Erick Wiemberg, lateral de La Calera: “No sabía que Rueda me estaba siguiendo”

Wiemberg posa en el estadio de La Calera.

El futbolista del lío entre Valdivia y La Calera por su pase, con la U a la espera, recibe a un Colo Colo enfermo. El seleccionador le dio una alegría: lo citó para el microciclo.




Erick Wiemberg (26) pelea con Unión La Calera en lo más alto de la tabla, aunque viene de una derrota. Este sábado recibe a Colo Colo, que llega desde lo más bajo de la tabla. Papeles cambiados.

¿Sorprendido con la nominación al microciclo?

Sí, es sorpresivo. No me lo esperaba. Una alegría tremenda. No tenía idea que me estaban siguiendo, que Rueda me miraba. Se agredece mucho la oportunidad.

¿Es un premio por su complicado año de no saber dónde jugaría?

Sí, es un premio y un aliciente a que hay que seguir mejorando y trabajando. Después de todo lo que pasó, de mi caso personal, de la pandemia, es una alegría grande.

Cinco de La Calera fueron nominados. ¿Coincidencia?

Eso te demuestra que estamos trabajando bien. Hay que seguir por el mismo camino.

¿Cómo resuelve su situación para salir de Valdivia y terminar jugando nuevamente en La Calera?

La Calera hizo compra del 50% del pase, así que hoy pertenezco a La Calera.

¿Le afectó quedarse un semestre en Valdivia sin saber qué pasaría con su futuro?

Quedarme en Valdivia truncó un poco lo que se podía venir para este año, pero también me dio las herramientas para seguir trabajando para volver a Primera. Y se logró.

¿No se desesperó?

No, cuando supe que me quedaba en Valdivia cambié el chip para entrenar pensando en volver a Primera.

¿No le da vuelta no haber llegado a la U por las diferencias que existieron entre La Calera y Valdivia?

No, para nada. Sé que estuvo en su momento la oferta, pero lamentablemente no se dio. No me quedo pegado. Hay que seguir trabajando y mejorando.

Sorpresiva caída ante la Universidad de Concepción.

Sí, tuvimos un par de errores que nos costaron goles y nuestras ocasiones no las supimos aprovechar. Se siente la derrota, pero nos motiva para seguir mejorando.

¿Les pasa la cuenta la presión de estar arriba?

No, queda mucho torneo. Estar arriba no significa tener algo asegurado. Vamos partido a partido y es normal que después de lo que pasó se cometan errores y el ritmo de juego sea distinto.

¿La UC es inalcanzable?

No, no vemos a la UC inalcanzable. Pero nos enfocamos en nosotros. No podemos estar pendientes todos los partidos de lo que hace el otro equipo.

Ahora viene Colo Colo.

Su momento se puede ver de dos maneras. Lo está pasando mal, pero eso le puede motivar aún más para salir de dónde está y jugar de mejor manera.

¿Le sorprende el momento de Colo Colo?

Sí, obviamente. Tiene jugadores con mucha calidad y el puesto en que está no va acorde a lo que tiene.

¿Es más fácil ganarle a este Colo Colo?

No sé. Seguramente quiere salir a toda costa de ahí. Y eso es un arma de doble filo.

¿Influye la situación que atraviesa Leo Valencia?

Eso es un tema personal y cada uno verá dónde le aprieta el zapato.

¿Es ventaja recibir a Colo Colo en cancha sintética?

Sí, nos da una leve ventaja porque entrenamos y jugamos ahí. La mayoría juega en césped natural.

¿Cómo está físicamente?

Bien, con el correr de los partidos uno va agarrando el ritmo y la recuperación postpartido es más rápida.

¿Muchos dolores al volver?

Sí, en especial en el primer partido. Fue harto el cansancio, se sintió. Me ahogaba. El ritmo de partidos se gana solo jugando, no entrenando o haciendo otras cosas.

¿Ya está al 100%?

Para llegar al 100% falta todavía, pero vamos avanzando de buena manera.

¿Temor a lesionarse?

Está el peligro de poder lesionarte por todo lo que ha pasado, pero se está trabajando bien. Se hacen entrenamientos complementarios para disminuir el riesgo. Mentalmente trato de no pensar en lesiones porque eso afecta un poco.

¿No sacaron ventaja por ser de los primeros equipos que vuelve a entrenar?

No sé, nadie te asegura que el que empieza antes está mejor preparado. Es todo un conjunto de cosas del trabajo que se hace, de respetar los tiempos de recuperación. Hay que ir aumentando el esfuerzo de cada entrenamiento de manera gradual, eso es lo más importante.

¿Qué dicen los GPS?

Estoy corriendo mucho más de lo que hacía cuando estaba parado.

¿Los partidos están siendo menos intensos?

Sí, los partidos se sienten distinto. El ritmo no es cómo se venía jugando, pero con el correr de los partidos se recuperará.

Comenta