Provoste vs. Rincón: la pelea de fondo que marca (otra vez) una crucial definición de la DC

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

Ambas senadoras y excandidatas presidenciales del partido fueron de las primeras dirigentas en revelar su opción ante el plebiscito. Provoste, quien va por el Apruebo, es partidaria de que no exista libertad de acción, mientras que Rincón, quien está por el Rechazo, pide que haya un margen para que la militancia exprese libremente su opinión. Tal como sucedió para la presidencial del año pasado, el duelo entre ambas marca nuevamente a la tienda en horas claves.




Cuatro minutos para usar la palabra es lo que tendría cada participante de la junta nacional de la DC -la máxima instancia partidaria- que esta tarde definirá la postura de la colectividad ante el plebiscito del próximo 4 de septiembre.

No obstante, entre las 20.30 y 22.30, un ministro de fe del Servicio Electoral se sumará al cónclave falangista -que comenzará a las 17 horas, mediante una participación telemática, salvo algunos en calidad presencial- para certificar la votación que realizarán los delegados.

Si bien según estatutos votan cerca de 380 representantes, hay varios militantes que igualmente participarán en calidad de “delegados fraternos” con el ánimo de dar al menos su opinión, lo que pondría más presión a la distribución de los tiempos.

Sin embargo, hay dos oradoras fijas, que además tienen derecho a voto, con un peso especial en la instancia partidaria: las senadoras Ximena Rincón y Yasna Provoste, quienes desde mediados del año pasado vienen liderando las dos almas que hoy existen en la Falange y se han enfrentado en varios episodios, entre ellos, la última elección interna donde apoyaron candidaturas opuestas a la presidencia DC.

Ahora de cara al plebiscito, nuevamente ambas excandidatas presidenciales estarán en “esquinas opuestas” dentro de la colectividad.

De hecho, Provoste, hoy vicepresidenta del partido, fue una de las primeras figuras de la DC en anunciar su voto por el Apruebo. En entrevista en CNN, con motivo de la cuenta pública del Presidenta Gabriel Boric, el pasado 1 de junio, anunció su respaldo al nuevo texto constitucional en momentos en que aún se encontraba en calidad de borrador. “Siempre me resuena el discurso del expresidente Frei Montalva pidiendo una nueva Constitución a través de una convención constituyente”, dijo Provoste al ser consultada por la periodista Mónica Rincón, hermana de la otra legisladora falangista.

La senadora Rincón, por su parte, también fue una de las primeras de su facción en revelar su voto por el Rechazo. Si bien ese gesto público lo realizó recién este martes, tras conocer el texto final elaborado por la Convención Constitucional, desde hace semanas que en privado venía manifestando su desaprobación. Incluso, días después del anuncio de Provoste, el martes 7 de junio, presentó una reforma, junto a otros parlamentarios, que rebaja el quórum para modificar la actual Carta Fundamental. Esa iniciativa, que ha sido cuestionada por Provoste, en la práctica habilita un “Plan B”, es decir un camino alternativo al proceso que desarrolló la Convención.

Esta mañana desde el Congreso, ambas senadoras comenzaron a precalentar la previa de la junta nacional, que -según las apuestas y pronósticos que corrían hasta hoy en la mañana en el partido- se inclinaría por el Apruebo, por lo tanto, aquellos partidarios del Rechazo han enfocado su estrategia en lograr un margen de “libertad de acción”.

“No estoy disponible para darle ningún maquillaje a la Constitución del 80... Cuando uno mira quiénes son los que están por la libertad de acción, son aquellos que han tomado una opción y la han hecho pública por el Rechazo. Entonces piden libertad de acción como para tratar de pasar colados. Yo al menos he tomado una definición clara por el Apruebo”, señaló Provoste, quien lidera la posición de que no exista margen de permisividad tras la decisión de la junta.

Nadie que está en política puede pretender pasar colado. Yo al menos doy de cara a la ciudadanía mi opinión. Tal como lo hizo ella (en referencia a Provoste) hace más de un mes. Cada uno tiene que ser respetado y creo que la DC más que permitir libertad de acción, se debe permitir que ambas opciones (Apruebo y Rechazo) se puedan expresar dentro de la institucionalidad. Pero parece que a algunos les da miedo aquello”, le respondió Rincón minutos después.

Las dos almas

La rivalidad entre ambas senadoras se acentuó luego de que Rincón (quien hasta mediados de mayo de 2021 figuraba como abanderada presidencial de la DC tras ganar las primarias internas) fuera obligada a bajarse para ceder su espacio a Provoste.

Según la versión que la misma legisladora del Maule relató en una carta pública, los presidentes del PS, Álvaro Elizalde, y del PPD, Heraldo Muñoz, le habían dicho a la entonces timonel falangista, Carmen Frei, “que la única manera de ir a primarias con la DC era que yo depusiera mi candidatura presidencial”.

La apuesta de entonces era que la senadora por Atacama, cuya popularidad estaba en alza tras liderar las negociaciones para reformar el Ingreso Familiar de Emergencia en su calidad de presidenta del Senado, se convirtiera en una candidata que aglutinara a todas las fuerzas de la ex Concertación.

A modo de compensación, Provoste le cedió la titularidad de la Cámara Alta a la senadora del Maule con el fin de dar paso a una tregua. En respuesta, Rincón le dio su público respaldo a su par de la Tercera Región. No obstante, ello no terminó con la rivalidad. El fracaso de la aventura presidencial de Provoste dio paso a recriminaciones cruzadas.

En las pasadas elecciones partidarias, Rincón apoyó la lista que lideraba la diputada Joanna Pérez, pero no postuló a ningún cargo directivo.

Provoste, en tanto, apoyó y se presentó como candidata a vicepresidenta de la lista del alcalde de La Granja, Felipe Delpín, quien se impuso a Pérez en la segunda vuelta realizada en marzo de 2022.

A juicio del abogado DC y columnista político, Jorge Andrés Cash, “cada una de las senadoras simboliza un alma distinta del partido”.

Provoste por un lado, adscribe legítimamente a un proyecto político vinculado a la izquierda y Rincón a un proyecto de centro reformista que no tiene que ver con la izquierda ni con la derecha, sino con una reformulación inteligente del centro político. Por esto, creo que la junta de hoy, más que el triunfo de una posición respecto al plebiscito, tendrá como resultado la necesidad imperativa de crear dos partidos distintos que puedan entenderse preferencialmente en el centro político”, señaló Cash, quien en segunda vuelta apoyó a Delpín (tras haber sido parte de la tercera lista en competencia, liderada por Diego Calderón), pero ahora es partidario del Rechazo.

En la misma línea, el senador DC Francisco Huenchumilla -cercano a Provoste- deslizó incluso la posibilidad de una disolución del partido. “La DC tiene que mirarse al espejo y darse cuenta de que existen dos almas en la DC, y que, por lo tanto, hace tiempo que viene arrastrando el poncho y no se decide a ser un partido de centro izquierda o a ser un partido de centro derecha, como quieren algunos. Yo creo que llegó la hora de que se tomen las decisiones respectivas, donde muchas veces se lo he planteado a algunas y algunos de los dirigentes del partido. ¿Por qué no nos separamos, amigablemente y fraternalmente?”, dijo a El Mostrador.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.