Juntar 24 mil firmas en un mes y medio: la exigencia legal que enreda la opción presidencial de Boric

Ese es el escenario si el diputado por Magallanes quisiera competir en la primaria de julio. La ley establece que un partido que no está inscrito en todo el país, como es el caso de Convergencia Social, tendría que contar con cerca de 34.000 militantes para declarar su eventual candidatura a La Moneda. Según cifras del Servel, la colectividad -que está legalizada solo en cinco regiones- tiene a la fecha cerca de 10 mil afiliados. Y si bien algunos en el Frente Amplio aseguran que otro partido podría inscribirlo en caso de conformar un pacto para la primaria del 4 de julio, expertos disienten.




Una reunión clave tiene prevista para hoy la directiva de Convergencia Social con el Servicio Electoral. ¿El objetivo? Dilucidar si el posible candidato de la colectividad, el diputado Gabriel Boric, tendrá que cumplir o no un importante desafío para inscribir su eventual postulación, tanto en caso de que decida competir en la primaria legal del 4 de julio como si opta por ir directo a primera vuelta: sumar cerca de 24 mil militantes a sus filas.

La colectividad solicitó la reunión al ente fiscalizador luego de que surgieran diversas interpretaciones en el conglomerado respecto de lo establecido en la normativa electoral.

La Ley 18.700, que regula las votaciones populares y escrutinios, señala en su Artículo 17 que “las declaraciones de candidaturas de partidos políticos a Presidente de la República deberán cumplir con los siguientes requisitos especiales: a) sólo podrán ser declaradas por los partidos constituidos en todas las regiones del país, y b) aquellos partidos que no estén constituidos en todas las regiones del país podrán efectuar estas declaraciones acreditando una cantidad total de afiliados en las regiones en que se encuentran legalmente constituidos no inferior al 0,5 por ciento” del total de sufragios emitidos en la elección anterior de diputados, cálculo que equivale a 34.000 afiliados.

Es decir, Convergencia Social, partido que está legalizado solo en cinco regiones y cuenta con cerca de 10 mil afiliados, debería fichar ya sea de aquí a mayo -cuando se inscriben las primarias presidenciales- o a agosto, en caso de ir directo a primera vuelta, alrededor de 24 mil nuevos militantes.

Y pese a que la ley es clara y que, el Artículo 16 de la Ley de Primarias señala que “los candidatos nominados por un partido político para participar en las elecciones primarias podrán ser afiliados a dicho partido o independientes”, algunos en el Frente Amplio han planteado que otro partido como Revolución Democrática, que sí está constituido en todo el país, pueda inscribirlo si el bloque llega a conformar un pacto para los comicios legales fijados para el 4 de julio.

“No creo que, en caso de que sea un acuerdo FA, haya impedimentos. Nada impide que una coalición pueda nominarlo”, dice un dirigente de ese partido. Esa interpretación, en todo caso, se cae en caso de que el bloque decida ir directo a primera vuelta (donde no hay inscripción vía pactos), un debate que sigue abierto en el Frente Amplio.

La reunión con el organismo fiscalizador se da justamente en una semana que será crucial para que tanto su colectividad como el Frente Amplio decidan si lo proclaman. Mientras que Convergencia Social lleva adelante una consulta en sus distintos comunales -que entre otras cosas busca recoger la postura de las bases del partido respecto de la candidatura del diputado por Magallanes-, otros partidos como Revolución Democrática y sectores de Comunes están a la espera de esa definición para respaldar su opción.

“Nos encontramos en un proceso de discusión, evaluando los objetivos políticos y las necesidades que existen para presentar una candidatura presidencial, dentro de ese contexto nos vamos a reunir mañana (hoy) con el Servel para conocer la interpretación de la ley sobre los requisitos y junto con esa información y la decisión de la militancia elaboraremos y comunicaremos nuestro diseño presidencial”, explica a La Tercera PM la presidenta de la colectividad, Alondra Arellano.

Las dudas en Comunes

Y más allá de la posición que zanje el organismo, en el Frente Amplio admiten que el asunto puede volverse una “complicación adicional” para la candidatura de Boric. De hecho, el tema ha sido parte del análisis que han hecho las otras colectividades que podrían respaldarlo. En el caso de Comunes, de hecho, algunos sectores han planteado que la definición presidencial del Frente Amplio debería aplazarse hasta después del 11 de abril e, incluso, se ha levantado el nombre de la actual candidata a la gobernación metropolitanta, Karina Oliva, como carta.

Con todo, en el conglomerado consideran clave despejar el punto y que Convergencia Social apure el tranco con la proclamación de Boric. De lo contrario, dicen las mismas fuentes, el diputado tendría menos de un mes y medio para juntar las firmas en caso de que las requiera si participa de la primaria legal. Pese a eso, en Convergencia Social aseguran que la decisión respecto de la postulación del legislador podría ocurrir solo después del 8 de marzo, día en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, para evitar que el anuncio eclipse las actividades que planean los frentes feministas para esa fecha.

Fuentes del bloque admiten que el asunto “enreda” aún más la posibilidad de un apoyo transversal detrás de Boric, pues podría implicar que se repita la historia de 2017, oportunidad en que todo el conglomerado se volcó a conseguir fichajes para RD, con el objetivo de inscribir la candidatura presidencial de Beatriz Sánchez. “Es parte del dilema favorecer nuevamente a un partido meramente instrumental en el FA”, dice un dirigente del bloque.

Asimismo, algunos sectores ven con preocupación la posibilidad de que no se logren las firmas para mayo y que eso termine forzando una competencia en primera vuelta del diputado, lo que podría abrir un problema político mayor en el Frente Amplio.

Para Gabriel Osorio, experto en justicia electoral del PS, “la ley orgánica establece que los partidos políticos que declaren una candidatura presidencial deben estar constituidos en todo el país o, en caso contrario, tener un número de afiliados equivalente a aproximadamente 34.000 afiliados. Lo discutible en el presente caso es si este requisito general se aplica o no en elecciones primarias. Normalmente, el Servicio Electoral ha estimado que, aun cuando un partido vaya en un pacto electoral para primarias presidenciales, la declaración de candidatura debe cumplir con el requisito general anteriormente señalado. Además, aun cuando exista un pacto electoral, la ley de primarias exige en su artículo 16 que los partidos políticos sólo pueden declarar como candidato a un afiliado o a un independiente”.

Y agrega: “Por lo tanto, si bien es posible discutir la aplicación del requisito señalado en el artículo 17 en una elección primaria, será el Servicio Electoral y, en último término, la justicia electoral quien determine o no la aplicación de dicho requisito”.

Para Jorge Barrera, profesor de derecho de la Universidad de Chile y la Universidad San Sebastián, la posibilidad de que pueda inscribirlo otro partido “es muy dudosa”.

“Entiendo que algunos piensan que el pacto puede sanear este requisito, y ello no es necesariamente una locura. Sin embargo, la posición del Servel ha sido requerir el 0,5 % siempre por una razón muy simple: los partidos pueden declarar afiliados (a su partido) e independientes. Por tanto, Gabriel solo puede ser presentado como candidato de su partido a una primaria. ¿Puede un partido político declarar candidaturas de afiliados a otro partido político? Mi opinión es que no”, agrega.

Para el experto en justicia electoral, “hay dos actos distintos que en algunas oportunidades se producen en el mismo momento, la suscripción del pacto electoral de primarias y la declaración de candidaturas a dichas primarias. Al pacto pueden concurrir partidos que no cumplen el requisito, pero solo los partidos que cumplan con estar constituidos en todas las regiones o tengan un número de afiliados correspondientes al 0,5% de votantes de la última elección de diputados pueden declarar candidaturas a una primaria presidencial. Cuando las candidaturas son independientes, como en caso de Mayol o Sánchez, no hay problema, porque ahí si bien las declara el ‘pacto’, en verdad se entiende que las declara el partido que cumple. Pero si es militante, como fue el caso de Felipe Kast en 2017, Evópoli requirió constituirse en todo el país”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.