eso sí, es no llenar de información de más a sus pupilos. En el CDA dicen que están conscientes que sobre todo en las condiciones actuales la monotonía es lo que más complicas, por eso van cambiando rutinas y que la mayor preocupación del técnico es ir hablando personalmente con sus pupilos, como si estuviesen en el CDA, intentando replicar el día a día y conversar de cualquier tema, además de fútbol. “Lo principal es preguntar por su día a día y familia, cosas que van más allá del trabajo”, cuentan en el club. El cuerpo técnico sostiene videollamadas entre sus miembros para analizar todo lo que se pueda pasar a la pantalla y también para elaborar los reportes que les son entregados a los directores deportivos.

U. de Concepción. En el Campanil mantienen comunicación constante con sus jugadores. “Tenemos un chat colectivo. Tanto mi ayudante como el preparador físico y yo estamos en constante contacto con ellos”, explica Eduardo Acevedo. El DT cuenta además que a los jugadores se les pasan pautas físicas que se rigen por las posibilidades que tenga cada uno en casa, y luego ellos reportan con videos de su trabajo. A medida que lo van necesitando, el club intenta ir mejorándole la condición de desarrollo a cada uno. Además, el DT envía videos sobre fútbol todos los días: “Dos videos para analizar y dos videos analizados, para que ellos no pierdan la memoria colectiva y táctica”, añade el DT, quien además relata que dentro de lo que se puede, él mantiene conversaciones individuales y colectivas, pero telefónicas. “No hacemos videollamadas porque es muy complicado. Sí les envío muchos audios y videos míos. La aplicación Zoom, con 30 personas a la vez, es muy complicada", cierra Acevedo.

Comenta