Mamá Thiem cree en Massú

La madre del número cuatro del mundo lo acompaña en Estados Unidos. Desde ahí celebra los avances de su hijo de la mano del Vampiro.


Las últimas semanas han sido de ensueño para Dominic Thiem. Luego de un comienzo de año lleno dudas, la llegada de Nicolás Massú se convirtió en el punto de inflexión para el flamante número cuatro del mundo.

En su periplo por Estados Unidos, el tenista ya conquistó el Masters 1.000 de Indian Wells, su primer torneo de esta importancia, en una superficie en la que no había tenido tantas satisfacciones como en arcilla, donde en los últimos años ha sido el único que ha podido vencer a Rafael Nadal.

En Norteamérica, Domi ha estado rodeado de gente muy cercana. De hecho, en varias fotos, aparte del capitán chileno de Copa Davis, aparece su madre, Karin, quien también es entrenadora, y se muestra satisfecha por todo lo que ha experimentado su hijo en estas últimas semanas. “Tengo la suerte de disfrutar de este largo viaje con Dominic y también estoy feliz de tener la oportunidad de ver su primera victoria en un Masters 1.000”, comenta a La Tercera.

La matriarca de la familia se declara como una fanática del tenis. Era que no, si su esposo, Wolfgang, tiene una academia de tenis y asesora a varios jugadores. De hecho, por estos compromisos profesionales, aún no puede conocer personalmente a Massú.

Karin, en cambio, resalta desde Miami el rol del viñamarino. “En mi opinión, Nicolás es un entrenador muy competente, que sabe cómo motivar a Dominic de una manera muy positiva”, confiesa.

En ese sentido, cuenta que el currículum del Vampiro fue algo fundamental para asumir el desafío de conducir a Thiem a un estatus aun más alto del que tenía. “Como ex jugador del top ten y campeón olímpico en individuales y dobles, sabe exactamente cómo tener un buen plan para tener éxito en la cancha”, señala. Y apunta, con mucho entusiasmo: “Además, creo que es una persona muy agradable y está feliz de tener la oportunidad de apoyar a Dominic”.

Desde Austria, Günter Bresnik, el entrenador títular, quien solo se desplaza con el jugador de 25 años a torneos muy específicos, se declara muy entusiasmado. “Veo muy bien esta relación”, afirma sobre el vínculo que será revisado ahora que terminó la participación en Miami. La madre de Thiem espera “que esta relación continúe”.

Seguir leyendo