Steven Zhang, el exótico millonario de 28 años jefe de Alexis y de Vidal

Zhang junto a Arturo Vidal.

El presidente más joven de la historia del club lombardo es hijo de un magnate chino, se educó en una escuela de negocios en Estados Unidos, es fanático del fútbol y de Messi. Quiere volver a poner en la élite a los nerazzurri.




El Inter de Milán está empecinado en desbancar a la Juventus del cetro del fútbol italiano. Hace prácticamente una década que el elenco de Turín gobierna sin mayor contrapeso en el Calcio. Algunos lo han intentado, como el Napoli, la Roma y el propio Inter, pero han fallado cada vez que pudieron dar el zarpazo. En la temporada anterior, la Juve volvió a ser campeón pero con más dificultad. Los lombardos llegaron segundos, a un punto del líder, en su mejor campaña de liga en 10 años (82 unidades).

El proyecto del Inter tiene varias caras visibles. Futbolísticamente, la principal es Antonio Conte, quien arranca su segunda campaña a cargo de los nerazzurri. En la directiva está Javier Zanetti como vicepresidente, y Giuseppe Marotta es el director deportivo, quien trabajara con Conte en la Juventus. Pero quien encarna el proceso de renovación del equipo interista tiene solo 28 años y un profundo poder. Se trata de Steven Zhang, empresario chino quien es el presidente del club.

El nexo entre el Inter y China surge en junio de 2016, cuando la empresa Suning Holdings Group, propiedad de Zhang Jindong, cofundador de Suning Commmerce Group y una de las fortunas más grandes del gigante asiático, adquiere la participación mayoritaria de las acciones del club: el 68,55 por ciento. En octubre de 2018, Steven Zhang, hijo de Zhang Jindong, es nombrado como el nuevo presidente del Inter. Con 26 años, se transformó en el timonel más joven de la historia de la institución.

Steven, quien en diciembre cumple 29, nació en Nanjing. Se graduó como economista en la Wharton School, la escuela de negocios de la Universidad de Pensilvania, y fue analista en la multinacional financiera Morgan Stanley. Se trata de uno de los líderes empresariales jóvenes más influyentes de China. Ha aparecido en la lista “40 Under 40” de la revista Fortune China. Después entró a trabajar en la empresa de su padre hasta que le llegó la oportunidad de su vida: conducir a un club de enorme peso a nivel europeo.

Como parte de la junta directiva del Inter ha sido responsable de la gestión diaria de la entidad, cubriendo diversos aspectos. Zhang es fanático del fútbol y de Lionel Messi. Por lo mismo, no causó extrañeza que uno de los posibles destinos del argentino, cuando deslizó la opción de abandonar Barcelona, fuese el Inter, tanto por la billetera que tiene el club como el deseo de los directivos. Financieramente, el Inter está sano. El año pasado aumentó el valor empresarial del club más del 41%, hasta los 692 millones de euros, el mayor crecimiento de cualquier equipo europeo. Zhang es el único asiático miembro del Comité de Competiciones de Clubes de la UEFA.

Deportivamente el club evoluciona. Fue escolta en la Serie A y alcanzó una final continental este año. El joven presidente analizó la temporada anterior tras caer en la disputa del título de la Europa League ante el Sevilla. “Creo que el balance es muy positivo, forjamos un camino que nos ha permitido llegar hasta aquí para luchar por esta final. Todo el club está haciendo un gran trabajo dentro y fuera del campo. Estamos trabajando en esta dirección, ganar o perder es parte del fútbol, pero competir a cierto nivel y dar lo máximo es importante y nos hace optimistas”, declaró.

La última jugada del club fue conseguir a un bajísimo costo a Arturo Vidal, un viejo deseo de Antonio Conte. La operación se hizo por un millón de euros, un precio simbólico. El Inter está armado. Va por el Scudetto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.