Las fotos del estallido social: libros retratan manifestaciones y expresiones gráficas de las protestas

Fotografía de Agencia Uno.

Agencia Uno acaba de lanzar un registro de los primeros 40 días de movilizaciones a través de Ocholibros. El arte callejero en tanto, fue registrado por Javier Rebolledo, Luciana Echeverría y Dauno Tótoro en Hasta que valga la pena vivir, mientras que el fotógrafo Sebastián Olivari publica Chile Despertó.




Revisaron alrededor de 8.000 fotografías. Un registro diario e intenso de las manifestaciones sociales que comenzaron con las evasiones en las estaciones del Metro, pero que se han extendido ya por dos meses en Santiago y regiones. Con un equipo de 18 fotógrafos desplegados en las calles, Agencia Uno logró reunir una copiosa cantidad de fotografías que ahora, tras un trabajo de selección junto al equipo de la editorial Ocholibros, publican en Estallido, un libro que reúne 241 imágenes de los primeros 40 días de la crisis social.

"Nosotros al ser una agencia de noticias tenemos una mirada mucho más periodística, pero considerábamos que entre tanta contingencia había harta foto que no se había publicado. Así que tratamos de poner imágenes inéditas", cuenta Mario Dávila, fotógrafo de Agencia Uno y quien estuvo a cargo de la selección y edición de las imágenes.

Estallido recorre desde el 17 de octubre hasta el 29 de noviembre. Es una cápsula del tiempo, aunque no cronológica, que muestra las primeras evasiones en estaciones como La Moneda, Las Rejas y Vicente Valdés. Luego, se sumerge en las primeras manifestaciones a tempranas horas del 18 de octubre, lo que finalmente deriva en la quema de estaciones de Metro, cacerolazos, estado de emergencia, toque de queda, violencia policial, saqueos, masivas convocatorias en las calles, personas con ojos heridos o mutilados y performances feministas. Una situación de agitación social que aunque no ha terminado, concentró gran parte de los hitos en su primer mes.

[caption id="attachment_945678" align="aligncenter" width="900"]

FOTO:Adrian Manzol/AGENCIAUNO[/caption]

"Nos pasamos un poco más porque entre que estábamos cerrando el libro decidimos que había que meter la intervención que habían hecho Lastesis y fue lo último que incluimos en el libro, porque era un momento importante en el marco del estallido social", añade Dávila sobre el registro de la performance realizada por el colectivo el 29 de noviembre en Valparaíso y que luego se replicó por el mundo.

Retratando los muros

"Ahora es fácil decirlo: era la educación de mala calidad y además pagada, el endeudamiento a toda escala, las pensiones indignas, la salud mercantilizada hasta decir basta, las inequidades de género, las numerosas cuotas crediticias que los consumidores deben cubrir más allá de sus sueldos, endeudados, estresados y, finalmente, desolados de por vida en un sistema que los reduce a un número. Sí, era todo eso, podemos decir ahora. Y era también mucho más". Así comienza la primera crónica de Hasta que valga la pena vivir. La revolución de octubre de 2019 en los muros de Santiago, el libro de Javier Rebolledo, Luciana Echeverría y Dauno Tótoro que aborda el estallido social desde las expresiones gráficas en los muros de la ciudad.

[caption id="attachment_945550" align="aligncenter" width="710"]

Fotografía del libro Hasta que valga la pena vivir.[/caption]

[caption id="attachment_945551" align="aligncenter" width="710"]

Fotografía del libro Hasta que valga la pena vivir.[/caption]

La publicación, editada por Ceibo, reúne un registro fotográfico realizado por los autores de las distintas expresiones gráficas: murales, serigrafías, rayados, fotografías, entre otros. "Nos empezamos a mover por distintos lados y nos dimos cuentas que estaban las demandas contenidas en las fotografías que habíamos sacado y entonces las clasificamos", cuenta Javier Rebolledo.

Así el libro deja registro de motivos como el Sename, la educación, las pensiones, los bajos sueldos, el feminismo, el pueblo mapuche, y la nueva Constitución. "Quisimos entregar, a través de este libro de fotografías y crónicas, una explicación para el lector respecto de esto. Nos fuimos dando cuenta que estas no eran demandas desagregadas", añade Rebolledo. Así a través de las fotografías y las crónicas, los autores ponen en contexto lo que ha sido la movilización social.

El fotógrafo independiente Sebastián Olivari también registró el arte callejero surgido desde el 18 de octubre. En su libro Chile despertó, el autor reúne una selección de alrededor de 60 imágenes de entre 7.000 que tomó de las distintas expresiones gráficas.

Los muros del edificio Telefónica, el GAM, las paredes de la Casa Central de la Universidad Católica, Parque Bustamante y Barrio Lastarria fueron algunos de los lugares recorridos por Sebastián Olivari durante las mañanas. "Al principio solo me interesaba descubrir qué estilos gráficos se estaban usando, qué estéticas se estaban plasmando. Con el pasar de los días y ver la cantidad de expresiones gráficas en los muros surgió la idea de hacer un libro que pudiera contar, solo con fotografías, los hechos más relevantes del primer mes de movilizaciones", comenta.

[caption id="attachment_945555" align="alignnone" width="900"]

Sebastián Olivari. Chile Despertó.

Sebastián Olivari. Chile Despertó.[/caption]

[caption id="attachment_945557" align="alignnone" width="900"]

Sebastián Olivari. Chile Despertó.

Sebastián Olivari. Chile Despertó.[/caption]

Editado por S. Editorial y Planeta Sostenible, Chile Despertó fue presentado en la Feria del Libro de Guadalajara. "Las murallas como dicen algunos rayados son 'la imprenta del pueblo' y tienen una dinámica muy particular. Creo que el gran valor del libro es ser una memoria del sentir, de las demandas, de la creatividad del país que despertó", concluye Olivari.

Comenta