Rozas declara en caso de homicidio por presunta golpiza policial en Maipú: “Contamos con muy poca información como para avanzar en el sumario”

Crédito: Mario Téllez

En los primeros días del estallido social, Álex Núñez (40) falleció en la ex Posta Central. La indagatoria apunta a que habría sido golpeado por carabineros en Maipú. A un año y cuatro meses de su muerte, aún sin culpables, el exgeneral de Carabineros Mario Rozas entregó su testimonio ante el fiscal. "Si se hubiera determinado la participación de funcionarios de Carabineros en este caso les habría correspondido la máxima sanción de mi parte", dijo. El sumario al interior de la institución sigue abierto, con diligencias pendientes.




Álex Núñez (40) falleció el 22 de octubre a las 3.15 horas en la ex Posta Central, dos días después de haber recibido una golpiza en Maipú. Su muerte es uno de los dos casos ocurridos en el marco de la crisis social, en que el deceso sería atribuible -según indaga el Ministerio Público- a un accionar de Carabineros. La otra causa en la que se investiga la responsabilidad de la policía uniformada es en la muerte de Cristián Valdebenito (48), el 7 de marzo de 2020, tras recibir una lacrimógena en la cabeza mientras se manifestaba en Plaza Italia.

A un año y cuatro meses desde que Núñez murió, la Fiscalía Occidente sigue investigando quiénes serían los carabineros que habrían participado en la agresión que terminó con su fallecimiento. Ello, mientras Carabineros sigue realizando un sumario en el que todavía no se ha esclarecido el actuar de los funcionarios. Al respecto, desde esa institución señalaron que “el sumario se mantiene abierto con diligencias pendientes. Se están realizando las diligencias necesarias para esclarecer los hechos”.

Por su lado, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló en el caso de Núñez el 31 de enero de 2020, documento que incluyó la declaración de un subteniente que denunció que “al interior de Carabineros existe un concierto entre algunos de sus integrantes (que individualiza con sus nombres y apellidos, entre ellos nombra a Gary Valenzuela), para tratar de ocultar las circunstancias en que Álex Núñez fue brutalmente golpeado, y a la vez, inculpar a otros carabineros”.

A la fecha, la fiscalía investiga a tres uniformados por el homicidio de Núñez, quienes -según la investigación- podrían pertenecer a tres unidades de Carabineros. Estas son: la 25º Comisaría de Maipú, un grupo de carabineros motoristas (también de la misma comisaría) y un grupo de Fuerzas Especiales (FF.EE.). Sin embargo, aún no tiene claridad sobre sus identidades. Así, la causa continúa sin formalizados.

El 7 de septiembre de 2020 el fiscal Pablo Sabaj hizo una reconstitución de escena donde ocurrió la golpiza. Y el 18 de febrero pasado realizó una nueva diligencia clave en el caso: tomó declaración al exgeneral director de Carabineros Mario Rozas, quien estaba a cargo de la institución cuando Ñúñez falleció.

El uniformado entregó su testimonio en calidad de testigo por poco menos de dos horas. “La primera noticia que tuve de la muerte de Álex Núñez fue aproximadamente el 23 de octubre por querella del INDH (Instituto Nacional de Derechos Humanos) y de inmediato ordené el respectivo sumario. Me informaba, a través del Departamento de Asesoría Jurídica de la Dirección General respecto de los avances de ese sumario, el teniente coronel de justicia Cristián Retamal Contreras. Recuerdo que me señaló que les había tomado declaración tanto a los funcionarios de la unidad territorial como a los de Fuerzas Especiales. Yo no vi un reporte escrito de esto, era la información verbal que entregaba Retamal, quien aún sigue activo”, declaró Rozas.

Dijo que los estados de avance que pudieron haberse reportado por escrito “deberían estar en el departamento de sumarios administrativos de la Contraloría de Carabineros”.

Rozas recordó que en noviembre de 2019 le llegó el oficio del INDH Nº 950 en que les pedían que en casos en que hubiera posibles carabineros involucrados, no contactaran a los familiares de las víctimas en los sumarios administrativos para no revictimizarlos. “Esto ocurrió en el caso de Álex Núñez, donde recuerdo que se nos informó que sus familiares no quisieron declarar”, indicó.

Según el exlíder de la policía uniformada, él siguió el caso de Núñez “hasta que el número de querellas y denuncias por hechos de este tipo -que fueron más de 1.400 sumarios- me impidieron concentrarme en un caso en específico”.

“Las hipótesis que salían en los medios decían relación con que Álex Núñez había sido golpeado por carabineros en las inmediaciones del Metro El Sol y que posterior a ello había muerto”, detalló Rozas. Sin embargo, dijo que hasta donde él tenía conocimiento, y pese a las diligencias que se hicieron, “no existían datos concretos respecto de lo ocurrido en el caso de Álex Núñez”.

Además, señaló que el entonces ministro del Interior Andrés Chadwick le preguntaba periódicamente sobre este y otros casos y que él le iba informando las novedades. “Lamentablemente, y en este caso, contamos con muy poca información como para avanzar en el sumario, tanto de la familia como del protocolo de lesiones u otros datos que nos permitieran esclarecer el hecho. Sin duda, si se hubiera determinado la participación de funcionarios de Carabineros en este caso les habría correspondido la máxima sanción de mi parte”, sostuvo Rozas.

Rol y presuntas responsabilidades

Luego el fiscal Sabaj le preguntó a Rozas sobre el rol que tenían otros carabineros que estaban bajo su mando en el caso de Núñez. “El jefe de Zona Santiago Oeste era el general Enrique Monrás y por su rol debería haber adoptado en este caso algunas providencias para que se realizara de buena forma el sumario administrativo”, detalló.

Aparte señaló que él instruyó al coronel Retamal que el sumario se realizara con celeridad y celo, “porque me parecieron muy graves los hechos denunciados y su contexto”.

Después, el fiscal le preguntó a Rozas por el rol que tuvo el hermano del general Enrique Bassaletti en esa época. “(Enrique Bassaletti) era el general de la Zona Oeste de Carabineros. Yo sé que su hermano se fue a retiro con el grado de coronel, pero ignoro dónde se fue a trabajar y si específicamente prestó servicios para el Metro. Ignoro completamente si alguien le hizo alguna solicitud de algo tipo. La verdad es que no tengo relación con el hermano del general Bassaletti y este último fue parte del alto mando y estaba un curso más bajo que yo en la Escuela de Carabineros”, declaró Rozas.

Sobre los generales Yáñez y Monrás dijo que “no podría especular respecto de eventuales responsabilidades administrativas teóricas en el fallecimiento de Álex Núñez”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.