Deschamps, a un triunfo de ser el tercero que gana el Mundial como jugador y entrenador

foto: reuters

El técnico francés fue el capitán del conjunto galo en Francia '98. Mario Zagallo y Franz Beckenbauer son los únicos que han conseguido esta hazaña.


El 12 de julio de 1998, Francia se coronó campeón del mundo por primera vez. En el Mundial que organizaron, le ganaron 3-0 en la final a Brasil. Con la copa en la mano, el capitán Didier Deschamps alzaba el trofeo que por primera vez iba a adornar las vitrinas galas. Hoy, cinco mundiales después, quien portaba la jineta en el hito francés vuelve a instalar a su selección en una final, en la de Rusia 2018.

Ante Croacia o Inglaterra, Deschamps tiene la posibilidad de meterse a un selecto grupo que solo tiene dos nombres: Mario Zagallo y Franz Beckenbauer. El próximo domingo en Moscú, el galo puede entrar a la historia como el tercero que se corone campeón del mundo como jugador y entrenador.

El brasileño Zagallo fue el primero. En México 1970, condujo a Brasil a su tercera copa del mundo. Pero no fue la primera que el Viejo Lobo celebraba como protagonista, ya que, jugando de extremo izquierdo, estuvo en los dos primeros títulos del scratch, en Suecia 1958 y Chile 1962.

En Italia 1990, con Alemania bajo sus órdenes, pero desde el banco y no dentro de la cancha, Franz Beckenbauer se convertía en el segundo técnico en celebrar, además, como jugador. El Kaiser había liderado a los teutones en el Mundial que organizaron en 1974, el segundo que ganaron en su historia y que él, como capitán, fue el encargado de levantar.

El domingo a las 11.00 horas de Chile se comenzará a jugar el partido que aún debe definir a su segundo finalista. El primero, Francia, va por su segundo título mundial con un técnico que busca convertirse en el tercero que celebra desde la banca y que ya lo hizo dentro de la cancha.

Seguir leyendo