40 horas: Evópoli pide a Piñera conformar una mesa de trabajo nacional y postergar ir al TC

WhatsApp Image 2019-09-13 at 14.17.29

La directiva y parlamentarios del partido se reunieron anoche con el Mandatario. "Antes de acudir (al TC), hay que enfriar la cabeza, poner la pelota al piso y tratar de generar un acuerdo político a diez años plazo en materia laboral", afirmó el jefe de bancada del partido, Luciano Cruz-Coke.




"¿Y va a ser candidato?", le preguntó ayer el Mandatario Sebastián Piñera al presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, aludiendo a la petición que hizo el partido para que asumiera el desafío de competir por la Región Metropolitana en las elecciones de gobernadores del próximo año. "Lo estoy pensando", respondió el dirigente. "Ahh, entonces, no va a ser", insistió Piñera, en todo distendido, desatando las risas de los presentes. "Sí será", comentaron otros parlamentarios de la colectividad.

La escena ocurrió ayer en la noche en casa del diputado de Evópoli Francisco Undurraga, encuentro en el que el jefe de Estado asistió para participar de una comida y compartir con esa colectividad. Ahí, según presentes, Piñera abordó el desafío de las próximas elecciones y transmitió que con la contienda desatada en la RM -considerando que otra carta podría ser Karla Rubilar- se reafirma la necesidad de hacer primarias en Chile Vamos. Esto, además de señalar que cerca de ocho intendentes renunciarán a sus cargos para competir, en línea con lo informado por La Tercera el 20 de julio.

Este, sin embargo, fue solo uno de los temas que se tocó en la cena, ya que gran parte de la discusión -dicen los asistentes- estuvo enfocada principalmente en una petición que le hizo la colectividad al Mandatario: postergar la discusión del proyecto del gobierno sobre jornada y flexibilidad laboral, que se encuentra en primer trámite en el Senado y conformar una mesa de trabajo nacional parecida a lo que fue la Comisión Engel o la Comisión Bravo.

El planteamiento tenía de fondo un diagnóstico instalado en Evópoli. En ese partido dicen que el tema no se ha abordado de manera correcta, que ha sido "enredado" y que no se ha conseguido contrarrestar de buena forma el proyecto de la oposición, liderado por Camila Vallejo, que pretende reducir la jornada laboral a 40 horas, iniciativa que continúa avanzando en el Congreso.

Así, el jefe de bancada de la colectividad, Luciano Cruz-Coke, planteó ayer la idea, la que fue respaldada por Larraín Matte y el resto de la bancada. "El tema no está solucionado y en esta materia ha habido más obstinación que voluntad de acuerdos. Tal como sucedió con infancia, creo importante que el gobierno reúna a una mesa de trabajo nacional con técnicos y políticos transversales para pensar en un proyecto laboral que pueda desplegarse a 10 años plazo y que integre nuestras posibilidades de crecimiento con el impacto que tendrían las medidas en el empleo y disposición del tiempo libre de los chilenos", manifestó Cruz-Coke a La Tercera PM.

En ese sentido, el diputado aseguró que es necesario que se postergue el envío de la indicación que está trabajando el Ejecutivo, con la que busca reducir la jornada de trabajo a 41 horas promedio. Esto, además, con el objetivo de enfocarse en la reforma tributaria y de pensiones para que sean despachadas del Congreso.

"Lo razonable hoy es priorizar los proyectos de modernización tributaria y de pensiones, que ya están avanzando. Y, una vez resueltos, proseguir con lo laboral. Mientras, podemos convenir políticamente una iniciativa laboral que aborde integralmente y con perspectiva la relación entre trabajo y desarrollo para los próximos años. Nada bueno saldrá del apresuramiento aquí, y no creo que en la oposición estén todos muy cómodos con el proyecto del PC", agregó Cruz-Coke.

Postergar ir al TC

En medio del avance del proyecto de 40 horas en el Congreso, el gobierno confirmó hace algunos días que acudirá al Tribunal Constitucional (TC), debido a que consideran que la iniciativa es inconstitucional porque irroga gasto fiscal. Así, el Ejecutivo le pidió al abogado Gastón Gómez que liderara esa ofensiva, y están a la espera de que la iniciativa se apruebe en la sala de la Cámara  para avanzar con el requerimiento y evitar un traspié.

Eso sí, el gobierno -en medio de planteamientos de que no hay que politizar el organismo- ha manifestado que quieren ver cómo evoluciona el proyecto en el Parlamento, haciendo un llamado a la oposición a que "recapaciten" y no apoyen una iniciativa que -dicen en el Ejecutivo- repercutirá en los empleos.

En este escenario, y en medio de las presiones de RN para que La Moneda no aplace más ir al TC y acuda cuanto antes, en Evópoli creen que la ofensiva se debe postergar y que primero tienen que intentar llegar a un acuerdo a través de una mesa de trabajo.

"En la medida que vayamos logrando consensos políticos amplios, puede terminar siendo innecesario ir al TC. Antes de acudir, hay que enfriar la cabeza, poner la pelota al piso y tratar de generar un acuerdo político a diez años plazo en materia laboral", señaló Cruz-Coke.

El Ejecutivo ha tenido que ir rediseñando, en más de una oportunidad, la estrategia para enfrentar el proyecto de la oposición, en medio de un alto respaldo ciudadano a la moción liderada por Vallejo, divisiones en el oficialismo y críticas a la gestión del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

En la reunión con Piñera, según algunos de los presentes, el Mandatario no se pronunció sobre la ofensiva al TC, pero sí reconoció que se debía buscar un mecanismo para avanzar en la reforma laboral. En ese sentido, destacó declaraciones como las del exministro de Hacienda Rodrigo Valdés, quien ha tenido reparos sobre proyecto de la izquierda, destacando que son figuras con las que se podría establecer un diálogo razonable para pensar en largo plazo.

Infancia: "El gran legado"

En la cita con Piñera -en la que comieron carne con papas y verduras- Evópoli también planteó su postura sobre el matrimonio igualitario, en la que reafirmaron que apoyarían la iniciativa. Y, además, le transmitieron al Mandatario la importancia de la agenda de infancia para que se transforme en uno de los legados del gobierno.

Larraín Matte afirmó a este medio que "al Presidente le planteamos con mucha energía nuestra convicción de que la infancia será un legado muy potente de este gobierno, porque se está haciendo la pega (…); espero que podamos darle prioridad y potenciarlo a todo nivel".

En tanto, Undurraga, añadió que es, sin duda, "uno de sus legados y nosotros lo vemos como un tema muy relevante".

Comenta