La advertencia del general Yáñez al Congreso: “Nuestros carabineros están siendo agredidos cada vez con mayor intensidad”

(Foto: Agencia Uno)

El jefe máximo de la policía uniformada se manifestó a favor del proyecto de ley que eleva las sanciones penales a quienes ataquen a funcionarios de Carabineros. El alto oficial, además, reveló que el año 2020 hubo 2.070 casos de maltrato de obra a carabineros de servicio y 2.036 detenidos. Mención aparte tuvo la situación entre La Araucanía y Los Lagos: "No hay ningún día que no tengamos un ataque a carabineros o a un cuartel con armas de fuego”.




En primer trámite constitucional se encuentra el proyecto de ley de un grupo de diputados de la UDI para aumentar las penas a quienes agredan a efectivos policiales. La iniciativa es discutida en la Comisión de Seguridad de la Cámara y establece sanciones de hasta cinco años para quienes maltraten a un funcionario de Carabineros o la PDI.

Para abordar los alcances del proyecto se presentó a la Comisión de Seguridad el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez. La sesión se realizó de manera telemática el miércoles pasado, donde en tres minutos el alto oficial marcó su posición favorable a la iniciativa.

El general partió señalando: “La verdad es que en los últimos siete meses hemos perdido dos funcionarios y otros han resultado gravemente heridos. Creemos que estas medidas de aumentar las penas y sanciones a quienes agreden a carabineros es necesario que sean modificadas”.

El alto oficial, además, expuso que en 2020 hubo 2.070 casos de maltrato de obra a carabineros de servicio y 2.036 detenidos. “La pena tiene por efecto disminuir un delito, y si no cometen ese efecto hay que modificarla”, indicó, agregando que “nuestros carabineros están siendo agredidos, cada vez con mayor intensidad, por el uso de la fuerza de los delincuentes”.

Para Yáñez, “si no hay penas más fuertes, difícilmente los vamos a poder inhibir que se comentan estos delitos”. Según fuentes de Carabineros, el alto oficial ha conversado sobre el tema con su alto mando, a quienes ha manifestado su preocupación por las agresiones.

En esa misma línea, una cosa que preocupa, manifestaron, son las reiteraciones de quienes cometen estos delitos. Este problema, sin embargo, no es nuevo, dado que la queja interna por parte del alto mando a la “puerta giratoria” es algo que se manifiesta hace ya mucho tiempo.

Yáñez, además, advirtió a los diputados que “hoy el delincuente evalúa cuál es la posibilidad de ser detenido, cuál es la posibilidad de que se le aplique una pena y cuál es la posibilidad de que cumpla esa pena. Claramente, frente a eso estamos dando cuenta de que la cantidad de detenciones y reiteraciones son significativas”.

Ataque a policía en su casa en la Macrozona Sur

La última baja de Carabineros en la Macrozona Sur fue el sargento Francisco Benavides, en mayo de este año. El policía cayó tras ser alcanzado por una bala en medio de un corte de ruta y manifestaciones en la ruta R-35, en la comuna de Collipulli, en La Araucanía.

El caso hoy es indagado por el OS-9 de Carabineros y la Fiscalía Regional de La Araucanía, siendo una de las prioridades investigativas en la policía uniformada. ¿Por qué? En octubre de 2020 falleció otro policía en la zona, el cabo Eugenio Naín.

Por lo mismo, para el alto mando, y también para el gobierno, el esclarecimiento de estos casos es prioritario, y para eso el proyecto de ley en trámite, comentaron, es fundamental. “Yo les quiero decir que todos los días en la Macrozona Sur nuestros carabineros son agredidos con armas de fuego, todos los días. No hay ningún día que no tengamos un ataque a carabineros o a un cuartel con armas de fuego”, dijo a los diputados.

Y una de estas situaciones se registró hoy en la madrugada. Por segunda vez, en 10 días, un carabinero fue atacado en su domicilio, en la Región del Biobío.

Según información policial, a 2.20 horas, en el sector de La Puntilla de Quidico, en Tirúa, el sargento Elvis Sáez denunció que minutos antes un grupo de desconocidos abrió fuego en el frontis de su casa, con distintos tipos de calibres. Si bien los proyectiles no dejaron heridos, el sargento Sáez denunció que quemaron su vehículo particular estacionado afuera.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.