Debuta la Celeste del Loco: zoom al primer año de Marcelo Bielsa en Uruguay

Marcelo Bielsa lleva poco más de un año al mando de la selección uruguaya. FOTO: REUTERS

El cuadro charrúa aparece en la Copa América con el cartel de candidato. Se estrena ante Panamá. El DT rosarino vuelve al torneo tras 20 años. Luego de su debut en junio de 2023, ha tenido grandes victorias y cortocircuitos por su estilo de trabajo, que generaron la salida de históricos colaboradores.



Marcelo Bielsa nunca pasa desapercibido. Donde esté trabajando, marca pauta. Y en Chile, cada uno de sus pasos son seguidos con atención, gracias al recuerdo permanente de su labor a cargo de la selección nacional. Hoy, el entrenador rosarino está en Uruguay, construyendo una nueva historia. Y de repente, ya tiene un año al mando de la Celeste, ad portas de su estreno en la Copa América.

Será este domingo, ante Panamá, en el Hard Rock Stadium de Miami (21.00 horas). Es el retorno del DT a la competencia después de 20 años. En 2004 fue subcampeón con Argentina. Llega como candidato a Estados Unidos, aunque el DT es mesurado. “Es difícil anticipar y proyectar resultado en una competencia tan ajustada”, declaró en la rueda de prensa. El balance del trabajo del Loco cuenta con una serie de aspectos, dentro del campo y también fuera de este.

Luego de la salida de Diego Alonso, post Mundial de Qatar, la AUF apostó en grande y fueron a buscar a Bielsa. Era una novedad porque, futbolísticamente hablando, Uruguay es muy nacionalista y para su seleccionado estaba la predilección por técnicos del país. Colegas como Martín Lasarte esgrimieron críticas hacia su nombramiento. El 17 de mayo de 2023 fue la presentación oficial. La conferencia de prensa duró más de una hora.

“No tuvieron que convencerme. Casi diría que todo lo contrario”, fue una de sus primeras frases, en una alocución que tuvo como un asunto central si iba a considerar o no a Luis Suárez y Edinson Cavani. Era tema país. El Pistolero fue nominado para la Copa América, mientras que el Matador renunció a la selección. Consultado por esto último, el argentino contestó: “Es una decisión personal, Cavani es un ídolo del fútbol uruguayo. Ese tipo de posicionamientos no son para analizarlos, sino para respetar las cuestiones personales; solo corresponde analizarlas y actuar”.

El debut de Bielsa al mando de la Celeste fue el 14 de junio del año pasado, goleando por 4-1 a Nicaragua, dirigida por Marco Antonio Figueroa, en un amistoso disputado en el Estadio Centenario. Si bien el desafío no era altamente exigente, desde el inicio mostró matices del juego que pregona, como el afán ofensivo y la verticalidad. Remitiéndose a lo estadístico, el andar del entrenador ha sido satisfactorio. Tiene siete triunfos, tres empates y dos derrotas en 12 partidos (entre oficiales y amistosos, en el elenco absoluto), con un 66,7% de rendimiento. La Celeste va bien en las Eliminatorias. Se ubica en el segundo puesto con 13 puntos (de 18 posibles), con el mejor ataque del torneo (13 goles).

Las Clasificatorias le otorgaron a Bielsa sus mejores triunfos con el buzo uruguayo, hasta la fecha. Primero, le ganó a Brasil después de 22 años. Luego, fue a derrotar a Argentina, el campeón del mundo, en La Bombonera. Jugadores como Sergio Rochet, Manuel Ugarte, Facundo Pellistri y Darwin Núñez resaltan en la nueva estructura del equipo, cuyo último apronte hacia la Copa América fue un resonante 4-0 sobre México.

Por contraparte, el lunar ha sido el Preolímpico de Venezuela. Habían expectativas con el cuadro charrúa porque el Loco se hizo cargo de la Sub 23 y porque tenía el aval del título del mundo de la Sub 20. Sin embargo, Uruguay fracasó rumbo a París. Terminó cuarto en su grupo (incluso detrás de Chile), con solo una victoria en cuatro presentaciones. En el mano a mano ante la Roja, el equipo que comandaba Nicolás Córdova ganó por la mínima.

Cortocircuitos

La polémica no ha estado ajena al desarrollo de la historia de Bielsa en Uruguay. Las formas y estilos que tiene el DT han generado cortocircuitos en la interna de la selección, lo que ha terminado en la salida de históricos trabajadores de la Celeste. La última fue la de Carlos Nicola, entrenador de arqueros.

En agosto de 2023 se generó un remezón con la renuncia de Claudio Pagani, el encargado del Complejo Celeste (el equivalente a Juan Pinto Durán para la Roja), quien estaba en el cargo desde 2011, por discrepancias en el estilo de trabajo con el jefe técnico. Al mes siguiente, quien dejó su puesto fue el jefe médico de la selección, Alberto Pan, tras 17 años trabajando en la Celeste. No podía cumplir con las exigencias de trabajo de Bielsa. Le solicitó estar todos los días disponible en el Complejo. Pan estuvo durante toda la etapa de Óscar Tabárez.

A esto se sumó la salida de los videoanalistas Andrés Paysee y Marcelo Mayor, quienes presentaron su renuncia alegando que el cuerpo técnico absorbía su trabajo. En enero de este año se fue el kinesiólogo Richard López. Durante su estadía en el Preolímpico, evidenció su molestia al no asistir a la conferencia de prensa post partido ante Chile. Según la información oficial, estaba molesto con aspectos de la organización del torneo. No habló más.

Ya sean molestias, arrebatos o “locuras”, sus acciones siempre despiertan alguna sensación particular. Así sucedió cuando se conoció que convocaría a un jugador amateur (Walter Domínguez), goleador del fútbol del interior del país, para un combinado local que disputó un amistoso ante Costa Rica el 31 de mayo, en el que ni siquiera dirigió el argentino (fue Diego Pérez quien estuvo al mando frente a los ticos). Así es Marcelo Bielsa.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.