¿Por qué Rodrigo Peñailillo no se ha sumado al nuevo partido de la G-90?

01/07/2021 FOTOGRAFIAS A RODRIGO PEÑAILILLO Mario Tellez / La Tercera RODRIGO PEÑAILILLO BRICEÑO -EXMINISTRO DEL INTERIOR - ADMINISTRACION BACHELET - INGENIERO COMERCIAL - PPD - PARTIDO POR LA DEMOCRACIA RETRATOS - ENTREVISTA

Conformar una nueva colectividad que busca "llenar el tremendo vacío que existe en la centroizquierda chilena y acompañar la discusión política de los cambios profundos que Chile necesita en un ámbito de tolerancia, dialogo y respeto a la diversidad". Esa es la jugada de un grupo de exmilitantes del PPD para volver a incidir en el tablero político. El exministro, sin embargo, aún no firma y dice que “en este minuto estoy enfocado en mis labores profesionales y resolveré mi futuro en la política”.




Un nuevo partido político de centroizquierda. Esa es la nueva apuesta de varios miembros de la denominada G-90 del Partido por la Democracia (PPD).

Sus fundadores llegaron este martes a las oficinas del Servel para oficializar el proceso de formación de la nueva colectividad.

En su mayoría, dicen quienes han conocido del proceso, se trata de personas que integraron esa generación al interior de la tienda liderada hoy por Natalia Piergentili, pero que, por distintas razones, pusieron fin a su militancia en la colectividad.

El nuevo proyecto está integrado así por figuras como Juan Eduardo Faúndez, exsubsecretario del Ministerio de Desarrollo Social y quien ya en 2017 había creado junto a la actual candidata a diputada Carolina Cucumides y Carlos Henríquez un frente socialdemócrata al interior del PPD.

“Con el ingreso formal al Servicio Electoral de la escritura notarial y las firmas de los fundadores, se inició el proceso para la creación del Partido Socialdemócrata de Chile, que será una nueva plataforma política para aportar a la discusión e instaurar un verdadero Estado de bienestar en Chile”, señalaron ayer a través de un comunicado público.

Pese a que no lo señalan expresamente y que Faúndez afirma que “no es parte del proyecto”, en el PPD interpretan la apuesta como un espacio que podría eventualmente ser una plataforma para Rodrigo Peñailillo.

Quien fuera ministro del Interior de la Presidenta Michelle Bachelet -y en su momento lideró la G-90- tomó distancia de su expartido luego de que su directiva le negara un cupo para competir por la senatorial del Biobío por su vínculo con el caso SQM.

“Es un proyecto conformado por sus cercanos, le están armando la casa”, dicen en la tienda de San Antonio.

Fáundez, sin embargo, asegura que esa lectura es “una falsedad” y que “esta es una jugada que surge desde la Fundación Socialdemócrata y ahí distintos actores me empiezan a llamar para ver la posibilidad de construir un referente socialdemócrata en Chile. La idea es acompañar el proceso constituyente e impulsar un proyecto que les dé gobernabilidad desde la centroizquierda a los procesos de cambios”.

El propio Peñailillo señala al ser consultado por el nuevo partido que no ha firmado y que “en este minuto estoy enfocado en mis labores profesionales y resolveré mi futuro en la política”.

Según el citado comunicado, el proyecto busca “llenar el tremendo vacío que existe en la centroizquierda chilena y acompañar la discusión política de los cambios profundos que Chile necesita en un ámbito de tolerancia, dialogo y respeto a la diversidad. Creemos que el cambio debe ser acompañado con gobernabilidad, sensatez y pragmatismo, poniendo el foco en la gente, los vulnerables y sus necesidades. Nos jugamos en estos años un punto de quiebre en la sociedad chilena y queremos que este punto de inicio a la instalación de un Estado de bienestar del siglo XXI en Chile, tal como existe en los países más desarrollados del mundo. Nuestro Partido Socialdemócrata será un partido de las clases medias, de los(as) trabajadores(as), que recoja la diversidad de toda nuestra sociedad y sus necesidades, que promueva el bien común”.

El militante PPD y convencional constituyente Felipe Harboe valora este nuevo proyecto, aunque asegura que no está participando. “Esto lo veo como un proceso, el PPD cumplió un ciclo y probablemente lo que está ocurriendo es que una parte importante de quienes le dieron origen al proyecto se han ido yendo a nuevos espacios. En el momento en que el PPD tomó la decisión de ser una mala copia del Frente Amplio, empezó a dejar un espacio”, remarca.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.