Marcelo Salas ya no verá partidos desde una pandereta: los dirigentes vuelven al estadio en pandemia

El posteo de Marcelo Salas, quien vio el partido entre Magallanes y Temuco trepado en un muro junto a su hija.

El posteo de Marcelo Salas, quien vio el partido entre Magallanes y Temuco trepado en un muro junto a su hija.

La entidad que rige al fútbol chileno permitirá el ingreso de dos personeros por club, ajenos a los que están involucrados en la organización del espectáculo. Juan Tagle, timonel de la UC, y Marcelo Salas, dueño de Temuco, habían reclamado por las restricciones.




El 5 de mayo, Deportes Temuco venció por 0-3 a Magallanes. Marcelo Salas tenía motivos suficientes para estar feliz, pero en su cuenta en Instagram mostró descontento. El Matador, dueño del equipo de La Araucanía, no pudo ingresar al estadio Municipal de San Bernardo, donde se disputó el duelo. Junto a una de sus hijas, debió trepar un muro para presenciarlo. Luego, explotó en las redes sociales. “¿Por qué hay prohibición de parte del ministerio para que entren al estadio los propietarios y directores de los clubes, pero hay más de 200 personas dentro del estadio. Increíble, otra más”, reclamó en su cuenta en Instagram. Tres días después, Juan Tagle, timonel de la UC, se unió al clamor del ex goleador de la Roja. “Somos los responsables finales del espectáculo, pero no podemos estar ahí. Ojalá se pueda revertir pronto esa medida. Más aún considerando que se trata de espacios abiertos y se nos exigen PCRs”, expuso en su cuenta en Twitter.

Los reclamos fueron escuchados. A través de una circular, que se emitió el viernes, la Gerencia de Ligas Profesionales les notificó a los clubes respecto del ingreso gradual de los dirigentes a los estadios. El escrito consigna la autorización de dos dirigentes del club local y de dos del equipo visitante para asistir a los encuentros, aunque establece requisitos sanitarios para utilizar la prerrogativa. “Tienen que ser utilizados por Presidente del Club, Director o Gerente General, cuya función dentro del partido será la de ser garantes y colaborar con el cumplimiento de los protocolos sanitarios de sus clubes (especialmente de los jugadores), poniéndose a disposición de los Supervisores SOCHMEDEP para tal efecto. Deberán presentar a la ANFP PCR negativo para poder asistir al estadio. Durante el desarrollo del encuentro, el club organizador deberá disponer de un lugar para la permanencia de estas personas en zona 2, (preferentemente casetas)”, consigna la disposición espejo para ambos casos.

También se permitirá la entrada a dos funcionarios de la ANFP. “Que tendrán la función específica de apoyar en la operativización y fiscalización del cumplimiento de los protocolos sanitarios en los estadios. Durante el desarrollo del encuentro, el club organizador deberá disponer de un lugar para la permanencia de estas personas en zona 2 (preferentemente casetas)”, explica.

En términos prácticos, la nueva política aumentará en seis personas los presentes en cada compromiso. Si bien tendrán acceso a la Zona 1, que comprende los vestuarios y el campo de juego, durante el partido deberán permanecer en la Zona 2, que considera las casetas. En consecuencia, para los partidos tipo A, las personas autorizadas para estar en la Zona 2 llegará a 127, llegando el total de los presentes en el estadio a 342, mientras que en los B o C se incrementará a 112, llevando el total a 307 personas en el recinto deportivo.

Marcelo Salas reclamó a través de su cuenta en Instagram por la imposibilidad de entrar al duelo entre Magallanes y Temuco.
Marcelo Salas reclamó a través de su cuenta en Instagram por la imposibilidad de entrar al duelo entre Magallanes y Temuco.

La flexibilización de las medidas tiene que ver con la mejoría de los números en relación a la pandemia. La cifra de contagios a nivel nacional se ha mantenido en el orden de los siete mil casos diarios. Sin embargo, también hay una afán operativo: la intención es que dentro de los reductos exista gente responsable y con margen de decisión respecto del cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Mano dura

En marzo, Estadio Seguro se había mostrado firme. El departamento que vela por la seguridad en el fútbol, alertado por una presencia que consideró exagerada en los partidos, instó a la ANFP a acotar la nómina de funcionarios presentes a los encuentros. Además, ordenó el envío de las respectivas listas, para incrementar el control.

Por esos días, el alza en la cifra de contagios mantenía a gran parte del país en cuarentena. En el fútbol, el perjuicio era directo: un brote complicaba al plantel de Universidad de Chile. En ese contexto, desde el gobierno hubo peticiones directas en el sentido de aumentar las sanciones frente a eventuales incumplimientos de los protocolos. Las penas no debían ser solo económicas, sino también deportivas, como la resta de puntos.

Este mes, los clubes incrementaron la presión y le solicitaron formalmente al presidente de la ANFP, Pablo Milad, que interviniera ante el Ministerio del Deporte para conseguir más cupos.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.