Tercera PM
Presenta:

¿La pelota no se mancha? Tensión diplomática entre Perú y Venezuela se traslada al fútbol

(Reuters) Nicolás Maduro y Diego Armando Maradona ensayan pases en una cancha del Fuerte Tiuna, en Caracas.

El equipo peruano Real Garcilaso, dirigido por Héctor Tapia, teme represalias del gobierno de Nicolás Maduro durante el partido que disputará la próxima semana con Deportivo La Guaira por la Copa Libertadores.


Perú se convirtió el pasado 7 de enero en el primer país en impedir el ingreso al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y a 93 integrantes de la cúpula de su gobierno, así como sus transferencias bancarias, en cumplimiento de los acuerdos del Grupo de Lima que considera “ilegítimo” el segundo mandato de Maduro.

“Queremos hacer una presión directa al régimen de Maduro, a la cúpula del gobierno, para que definitivamente tengan una presión que les permita transitar otra vez a la recuperación de la democracia, que le corresponde al pueblo venezolano”, justificó entonces el canciller peruano, Néstor Popolizio.

Esto llevó al canciller venezolano, Jorge Arreaza, a entregar una nota de protesta a cada país del Grupo de Lima y a Maduro a anunciar “las más urgentes y crudas medidas diplomáticas” como represalia.

Y son a estas represalias, producto de las tensas relaciones diplomáticas entre Lima y Caracas, a las que teme el equipo de fútbol peruano Real Garcilaso, dirigido por Héctor Tapia. El elenco ya solicitó a la Conmebol y a la Federación Peruana de Fútbol garantías de seguridad para el partido contra el venezolano Deportivo La Guaira, marcada para el 23 de enero, en juego válido por la primera fase de la Copa Libertadores, según informó el diario limeño La República.

“El Presidente de ese país (Nicolás Maduro), ha lanzado una amenaza de tomar medidas diplomáticas drásticas contra Perú, por desconocer la legitimidad de su gobierno. Eso pone en riesgo la seguridad de nuestra delegación que viajará a Venezuela. Nos estamos moviendo ante la Federación Peruana de Fútbol y la Conmebol para que otorgue las garantías de seguridad a la delegación que viaje”, manifestó el asesor legal del Real Garcilaso, Oswaldo Terrazas.

El partido entre el equipo de Cuzco y Deportivo La Guaira se disputará el mismo día en que la oposición venezolana ha convocado a una gran manifestación en respaldo a un “gobierno de transición” que sustituya al de Maduro.

La fecha de la movilización es emblemática, pues ese día, en 1958, cayó la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez.

Seguir leyendo