Luis Felipe Gazitúa (CMPC): “El problema de La Araucanía no es solo de tierras, pero también de tierras”

27/08/2020 PRESIDENTE DE LA CMPC LUIS FELIPE GAZITÚA Mario Tellez / La Tercera

El presidente de Empresas CMPC, si bien evitó cuestionar el rol del Ejecutivo para enfrentar el problema, señaló que “el gobierno debiera promover todas las maneras de dialogar para mirar todas las aristas del problema y tratar de resolverlos”. También manifestó su disposición para colaborar en solucionar el conflicto.




De manera reservada llegó esta mañana a La Moneda el presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, para reunirse con el ministro del Interior, Víctor Pérez.

La cita, que duró casi una hora, se produjo luego de que el sábado pasado, en un encuentro organizado por la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC), Gazitúa abordara la situación que enfrenta la región de La Araucanía y señalara que “nosotros no somos responsables de resolver (el conflicto), tampoco somos los causantes, se suele decir que la responsabilidad del problema de La Araucanía es de las forestales”.

Al término del encuentro con Pérez, y mientras abandonaba caminando la sede de gobierno, respondió en cinco minutos unas preguntas al respecto. Gazitúa sostiene que se pusieron a “disposición” del ministro del Interior para colaborar en resolver el conflicto, el que reconoce pasa por avanzar en la entrega de tierras a comunidades mapuches.

¿Usted le pidió la reunión al ministro?

Nosotros pedimos la reunión con el ministro para venir a saludarlo, yo no había tenido la oportunidad de conversar con él y me pareció que en medio de las cosas que están ocurriendo en La Araucanía era pertinente venir a saludarlo y a decirle lo que nosotros hemos reiterado en todas partes: que estamos disponibles para lo que se emprenda en materia de diálogo y conversación para tratar de contribuir a resolver el problema que tenemos en La Araucanía.

¿Le pidió algo en especial al ministro?

No. El ministro nos preguntó para conocer nuestra visión, nosotros le dimos nuestro parecer y nos pusimos a disposición de él.

Usted ha tenido un diagnóstico crítico de cómo se ha abordado el conflicto en la zona. Hace unos días dijo que “Chile ha hecho como que no existe un problema” y que “la responsabilidad no era de los forestales”.

Yo dije que el problema no era solo de las forestales, dije que es un problema muy complejo donde naturalmente hay responsabilidades compartidas y en donde los chilenos, nadie en particular, hemos hecho que este problema no existe y solo nos preocupamos de él cuando la violencia aflora. Y creo que, en general, esta cosa hay que tratarlo como un problema que tiene muchos años y que requiere dedicarle tiempo y esfuerzo por parte de todos los chilenos.

Usted también planteó que el hecho de no abordar el tema de manera efectiva abre espacio a los violentos…

Cuando usted tiene un problema en una zona y no lo atiende, uno le da espacios para que la gente que quiere instrumentalizar el conflicto con otros intereses actúen.

En ese sentido, ¿qué le parece el manejo que ha tenido el gobierno?

Yo creo que el gobierno está haciendo lo que puede en La Araucanía en este momento, está dedicando esfuerzos y por eso el ministro tuvo interés en recibirnos. Esto no es un problema fácil, digamos.

¿Pero cree que el gobierno ha contribuido en esta violencia con lo que ha hecho? ¿Cuál es su diagnóstico?

Yo creo que siempre en un problema de esta envergadura, del tiempo que tiene, complejo, atribuirle la responsabilidad a lo que el gobierno ha hecho o no ha hecho, yo creo que tenemos un nivel de responsabilidad en esto. Y más bien, en lugar de ver las responsabilidades en lo que está ocurriendo hoy, hay que mirar las responsabilidades que tenemos para contribuir a resolver el problema.

Pero le ha parecido correcto el liderazgo del nuevo ministro del Interior en el tema. Por ejemplo, se cuestionaron sus dichos cuando dijo que no había presos políticos en Chile. ¿Cree que fueron declaraciones desafortunadas?

Yo no soy quién para juzgar al gobierno, el gobierno tiene muchas complicaciones y gobernar no es fácil nunca. Entonces, no me atrevería a clasificar.

¿Y le pareció bien que se negociara con el machi Celestino Córdova beneficios carcelarios?

Yo creo que hay que hacer todo lo que contribuya a disminuir los niveles de violencia en La Araucanía.

¿Eso a su juicio contribuye?

Yo creo que para alguna gente sí.

¿Y qué le parece el paro de camioneros?

Yo creo que hay mucha gente que está afectada con la violencia en Chile, no solamente los camioneros sufren las consecuencias de la violencia. Yo creo que ni la violencia, ni los medios de presión son una buena manera de resolver los problemas que hay en La Araucanía.

¿Pero comparte que exijan que se avance en la agenda de seguridad?

Usted me está haciendo una entrevista muy larga (se ríe y empieza a caminar). Yo lo que le quiero decir es que el tema de la violencia no solo afecta a los camioneros, afecta a personas naturales, tenemos a una niña baleada, tenemos gente que ha fallecido. Yo creo que el problema es lo suficientemente grave para atenderlo. Ahora, a nosotros no nos parece la violencia, la condenamos siempre, creemos que no es la manera de resolver el problema y las medidas de presión de los camioneros, de los huelguistas, tampoco ayudan.

Se lo pregunto porque algunos ven una diferencia entre el trato del gobierno con los camioneros con quienes hubo una ronda de reuniones versus el trato con los comuneros mapuches.

Yo entiendo que el gobierno ha dedicado mucho tiempo y muchas horas en tratar de resolver el problema de los huelguistas.

Pero en la agenda indígena, ¿cree que falta avanzar, por ejemplo, en la devolución de tierras?

Yo creo que el problema de La Araucanía no es solo de tierras, pero también de tierras.

¿El gobierno debería avanzar en esto?

El gobierno debiera promover todas las maneras de dialogar para mirar todas las aristas del problema y tratar de resolverlos.

¿Cree que ha estado al debe?

Es que me tengo que ir.

Comenta