Ocho veces candidato y “representante” de las iglesias evangélicas: quién es César Monsalve, el PRI que necesita un voto para elegirse en Renca

Foto: Facebook César Monsalve.

El ahora único postulante al sillón municipal -luego de que un fallo del Tricel dejara fuera de competencia al alcalde Claudio Castro- enfrentó en enero pasado una denuncia por violencia intrafamiliar, que lo llevó a ser detenido tras presentarse en una comisaría. “Tengo la convicción de que el que nada hace, nada teme, esto está en los tribunales de familia y tengo la convicción de que seré sobreseído, porque nada de eso ha ocurrido. Esa es mi confianza”, dijo al respecto.




“Llamamos a la cordura y a dejar que las instituciones funcionen y a respetar las leyes y los organismos competentes, más hoy día que la ciudadanía está cansada de ver cómo se favorece arbitrariamente a un grupo de la élite de nuestro país”.

Esta es parte de la declaración pública que el Partido Regionalista Independiente Demócrata (PRI) emitió esta jornada luego de que se conociera el fallo del Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) que dejó fuera de competencia para las elecciones de abril al actual alcalde de Renca, Claudio Castro. De acuerdo al organismo, el actual jefe comunal no cumplió con el plazo establecido -por un día- para desafiliarse de la Democracia Cristiana y presentarse posteriormente como independiente.

Determinación que dejó a la carta de Chile Vamos -y del PRI- por la comuna, César Monsalve, cómo el único candidato al municipio. Es decir, tendría la elección prácticamente ganada, ya que solo sería necesario que el próximo 11 de abril obtenga un voto válidamente emitido para ser el nuevo jefe comunal.

¿La novena es la vencida?

Pero ¿quién es el ahora único competidor y virtual próximo alcalde de Renca?

“César Monsalve Ortega es un vecino más de la comuna de Renca, un hombre de esfuerzo, trabajo y mucho sacrificio, como la inmensa mayoría de los vecinos de dicha comuna, quien, además, ha demostrado con creces estar preparado para asumir el lindo desafío de entregar dignidad, justicia y desarrollo a dicha comunidad”, describió el mismo PRI en su sitio web.

Es además uno de los dos candidatos a alcalde que el partido tiene en la Región Metropolitana, junto al timonel de la tienda, Rodrigo Caramori, quien compite en Conchalí.

Pero Monsalve no es un debutante en las papeletas electorales. Anteriormente a esta candidatura, la carta del PRI había postulado ocho veces a distintos cargos de representación popular en la comuna (alcalde, concejal y core). En ninguna oportunidad logró ser electo para el cargo al que postuló.

¿La última vez que lo intentó? En 2017, cuando postuló a core, donde obtuvo solo 3.743 votos (1,40% de las preferencias). Quedó penúltimo entre 21 candidatos, según información del Servel.

Un año antes buscó ser concejal. En dichos comicios -también apoyado por el PRI- logró el apoyo de 1.399 personas. En las elecciones de core del 2013 tampoco logró su objetivo, obteniendo 2.101 apoyos (4,74%).

La última vez que buscó llegar al sillón municipal sin éxito fue hace 11 años, en las municipales del 2000. En esa oportunidad (donde se elegían alcaldes y concejales al mismo tiempo), logró 536 votos (0,95%).

Aunque tenga la elección prácticamente ganada, Monsalve aseguró que seguirá en campaña.

“Las circunstancias se han dado de esta manera. Yo creo que en la democracia hay dos principios fundamentales, que son la competencia y que nadie está por sobre la ley. Yo resuelvo y acato lo que resuelven los tribunales electorales. Y creo que lo único que hay que hacer es ponerse a trabajar. No dejaré de salir a la calle, de hacer campaña, porque creo que es importante obtener una gran votación el 11 de abril para legitimarme”, indicó a este medio.

De hecho, durante las últimas semanas ha estado muy activo en terreno difundiendo su campaña. Así queda de manifiesto en las diversas fotos que sube a sus redes sociales haciendo campaña en las calles de Renca, con una chaqueta naranja, ya sea entregando flayers con sus propuestas de campaña o calendarios.

También registra imágenes con diversos candidatos de Chile Vamos para otras elecciones, como Catalina Parot, candidata a gobernadora regional, o Mario Desbordes, carta presidencial del PRI y RN y exministro de Defensa.

Trabajo en ferias libres y evangélico

Monsalve (45) toda su vida ha vivido en la comuna. Es el mayor de cuatro hermanos. Estudió en el Liceo Ignacio Carrea Pinto de Independencia y estudió Derecho en la Universidad de la República, carrera que no terminó.

En su página oficial de Facebook detalla que ha trabajado en multitiendas, también en ferias libres durante años y como miembro de Infobus de la División de Organizaciones Sociales de la Segegob, además de desempeñarse como dirigente social en la comuna.

La carta del PRI por la alcaldía de Renca ha asegurado también ser cristiano desde el 2000 aproximadamente, y “representante de las iglesias evangélicas” de la comuna. De hecho, tiene un grupo con el que se reúne todos los miércoles.

“Tengo el privilegio de mantener a mi abuelita de 101 años aún viva. Soy una persona cristiana que quiere a Renca y la unidad de nuestra comuna por sobre todas las cosas”, ha relatado.

Denuncia violencia intrafamiliar

“Tengo la convicción de que el que nada hace, nada teme, esto está en los tribunales de familia y tengo la convicción de que seré sobreseído, porque nada de eso ha ocurrido. Esa es mi confianza”.

Así, consultado por La Tercera PM, el candidato respondió escuetamente sobre la denuncia por violencia intrafamiliar que su esposa presentó en su contra el pasado 25 de enero. Y que llevó a Monsalve a ser detenido tras presentarse voluntariamente en un recinto policial.

La mujer se habría presentado ante la Subcomisaría de Carabineros de Lo Velásquez con lesiones en sus brazos.

En su minuto, Monsalve abordó la denuncia a través de Facebook, según constataron diversos medios locales. “Todo lo que en estos momentos aparece por las redes sociales siendo divulgado es falsedad absoluta”, dijo en una publicación que después borró.

Y agregó que “he vivido una etapa matrimonial muy difícil, como muchos de los que hoy me están leyendo. Por mis principios, juro que nunca he tocado a mi mujer. En estos momentos esta todo en manos de la fiscalía. Yo fui voluntariamente a presentarme a la comisaría, porque ‘el que nada hace, nada teme’ y cumplí con todos los requisitos que la ley me exigía”.

Desbordes, consultado este viernes sobre la denuncia, respondió: “Hay varios antecedentes pendientes en eso y eso tendrá que discutirse donde corresponde. Yo pediría que no se hagan juicios, porque pasa a ser parte campaña de la oposición a ese candidato”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.