No solo Yakarta en Indonesia: Las otras ciudades del mundo que se están hundiendo

Al menos cuatro ciudades estadounidenses se están hundiendo gradualmente debido al aumento del nivel del mar, así como por la extracción excesiva de aguas subterráneas.


El Presidente de Indonesia,  Joko Widodo, anunció ayer su plan para trasladar la capital, Yakarta, a la escasamente poblada isla de Borneo. Los motivos son la grave contaminación y congestión en la ciudad, pero principalmente la extrema vulnerabilidad de hundimiento debido al aumento del nivel del mar. Según el Foro Económico Mundial, Yakarta es una de las ciudades que más rápido se hunde en el mundo, con una tasa de entre 10 a 20 cm por año. Según los expertos, a ese ritmo un tercio de la urbe podría estar sumergida en 2050.

Sin embargo, el aumento del nivel del mar así como la extracción excesiva de agua subterránea -que crea un cambio en la presión y el volumen que hace que la tierra se hunda- también mantienen en riesgo a otras importantes ciudades, que eventualmente podrían desaparecer.

Ciudades en riesgo

[caption id="attachment_798888" align="alignnone" width="600"]

Los efectos del huracán Harvey en Houston, Texas, en agosto de 2017.[/caption]

Una de ellas es Houston, que según informes se estaría hundiendo a una velocidad aproximada de 5 centímetros por año, debido a la extracción excesiva de agua subterránea. Según el diario Houston Chronicle, algunas partes de la ciudad (en el condado de Harris) se han hundido cerca de 3 metros desde la década de 1920, de acuerdo a los datos del Servicio Geológico de EE.UU.

Así, cuanto más se hunde Houston, más vulnerable se vuelve a desastres cada vez más frecuentes como el huracán Harvey, que en 2017 dañó a casi 135.000 hogares y desplazó a unas 30.000 personas. De todas formas, según CNN, los legisladores han tratado de abordar el problema, con la  creación en 1975 de "un distrito de propósito especial destinado a regular la extracción de agua subterránea". "Pero el problema ha persistido, con pozos privados y proveedores de agua que continúan extrayendo de los acuíferos", destaca la cadena de TV.

También en Estados Unidos, la ciudad de Nueva Orleans corre el riesgo de quedar bajo el agua. Algunas partes de la urbe se están hundiendo a una velocidad de 5 centímetros por año y podrían estar bajo el agua para 2100, según un estudio de 2016 de la NASA. CNN informa que en la década de 1930 solo un tercio de Nueva Orleans estaba por debajo del nivel del mar. Sin embargo, cuando llegó el huracán Katrina en 2005, esa cifra subió a la mitad. La vulnerabilidad de la ciudad recae en que fue construida sobre tierra suelta y que está muy cerca de la costa.

La ciudad de Virginia Beach tiene una de las tasas más altas de aumento del nivel del mar en la costa este de EE.UU., teniendo en cuenta tanto el alza del nivel del agua como el hundimiento de la tierra. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estima que Virginia Beach podría experimentar hasta casi 3 metros de aumento del nivel del mar para 2100.

[caption id="attachment_798893" align="alignnone" width="600"]

Una calle en Nueva Orleans inundada en junio de 2019. FOTO: AFP[/caption]

En el continente africano, la ciudad de Lagos en Nigeria -la más poblada de la región- es extremadamente propensa a las inundaciones. Así, debido a que la costa del país es tan baja, un aumento del nivel del mar de solo 1 a 3 metros "tendrá un efecto catastrófico en las actividades humanas en estas regiones", según un estudio de 2012 de la Universidad de Plymouth. Y, de hecho, otra investigación ha advertido que los niveles globales del mar podrían aumentar más de dos metros para fines de este siglo.

En Tailandia, la capital Bangkok se hunde a una tasa de más de 1 centímetro al año y podría estar por debajo del nivel del mar para 2030, según el diario británico The Guardian. Como prevención de las inundaciones, especialmente en la temporada de lluvias en el verano, una firma de arquitectura construyó un parque de 4,45 hectáreas que puede contener hasta 1 millón de galones de agua de lluvia, llamado Parque Centenario de la Universidad Chulalongkorn.

Beijing y Washington

La capital de China, Beijing, sorprendentemente también se está hundiendo hasta 10 centímetros por año en algunas áreas, según un estudio de 2016 realizado por investigadores de la ciudad. El reporte indica que la causa del hundimiento fue el agotamiento de las aguas subterráneas, similar a la situación en Yakarta y Houston. La principal fuente de agua de Beijing es en gran medida el agua subterránea, puesto que no es una ciudad costera. Según advierte el informe, el agua se ha estado acumulando durante años, pero su extracción ha secado el suelo y ha hecho que se compacte, lo que lleva al hundimiento.

Y la ciudad más importante de Estados Unidos, Washington, también estaría siendo víctima de un posible hundimiento en los próximos años. Sin embargo, la tierra que se hunde en la capital estadounidense es un fenómeno completamente independiente del aumento del nivel del mar, que los científicos han atribuido al cambio climático en el pasado.

Durante la última edad de hielo, una capa de hielo de un kilómetro y medio de altura habría empujado hacia arriba la tierra debajo de la región de la Bahía de Chesapeake. Cuando la capa de hielo se derritió hace 20.000 años, la tierra abultada comenzó a asentarse nuevamente. Los expertos creen que ahora el área se está hundiendo gradualmente, un proceso que podría durar miles de años. Una investigación de 2015 de la Universidad de Vermont y el Servicio Geológico de Estados Unidos, mostró que Washington se hundirá más de 15 centímetros en los próximos 100 años.

Además de Indonesia, también hay otros países que han tomado medidas frente a los desastres naturales y la contaminación que afectan gravemente a sus ciudades. En Filipinas, Manila tendrá una ciudad "gemela" llamada New Clark que estará ubicada en una cadena montañosa con una elevación de 54 metros sobre el nivel del mar para evitar las inundaciones comunes en la capital filipina. También tendrá un sistema de drenaje y "zonas sin construcción" para aminorar la problemática.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.