Tercera PM
Presenta:

Polémica por agregada comercial apura primer proyecto de ley “antipituto” de Kast y Acción Republicana

Kast

Ex candidato presidencial dice que caso de Fernanda Bachelet Coto -hija de un ex socio del Presidente Piñera- "es absolutamente cuestionable" y que para él está al mismo nivel de otros registrados durante la administración de Michelle Bachelet: "Cuando reclamamos contra los operadores políticos de izquierda, no podemos caer en lo mismo: después instalar en el Estado operadores políticos de derecha". Texto será presentado por el diputado ex UDI Ignacio Urrutia.


La polémica designación -y posterior subida de sueldo- de la hija de un ex socio del Presidente Sebastián Piñera, Fernanda Bachelet Coto, como agregada comercial en Nueva York (un cargo de planta que requiere un procedimiento largo para su remoción) terminó siendo el pretexto para que José Antonio Kast se decidiera a probar su fuerza en el Congreso, a través de lo que será el primer proyecto de ley de su movimiento Acción Republicana (AR): uno contra el “pituto” internacional.

El texto, que según explicó a La Tercera PM el ex candidato presidencial será presentado la próxima semana en la Cámara por el diputado Ignacio Urrutia -renunciado a la UDI y el único de AR-, propondrá modificar el Decreto con Fuerza de Ley N°33 del Ministerio de Relaciones Exteriores de 1979, que fija el estatuto del personal de la Cancillería. En vez de que el Presidente nombre vía “decreto supremo fundado”, se plantea el filtro de un “concurso respectivo para cada uno de los cargos, el cual se regirá por las normas del párrafo 3º del Título VI de la ley Nº 19.882”, referido a la Alta Dirección Pública.

Esa esa la principal mofidificación, y según el texto elaborado como parte del proyecto, “los avances del Sistema de Alta Dirección Pública han sido un aporte pero son absolutamente insuficientes para hacerse cargo de una demanda transversal por mayor preparación y neutralidad en el ejercicio de la función pública”.

Según Kast, la idea está también inspirada en casos ocurridos durante la administración de Michelle Bachelet, al punto que una minuta adjunta está titulada “Jamás un pituto internacional, Jupi”, en alusión a la colaboradora y amiga de la ex Presidenta, María Angélica Álvarez, que en su segundo gobierno fue nombrada como agregada cultural en Roma. “Hoy es un hecho contingente por un hecho puntual, pero era una costumbre arraigada durante los gobiernos de izquierda”, dice.

-Esto es por el cuestionado caso de la agregada comercial en Nueva York, que es un pituto, ¿no?
-La izquierda no tiene ninguna autoridad moral para hablar de pituto. Durante 24 años fueron los reyes de los pitutos. Por eso al proyecto de ley le pusimos proyecto de ley “Jupi”, jamás un pituto internacional, porque cuando era parlamentario pedí muchos oficios de fiscalización para ver el tema de los pasajes de Chile a Washintgon, de Washington a Nueva York, etc. Y también lo mismo para una prima de Michelle Bachelet, para su mejor amiga… Michelle Bachelet fue la reina del pituto, estaba el caso de la Jupi y otros.

-Hoy el caso es otro, el de la agregada comercial en Nueva York, Fernanda Bachelet Coto. Es ella la que sigue en su cargo. ¿Le parece igualmente cuestionable que los otros que ha criticado?
-Sí. Es absolutamente cuestionable, y por eso tenemos que terminar con los ptitutos internacionales. Y hoy se da una coyuntura importante para que terminemos con estas prácticas en el futuro. Hay que rectificar los errores y las omisiones, porque cuando reclamamos contra los operadores políticos de izquierda, no podemos caer en lo mismo: después instalar en el Estado operadores políticos de derecha. Hay que achicar el Estado. Que se queden los que tienen méritos, capacidades para hacer la pega.

-Dado que Fernanda Bachelet sigue en su cargo de planta y con aumento de sueldo, ¿debería renunciar a la brevedad?
-Ella quedó en una situación distinta a la de otros agregados de comercio. Ella podría dar el paso y no causar daño al gobierno que respalda, porque esto va a seguir siendo tiempo.

-Entonces, el gobierno a lo mejor se enoja con usted por presentar este proyecto.
-Espero que no. Este es un proyecto de ley que beneficia al país. Si vamos a estar mirando mi propia conveniencia, le pido al gobierno que también reflote el proyecto antipituto que dejé presentado el año pasado; nadie me acompañó en la firma de ese proyecto. El gobierno debería analizar cuántos nombramientos de familiares de distintos políticos hay, tanto de oposición como de gobierno, en cargos que no fueron de concurso público.

Seguir leyendo