El nuevo estatus de Niemann en el golf estadounidense

A Military Tribute At (3196637)

Una victoria en el Greenbrier que vale más que una copa: es respeto, es un nuevo calendario, es el ingreso a torneos exclusivos, es tranquilidad para el futuro y es ser el mejor golfista de, por ahora, Sudamérica.




Ya es lunes, muy distinto a un domingo de campeonato. Se lo había adelantado, medio en broma pero muy en serio, a su caddie ayer, cuando lo vio celebrando el título del Greenbrier con un vaso de cerveza: "Mañana, 8 am", le ordenó. Nada de relajo, el trabajo duro no debe cambiar, menos ahora, con el nuevo status de Niemann.

Ganar el Greenbrier y sus celebraciones ya son pasado, pero no las proyecciones de la victoria de Niemann. El golfista nacional consiguió en West Virginia un nuevo status en el circuito estadounidense. Ya no es uno más, sino un campeón de torneo.

"Se abren otras puertas que uno no se da cuenta, desde el minuto en que te están esperando con el auto hasta que llegas al club, muchas veces tienes lockers aparte. Pasas a ser una categoría, entre comillas, distinta, porque en el PGA Tour todo es más o menos parejo. La gente sabe quién eres, qué has ganado, qué demostraste, que fuiste capaz, entonces el Tour tiene un poquito más de consideración contigo", explica Felipe Aguilar, campeón dos veces en el European Tour, el simil del Viejo Continente del PGA estadounidense.

Sobre este nuevo status, el manager del jugador, el español Carlos Rodríguez, señala que "Joaco siempre ha sido un jugador respetado y querido desde que llegó al tour. Obviamente, cambia algo por haber ganado, pero esto es un proceso largo y hay que seguir trabajando igual que lo ha hecho hasta ahora con sus entrenadores, preparadores físicos y el resto del staff".

En el golf internacional cada logro o victoria es una llave para abrir puertas. Ser número uno del ranking mundial amateur le abrió a Niemann las cerraduras del PGA Tour, hace dos años. Comenzó a jugar como invitado y así forjó sus propias llaves, logrando a su vez varios top 10 que obligaban a los organizadores a invitarlo al siguiente evento.

Ahora, con la victoria del domingo, el nacional aseguró su presencia en el PGA Tour por tres años, es decir, hasta agosto de 2022.

Además, gracias al triunfo en White Sulphur Springs, el nacional podrá ingresar a torneos de primer nivel.

El primero y más importante es el Masters, el primer major de la temporada que se juega cada segunda semana de abril, como siempre en el Augusta National, en Georgia. Este grande y el PGA Championship, el segundo del calendario (14 al 17 de mayo) son los únicos que reciben en el field a todos los campeones de torneos que den 500 puntos o más, como es el caso del Greenbrier. Será el segundo Torneo de Maestros para Niemann después del disputado en 2018, tras ganar el Latin America Amateur Championship, cuando aún era aficionado. En cambio, será el tercer PGA Championship de su historial, donde hizo historia para Chile al superar un corte.

Para jugar el US Open, en junio, y el Open británico, en julio, deberá mantenerse entre los 60 mejores del mundo, como logró de manera inédita para un chileno, Niemann con la victoria del fin de semana.

No es lo único, este triunfo lo incluye por primera vez en su carrera en un campeonato del World Golf Championship (WGC), una serie de cuatro torneos en el año que reúne a los jugadores de todos los circuitos del mundo, tal como hacen los majors. Su primer WGC será el FedEx St. Jude, a principios de julio, en Memphis. Para clasificar al resto también deberá mantenerse en buenas ubicaciones en los rankings del PGA Tour o el Mundial al día del cierre de las inscripciones.

Otro certamen que suma Niemann es el exclusivo Sentry Tournament of Champions, aunque ya para la edición 2021, donde llegarán todos los campeones de grandes circuitos. En el caso del PGA Tour, todos los que ganen en esta temporada 2019-2020. Ese torneo se disputa cada año en Hawai.

De esta manera, el talagantino tendrá el calendario más exigente desde que entró al PGA Tour hace dos años, aunque también tener claridad respecto de las fechas da mejores armas para organizar un calendario con los descansos bien previstos.

El nuevo status de Niemann

El programa de Niemann ya contaba con su presencia en buenos torneos como el The Players, considerado el quinto major, y los campeonatos por invitación Arnold Palmer, RBC Heritage y Memorial, así como el Charles Scwhab Challenge, cuatro certámenes de alto prestigio en el circuito.

En West Virginia, Niemann consiguió un premio de 1,35 millones de dólares, una cifra muy similar a lo que cosechó en todo 2018 (1,2 millones), cuando irrumpió en el circuito como invitado, y a lo conseguido en la temporada 2019, que finalizó en agosto recién pasado, donde sumó 1,4 millones.

Todo en solo cuatro días y con toda la temporada por delante. Su mayor premio era de 330 mil dólares, por el quinto puesto conseguido hace dos años en el Memorial.

Niemann quedó también número uno del ranking de la FedEx, pero como se trata de un escalafón que parte de cero, debe valorarse el hecho de ya sumar 500 puntos, pues la posición de privilegio seguramente es esfumará en un par de semanas. Pero con ese puntaje ya asegura entrar a los playoffs del PGA Tour, a fin de año, al que ingresan los 125 mejores. El año pasado, 500 puntos tenía el jugador que finalizó 100º. Y como Joaco seguramente seguirá sumando puntos, su idea será superar el puesto 67 que logró en esta temporada 2018-2019.

En el ranking mundial, que no parte de cero pues buena parte de los circuitos alrededor del globo está en pleno desarrollo, Joaco subió al lugar 50, algo inédito para él y para cualquier chileno. De paso, se convirtió por primera vez en el mejor sudamericano del escalafón universal, sobrepasando al argentino Emiliano Grillo (65º). El mexicano Abraham Ancer está 38º y sigue siendo el mejor latinoamericano.

El chileno ya va en camino a Missouri donde desde este jueves disputará el Sanderson Farms Championship, segunda parada del PGA Tour 2019-2020, que recibirá a los jugadores ya con el nuevo status de Niemann.

Comenta