La batalla por los recortes salariales sacude el fútbol

Iquique y Unión Española son los dos clubes chilenos que han aplicado ya reducción de sueldos en sus planteles. Foto: Agenciauno

En el Barça, Vidal y el plantel se bajan un 70% sus pagas para costear el de los empleados. En Chile, Iquique y Unión rebajan sus sueldos. El Sifup se queja. La ANFP discute fórmulas.




El fútbol se las ingenia para sobrevivir al impacto económico del coronavirus. En España, el plantel del Barcelona, con Arturo Vidal incluido, se bajó el 70% del sueldo para ayudar a las arcas del club. Además, los jugadores crearon un fondo para que los funcionarios culés puedan recibir la totalidad de sus salarios. “Entendemos perfectamente que se trata de una situación excepcional”, publicó Messi en nombre del plantel en un comunicado en el que cargaba además contra la directiva por intoxicaciones malévolas.

En Brasil, el Atlético Mineiro redujo un 25% la remuneración de Jorge Sampaoli. “En un mundo de desigualdad, todos los privilegiados deberían ayudar a quienes más lo necesitan”, aceptó el casildense.

Precisamente, la tendencia del fútbol chileno va en la misma dirección. Dos clubes de Primera tomaron la batuta y llegaron a un acuerdo con sus jugadores y trabajadores para pagarles menos. Deportes Iquique, desde abril, y Unión Española, ya en marzo.

“Hubo acuerdo con algunos jugadores para rebajar sueldos en abril. Solo algunos, los que podían, los más experimentados. Si alguien planteaba que no podía, no habría problemas, pero no se negó ningún jugador. Este dinero será devuelto cuando se normalice la actividad”, puntualizó Cesare Rossi, presidente de los Dragones Celestes.

Mauricio Zenteno, jugador nortino, agrega: “La mayoría de los jugadores cooperó, sobre todo los más grandes. No hubo problemas. Hay que saber la situación en la que estamos todos. El porcentaje varía en algunos jugadores, pero muy poco. La rebaja fue entre 15, 17 y 18 por ciento”.

“Es una rebaja que se realizará a todo el club, por la situación en caja. Es algo”, sostuvo Luis Baquedano, gerente del conjunto hispano. “Faltan puntos por tocar”, comentó el capitán, Diego Sánchez.

Varios otros clubes de Primera y Primera B están decididos a seguir los pasos. Por eso, en la reunión virtual que tuvieron ayer con Sebastián Moreno, presidente de la ANFP, se instó al timonel para que emita un comunicado, a más tardar hoy, sobre el escenario económico que atraviesa la industria. La declaración tendrá tres ejes principales: revelar la delicada realidad económica; recomendar a las instituciones dar vacaciones en abril; y prolongar la suspensión del fútbol femenino y formativo hasta, al menos, agosto, no así el fútbol profesional, que en el mejor escenario podría retornar entre junio y julio.

Las rebajas salariales han sido rechazadas por el Sifup. Su presidente, Gamadiel García, dice que los jugadores no tienen por qué asumir las pérdidas del fútbol. Una posición que le enfrenta a la solidaridad ofrecida alrededor, como en el caso del Barcelona. “No son las mismas realidades económicas”, matiza. En la ANFP no ha sentado bien la posición sindical, sin entender la realidad.

La ANFP también tiene problemas de caja, producto de la suspensión de la Copa América y las Eliminatorias, lo que se tradujo en el congelamiento de los pagos por derechos de TV. Por eso, en Quilín se está conversando con los funcionarios para realizar un recorte salarial, el que también incluye al cuerpo técnico de la Roja.

Ante esta situación, el ente rector no está en condiciones de realizar préstamos de urgencia a los clubes que lo necesiten. De ahí que el organismo esté muy cerca de lograr un préstamo millonario de la banca. “La idea es que cada club pueda tener acceso a un millón de dólares”, dicen.

Este complejo escenario tiene a los clubes pensando en establecer en Chile un salary cap, como se hace en la NBA y en la NFL. Es decir, crear un tope salarial en los clubes. “Esta es la gran discusión que se viene en el fútbol nacional. La idea es que cada club, dependiendo de sus ingresos, tenga un monto máximo para gastar en sueldos”, dice un presidente de Primera.

Los clubes acordaron crear una comisión Retorno, la que se encargará de buscar la mejor fórmula para terminar la temporada cuando se pueda. El objetivo es mantener un torneo que sea atractivo, para no perjudicar al CDF.

Comenta