Los PF explotan contra el informe de la ANFP del futbolista post Covid-19

Los profesionales están muy molestos por el documento emanado desde Quilín, en el que no fueron consultados.




Indignados. Así se podría resumir el sentir de los preparadores físicos del fútbol chileno luego del informe que la ANFP entregó a los clubes. El escrito que se titula Propuesta con Recomendaciones para el Entrenamiento en miras al Retorno al Fútbol Competitivo fue trabajado por los fisiólogos del ejercicio Luis Peñailillo y Jorge Cancino, además de los profesores de Educación Física Ismael Pinto, Carlos Velasco, Mauricio González y Marcelo Rosemblat.

Los preparadores físicos de los clubes nacionales reaccionaron muy molestos al documentos. Reclaman no haber sido consultados, siendo que ellos son los que están encima de los jugadores día a día. Así lo hicieron saber en una declaración pública que firman Cristóbal Rivas (Unión Española), Hernán Torres (Antofagasta), Marcelo Oyarzún (Santiago Wanderers), Ítalo Traverso (Palestino), Carlos Navarro (juveniles Cobresal), Luis Rodoni (ex U), Felipe Prieto (ex Selección), Patricio Cubillos (juveniles Wanderers), Patricio Cornejo (La Serena), Rodrigo Marcoleta (Rangers), Luis Valenzuela (ex Selección) y Eduardo Zurita (Santiago Morning). Todos ellos ya son parte de la Asociación de Profesores de Eduación Física del Fútbol Chileno (Apeffu).

“Hemos sentido la necesidad de pronunciarnos al respecto”, dice el escrito. “Entendemos que la intensión Directiva de elaborar el documento mencionado es ayudar y colaborar con sus asociados o algunos de ellos. Inevitablemente, como profesionales, nos surgen justificadas interrogantes: ¿No hay preparadores físicos vinculados a los clubes profesionales del fútbol chileno el día de hoy?, ¿Quién hacía el trabajo físico en lo que va corrido del campeonato 2020 y las temporadas anteriores?”. Esas preguntas retóricas son inmediatamente respondidas por ellos mismos.

“Dicho lo anterior, nos parece riesgoso que en el fútbol profesional chileno, el estamento directivo, obviamente, en ejercicio de su condición de responsables de las instituciones de la actividad, presenten este documento, sin consultar a los profesores de educación física o preparadores Físicos de sus clubes, debiendo tener en consideración, que junto a sus jefes y/o cuerpos técnicos, son quienes conocen a sus futbolistas a cabalidad”, agregan, antes de decir que debiesen “remitirse a sus decisiones y ser ellos quienes busquen las asesorías profesionales pertinentes para complementar su trabajo, y más aún, a lo mejor ya se hizo y los jugadores lo están ejecutando, sin que los directivos estén enterados, de algo que por lo demás, es obvio en un cuerpo técnico multidisciplinario y no administrativo”.

La declaración se mantiene en los mismos términos cuando señala a continuación que a su entender, “alguien olvidó o ignora que cada deportista es una individualidad en lo físico, sicológico, nutricional y sociológico. Por lo tanto, esta medida que reiteramos se tomó con la mejor de las intenciones, tanto por los Directivos como quienes elaboraron el documento, no puede distribuirse como una receta masiva para superar una enfermedad, sin escuchar y consultar a los profesionales de la casa; como ha ocurrido en todo el ámbito del fútbol mundial. Prueba de ello, es cómo a diario vemos a través de la televisión trabajar a los jugadores de los distintos clubes de Europa, basados en planes individuales y sin ningún lugar a dudas, distribuidos por los profesionales “de la institución” y no por las Ligas o Asociaciones”.

El escrito termina incluso cuestionando las conclusiones de dicho informe emanado desde la ANFP, en la que se asegura que los jugadores volverán más lentos, con más grasa, con menos resistencia y menos musculatura. “Manifestamos nuestra preocupación de información que aparecen en los medios de comunicación emitiendo juicios sin ningún sustento científico, levantando supuestos referidos a que los jugadores volverán en ciertos niveles de condición orgánica. Una vez reiniciada la actividad tendremos los datos objetivos y desde ahí levantaremos conclusiones a nivel nacional respecto del fútbol chileno, sea profesional o formativo. Diferente, por cierto, a otros países”.

Comenta