La confusión de la Roja se examina

Foto: Photosport.

Ante Estados Unidos, la Selección disputa llena de dudas el último amistoso antes de la lista final para la Copa América. La era Rueda sigue lastrada por los registros de rendimiento y las sospechas crecientes que inspira su modelo inseguro y cambiante.


El de hoy es una suerte de prueba final para la Roja. Porque si bien es cierto hay un amistoso ya pactado antes de la Copa América, ese duelo, en la planificación original, se disputará con plantel casi definitivo. Rueda, entonces, está exigido por todos lados en el choque contra Estados Unidos.

Para cambiar la imagen, para dejar de lado las dudas y para no meterse en los magros registros de la Roja. Está a un paso de ser el de peor rendimiento desde que Pedro García estuviera a cargo del Equipo de Todos (ver tabla estadística).

Para evitar eso el caleño está obligado a ganar. Con eso obtendría 18 de 36 puntos en sus primeros 12 duelos, alcanzando un 50% de rendimiento. Podría superar así a Claudio Borghi. De empatar haría 16 de 36 unidades posibles, llegando a un 44,44%, los mismos que el Bichi en su primer docena de compromisos. Y en caso de perder ante los norteamericanos, sumaría 15 de 36 puntos, llegando a un 41,67% de rendimiento. Quedaría por detrás de Olmos, Acosta, Bielsa, el propio Borghi, Sampaoli y Pizzi. Habría que remontarse a la época de Pedro García (27,78%) para encontrar un inicio de era tan escuálido en los números.

No es la única prueba a superar por el colombiano, eso sí. Pasa que también tiene que disipar dudas. Porque además de no haber encontrado hasta ahora ni recambio ni un once más o menos fijo, el último amistoso ante México abrió otro flanco: la del dibujo táctico.

Tras un 2018 en que jugó diez amistosos, siempre con un 4-3-3 (con algunos matices, pero siempre con tres atacantes), y cuando se esperaba que en 2019 puliera al menos ese planteamiento, al primer partido del año hizo todo lo contrario. Y por partida doble.

El viernes pasado comenzó el cotejo ante los mexicanos con un claro 4-2-2 y durante el partido, cuando el descalabro ya estaba desatado, propuso un 3-5-2, algo ni siquiera entrenado según cuentan desde la concentración chilena.

Rueda, con dos (o quizás tres) amistosos por delante antes de la Copa América, sigue ensayando, probando y buscando. Esquemas y nombres. El tiempo corre y las respuestas no llegan. Por el contrario, las dudas arrecian.

Para hoy se anuncian más pruebas. Rueda hará modificaciones respecto del equipo que cayó ante los aztecas. Arias o Cortés al arco, Medel o el Tucu y Medel al medio o atrás eran dudas hasta ayer.

Llegó el amistoso con Estados Unidos, ese donde Rueda se juega mucho más que un amistoso.

Seguir leyendo