La odisea de Nico Pino para regresar a Chile

Nicolás Pino

El joven automovilista, que vio suspendida la semana pasada la temporada de la Fórmula 4 Británica, arribará este viernes a Santiago después de "hacer trampa" sobre su edad para poder embarcarse.


Nicolás Pino arribará al aeropuerto de Santiago este viernes, temprano. Viaja en un vuelo directo desde Londres. El automovilista es tal vez uno de los últimos deportistas chilenos que estaban varados fuera del país, sin la posibilidad, aunque con el deseo, de regresar.

El joven profesional, de 15 años, estaba en Inglaterra para participar este año de la Fórmula 4 Británica, por el equipo Double R Racing. La categoría había aguantado y mientras muchas competencias en el mundo se suspendían, la serie seguía sus entrenamientos en pista. Pero el martes 17 se informó que se aplazaban las carreras.

“Estábamos en la duda de quedarnos o no, hasta que se confirma que la F4 británica se suspende hasta junio y ahí mi papá me dice que me vaya, porque no sacaba nada con quedarme, ya que no tengo nada para entrenar en la casa donde me quedo acá en Londres”, relata el chileno.

“El aeropuerto de Londres estaba vacío. Increíble. De mi casa siempre me demoraba una hora y ahora solo fueron 25 minutos. Las calles vacías, es fuerte. Lo único malo es que había varios chilenos y todos sin mascarilla. Yo me puse la peor ropa que encontré, porque llegando a la casa en Chile la voy a botar y en el avión no quiero estar cerca de nadie y si tengo alguien al lado me voy parado. Llevo alcohol gel para echarme cada cinco minutos”, cuenta.

Nico tenía vuelo de regreso para el domingo siguiente de la primera fecha de la F4 británica, pero fue cancelado. Compraron otro a través de una agencia, para el martes pasado, pero British Airways se lo rechazó por ser menor de 16 años. Ahí, los Pino se desesperaron. "Tuve que hacer un poquito de trampa al sistema y al momento de comprar el pasaje me puse como que fuera adulto y me puse otra edad. De esa manera pude confirmar un nuevo ticket de vuelo para hoy jueves. De todos modos avisé al Consulado por si tenía algún problema en el aeropuerto”, confiesa Pino antes de subirse al avión.

El automovilista cuenta que en Londres pasó lo que ocurrió en varias ciudades. "Cada vez las noticias fueron peores en los medios y el viernes pasado declararon una especie de cuarentena preventiva, pero lo que sucedió en Londres es que la gente se lo tomó como vacaciones. Todo el mundo en las playas, plazas, el metro lleno, restaurantes, y el lunes ya la gente se asustó al conocer bien los números de contagiados y fallecidos. Me llamó mucho la atención que gente como los londinenses no se tomaran en serio lo que pasaba”.

Mirando al futuro, en la casa de Pino en Santiago, donde lo espera una cuarentena de 14 días, se está preparando todo para que pueda entrenar, y hasta viendo la posibilidad de conseguir un simulador profesional.

Nicolás Pino en Donnington Park

Comenta