Cómo se gestó (y cayó) la gira de Piñera a Europa y su frustrada apuesta por retomar la agenda internacional

Sebastián Piñera y Emmanuel Macron.

Menos de 24 horas duró la confirmación oficial de la Cancillería sobre la gira del Mandatario a Europa que partiría este 22 de junio, la que fue suspendida este jueves en medio del alza de casos y de la decisión de volver a cuarentena a la Región Metropolitana. En el gobierno algunos reconocen que la pretensión del Presidente de retomar su agenda internacional les terminó abriendo un flanco innecesario, sin embargo, la idea de salir del país persiste y busca retomarla entre septiembre y octubre.




Todo partió hace un mes y medio, con una invitación que el Presidente Emmanuel Macron hizo a Sebastián Piñera para que viajara a Francia, a participar de un encuentro de ONU Mujeres que estaba organizando. Desde ahí, dicen en el gobierno, el Mandatario retomó con fuerza su idea -en la que nunca ha desistido- de reactivar su agenda internacional, la cual se vio frenada primero con el estallido social de octubre de 2019 y, posteriormente, con la pandemia del Covid-19. En el intertanto, solo ha hecho un muy breve viaje, en marzo del año pasado, para el cambio de mando en Uruguay.

A esa invitación de Macron, dicen en Palacio, se sumaba una visita pendiente a España y a Inglaterra. Bajo esa premisa, Piñera le pidió al canciller Andrés Allamand que preparara una agenda, con reuniones de alto nivel. Y hasta el miércoles de esta semana, estaba todo dispuesto para que ambos partieran este 22 de junio rumbo a Europa. Sin embargo, ayer en la tarde terminaron cancelando la gira y frustrándose nuevamente los planes del Jefe de Estado.

En el gobierno apostaban a que, para fines de junio, los casos de Covid-19 comenzaran a bajar y el proceso de vacunación estuviera más avanzando. Esto, pese a que el virus hace ya varias semanas no mostraba señales de estar siendo contenido.

Cuando comenzó la organización del periplo, según las mismas fuentes, nadie objetó en profundidad la idea de viajar, salvo algunos asesores que habrían trasmitido que podría ser inconveniente. Sin embargo, se argumentó que la gira tenía motivos de fondo relevantes y que Piñera ya había desechado otras invitaciones, como el cambio de mando en Ecuador que se realizó el 24 de mayo. En el camino, además, habían quedado los planes de viajar a Asia, Rusia y la India en 2020, debido al estallido social.

En el gobierno sostienen que el Presidente nunca ha dejado la idea de viajar y de retomar una agenda internacional. En particular, este periplo a Europa -afirman en La Moneda- pensaba hacerlo por tres motivos. Primero, a modo de despedida de su administración; segundo, para lograr dejar amarrados temas que para él son importantes -entre ellos, el acuerdo con la Unión Europea, la entrega de la presidencia de la Cop-, y tercero, para lograr recuperar la imagen internacional que, sostienen, había comenzado a construir previo al estallido social.

Por ello, recalcan que se trató de construir una agenda “contundente” para evitar cuestionamientos y que se justificara la gira. Presidencia en dos oportunidades envió documentos argumentando sus motivos del viaje. Ahí se esgrimía, entre otras razones, que “la gira contemplaba reuniones con el director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus y el Government Chief Scientific Adviser (GCSA) del Reino Unido, Sir Patrick Vallance, para conocer las experiencias y mejores prácticas para la prevención, manejo y combate tanto de la actual como de futuras pandemias”; que “también tenía por objetivo fortalecer el apoyo de países cuyo respaldo resulta clave para el éxito de las negociaciones que actualmente se están llevando a cabo para modernizar el tratado comercial entre Chile y la Unión Europea”; y que “la gira también buscaba una mejor coordinación con el gobierno encabezado por el Primer Ministro del Reino Unido, S.E. Boris Johnson, para asegurar una transición exitosa de la COP25 a la COP26″.

Asimismo, se estaba pensando en un viaje con protocolos estrictos, con baja comitiva e, incluso, viajando en el avión presidencial pequeño.

Cancillería, incluso, había logrado amarrar un encuentro el lunes 28 de junio con la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, el que se gestionó a través de la embajada de Ginebra. La cita se produciría en medio de la ofensiva del Mandatario en el tema de los derechos humanos, en medio de causas abiertas dentro del país y un escrito que envió el ex juez español Baltasar Garzón, la Comisión Chilena de Derechos Humanos (CHDH), la Asociación Americana de Juristas (AAJ) y el Centro di Ricerca ed Elaborazione per la Democrazia (CRED) a la Corte Penal Internacional (CPI) por “crímenes de lesa humanidad” durante el estallido social.

Menos de 24 horas de confirmación

Pero la intención de Piñera de retomar la agenda internacional, reconocen varias fuentes de gobierno, generó nuevamente una complicación y abrió un flanco que para muchos al interior de Palacio fue “innecesario”. Ello, por las críticas públicas que hubo incluso dentro del oficialismo respecto de que saldría del país en medio de una agudización de la pandemia y con las fronteras oficialmente cerradas.

En el Ejecutivo varios dicen no entender, además, por qué la Cancillería emitió el miércoles un comunicado oficial confirmando la gira, luego de que se filtrara la bitácora del viaje de Piñera.

De acuerdo a varias versiones de gobierno, RR.EE. emitió el comunicado pues Presidencia presionó para informar oficialmente la noticia, instruido por Piñera. Varios transmiten que el comunicado nunca debió emitirse para evitar el papelón posterior: menos de 24 horas después, tuvieron que echar pie atrás, argumentando como principal razón la decisión que tomó el Mandatario y el Minsal el jueves de retroceder a cuarentena a todas las comunas de la Región Metropolitana.

En el Ejecutivo dicen que Allamand, apenas tomó conocimiento de que se volvía a cuarentena, conversó con Piñera. Ambos habrían coincidido que el viaje se volvía inviable. En paralelo, varios asesores de gobierno y ministros del comité político le transmitieron a Piñera que no se podía sostener la gira. Pese a eso, durante la mañana del jueves tanto la subsecretaria Paula Daza como el titular de la Segegob, Jaime Bellolio, defendieron el viaje de Piñera y no dieron luces respecto a la idea de cancelarlo.

Lo que más preocupaba a algunos en el gobierno, de acuerdo a las mismas fuentes, era la señal que se entregaba a la ciudadanía si es que Piñera continuaba con su viaje y los posibles flancos que continuarían. Como sea, hay versiones distintas respecto a si el Presidente desistió de inmediato de la idea de deponer el viaje o continuar con él.

Lo concreto es que, pasadas las 16 del jueves, el Jefe de Estado se reunió, como es habitual, con los ministros del comité político, cita a la que se sumó Allamand. En ese encuentro, según tres versiones de gobierno, Piñera pidió opiniones sobre el viaje y se terminó de zanjar la decisión.

Dentro de los argumentos que surgieron es que no sería conveniente viajar en medio de la cuarentena y ad portas de que se tenga que pedir al Congreso la extensión del estado de excepción. Asimismo, había que ver los detalles de la suspensión y la bajada comunicacional de la noticia.

Tras la cita, la Segegob informó, a las 17.23, que Bellolio daría una vocería. Ahí, el secretario de Estado confirmó, sin entregar detalles, que la gira “se postergaba”, mientras en paralelo Presidencia enviaba un documento con los motivos de para qué se había programado el viaje.

¿Y se posterga hasta cuándo?

Ahora, en el gobierno dicen que el Presidente Piñera sigue con intenciones de viajar y que, por lo mismo, se habló de “postergación”. La idea es retomar los planes para viajar entre septiembre y octubre para intentar asistir a la Asamblea General de la ONU, si es que se hace presencial; y para el traspaso de mando de la Cop que será durante noviembre en Glasgow. Otra alternativa, de acuerdo a las mismas fuentes, es concretar un viaje si se lograr cerrar la negociación con la Unión Europea y si es que se decide asistir al cambio de mando en Perú.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.