Jarry da otra exhibición y asegura un cupo en la final del Challenger de Salinas 2

El chileno Nicolás Jarry debutó con un triunfo en el Challenger de Salinas, en Ecuador.

Jarry sigue imparable en el Challenger de Salinas II.

El nivel del tenista nacional sigue a tope en Ecuador, logrando clasificar a su segunda instancia definitoria de manera consecutiva. Venció por 6-1 y 6-2 al argentino Agustín Velotti.


Nicolás Jarry (370°) sobresale en Salinas. No hay otra palabra que defina mejor la superioridad que demuestra el chileno en el cemento ecuatoriano. No hay rival que lo complique y la semifinal de hoy fue un mero tramite. Abrochó su paso al partido definitorio tras vencer por 6-1 y 6-2 a Agustín Velotti (347°) en un partido totalmente favorable para el tenista nacional.

Al arranque todo quedó claro. el ex 38 del mundo sigue en esa forma magistral que le dio el título en la semana pasada y que derechamente no le da opciones a sus rivales. Le pasó por encima en cada pelota al argentino y cuando tenía que arriesgar no fallaba. Es un agrado ver a este nuevo Jarry, más solido, más concentrado y más trabajólico. Ya no se ve esa ansiedad por tener que ganar tras dos o tres golpes. Hoy trabaja los puntos y dispara cuando ve el espacio. Así liquidó el primer parcial por 6-1 rápidamente, en 27 minutos para ser exactos.

Al comienzo del segundo set fue cuando mejor estuvo el transandino. A momentos parecía capaz de contrarrestar el juego de Jarry, pero en ningún momento pasarle por encima. Trabajó los puntos y tuvo que luchar en extremo para mantenerse con vida. En esos juegos, tuvo que llamar al fisioterapeuta por un dolor del hombro.

Parecía un partido más nivelado pero donde el nieto de Jaime Fillol siempre tuvo la iniciativa. Era más profundo, más rápido y más inteligente. Los paleteos se jugaban a su ritmo, complicando mucho a Velotti, quien terminó por perder su servicio en el dos iguales, quedando nuevamente la deriva. Un momento clave, ya que desde ahí de encuentro quedó poco. Solido con su servicio cerró la semifinal sin ningún problema. Era mejor y no había espacio para dudas. Apretó el puño tras asegurar el 6-2 a favor, después de una hora y siete minutos.

Con esto Jarry queda a un paso de su quinto título Challenger, el segundo después del doping que lo dejó un año sin poder jugar. Una fecha que marca un antes y un después en la carrera del tenista nacional, pero que parece que comienza a quedar en el pasado. El renacer comenzó en Chile durante el verano y ahora en Ecuador ha visto su mejor forma. Segunda final en dos semanas, sin sets perdidos. Dominio total que espera cerrar con otra corona. Juega ante Emilio Gómez (204°), el mejor preclasificado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.