Uno de cada cuatro menores en Chile reconoce haber tomado alcohol por primera vez a los 13 años o antes

Alcohol

Estudio de la U. de Reykjavik y la U. de Chile también detectó que el 17% de los menores de 15 y 16 años se emborrachó en los últimos 30 días.




Octavo básico es el curso en el que se encuentra la mayoría de los estudiantes de 13 años en Chile. Uno de cada cuatro adolescentes (27%) reconoce que la primera vez que consumió alcohol fue a esa edad o incluso antes. Este fue uno de los hallazgos de un estudio realizado por académicos de la Universidad de Chile y de la Universidad de Reykjavik (Islandia) y el apoyo de la Sociedad Chilena de Pediatría, quienes investigaron a estudiantes de segundo medio en seis comunas de la Región Metropolitana.

Los adolescentes, de entre 15 y 16 años también reconocieron elevados consumos de alcohol y droga: el 9% afirmó fumar diariamente, el 17% reconoció haberse emborrachado en los últimos 30 días y el 29% confirmó que ha consumido marihuana. "Chile es el país con mayor consumo de alcohol y marihuana a nivel escolar en Latinoamérica", explica el doctor Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Estos hallazgos preocupan al mundo científico por el impacto que puede tener estas conductas en el futuro de los adolescentes. "Está muy demostrado que los niños que comienzan temprano son los que más frecuentemente tendrán alcoholismo, ocupar drogas, enfermedades de transmisión sexual, embarazo no deseado y más problemas en el desarrollo escolar", afirma el doctor Soriano.

Esto se explicaría porque consumo de alcohol y la marihuana a tempranas edades afecta el desarrollo de la corteza prefrontal, una región del cerebro que está asociada al control de los impulsos. Las personas con alteraciones en esta zona podrían verse expuestos a mayores conductas de riesgo.

Cambiar el foco de la prevención

Con el objetivo de retrasar el inicio del consumo de tabaco, alcohol y marihuana en los adolescentes chilenos, la Universidad de Chile está coordinando la implementación de un modelo desarrollado en Islandia y que logró exitosos resultados en el país nórdico. El programa, llamado Planet Youth, fue presentado en el 58° Congreso de Pediatría, organizado por la Sociedad Chilena de Pediatría y que se desarrolla en Antofagasta.

 En 1998, un 42% de los estudiantes islandeses reconocía haberse emborrachado en el último mes, un 23% fumaba diariamente y en 17% afirmaba haber consumido marihuana. Luego de la implementación del modelo de prevención de Planet Youth, en 2018 estos indicadores bajaron a 6%, 2% y 7% respectivamente.

"Los islandeses se dieron cuenta de que había que dejar de hablar de droga y preocuparse en los factores del ambiente que hace que un adolescente consuma o no droga", afirma el doctor Soriano. "Tratamos de fortalecer los factores que protegen del inicio temprano en el consumo de sustancias y reducir sus factores de riesgo", explica a La Tercera Ingibjorg Eva Thorisdottir, investigadora de la Universidad de Reykjavik y parte del equipo de Planet Youth.

Entre los factores protectores detectados por el programa se encuentran una mayor presencia de los padres y su mayor supervisión sobre los horarios y conductas de sus hijos, además de la participación en actividades recreativas estructuradas y con guía de personas adultas.

La clave de este modelo se encuentra en el desarrollo de una propuesta ajustada a la realidad local de cada comuna o, incluso, de cada comunidad escolar. "Tomamos a la comunidad local y vemos los factores de riesgo, los factores protectores y analizamos la evidencia para ver qué funciona para ese grupo local", explica Thorisdottir. El problema, según la experta, es que hasta ahora los planes de prevención se construyen a partir de la evidencia a nivel nacional. Sin embargo, lo que resulta en un municipio puede no ser efectivo en otro, explica.

Actualmente, este programa se está implementando como experiencia piloto en las municipalidades de Colina, Renca, Melipilla, Las Condes, Lo Barnechea y Peñalolén. Para 2019, sus encargados esperan extender su implementación a 20 comunas más.

Comenta