Rodrigo Jordán, fundador de Independientes No Neutrales: “Tal vez hay que constituirse como partido después de que termine la convención”

27 Septiembre 2016 rodrigo jordan Foto Reinaldo Ubilla

El académico aborda la proyección que tiene el movimiento que en las elecciones logró 11 constituyentes. “Tuvimos 95 candidatos que no salieron electos y ahí puede haber candidaturas a cores o diputados”, dice.




La próxima semana el movimiento conformado por un grupo de dirigentes y académicos ligados al servicio público, Independientes No Neutrales (INN), sostendrá una clave reunión. A casi un año de su formación y luego de que alcanzaran 11 escaños en la convención, según cuenta uno de sus fundadores, Rodrigo Jordán, el pacto electoral se comenzará a plantear la posibilidad de convertirse en un partido político en el futuro.

En esta entrevista, el empresario y montañista cuenta de los planes del movimiento y analiza también el rol que esperan jugar al interior de la convención. Asimismo, destaca la figura de la periodista Patricia Politzer como candidata a presidir esa instancia.

A un día de que empiece la convención, ¿cómo ve el ambiente?

Es histórico porque esto no ha ocurrido, entonces no hay precedentes de cómo va a ser. Tengo la confianza, porque he hablado con muchos convencionales, que esto va a tener un grado de desorden al principio, pero que se va a ir ordenando. Tengo la sensación de que la gran mayoría de los constituyentes tiene mucha conciencia de la responsabilidad histórica que les cae.

¿Es de los que creen que esto se va a encauzar y no a desmoronar?

Puede ser que al principio haya un cierto desorden, gente que quiera posicionar un diálogo golpeando la mesa, pero paulatinamente todo va a ir tomando un cierto lineamiento.

¿Cómo ve el encuentro que se dará entre la política tradicional y los que son críticos a ese mundo?

Quedó muy bien representada la ciudadanía chilena en la convención. Independientes, medioambientalistas, feministas, partidos políticos... Pero si uno toma en consideración el mundo independiente, no solo la Lista del Pueblo o nosotros, sino que los independientes dentro de los partidos, esas personas tienen distintas visiones que son transversales a los ejes tradicionales de la política. No veo que vaya a haber una tensión entre lo tradicional y lo nuevo en la convención. Incluso uno ve en los partidos que están abiertos a esa conversación.

¿Qué rol espera que tengan los 11 constituyentes de INN?

Nosotros seguimos con nuestro plan original: territorio, medioambiente, género, derechos sociales, económicos y culturales. Y todo nuestro trabajo apunta a que ojalá todos esos lineamientos queden reflejados en una nueva Constitución. Y, por tanto, seguimos supercontentos con los 11 constituyentes, también con los otros 95 candidatos y los 500 mil votos que tuvimos. Está construyéndose una nueva orgánica que hemos venido a llamar el Movimiento Independientes No Neutrales, que fue un compromiso que adquirimos al principio. La próxima semana, después de la instalación de la convención, hay una gran asamblea para ver los nombres de esta nueva orgánica. Además, lo que estamos por ver es cómo sigue este movimiento, si tiene alguna otra forma de fuerza política, por llamarlo así, pero eso está también a discusión de la asamblea.

¿Eso apunta a que puedan constituirse como partido?

Está sobre la mesa, no tiene mucho sentido en lo inmediato constituirse como partido, pero tampoco está descartado en el mediano o largo plazo. Tal vez hay que constituirse como partido después de que termine la convención porque la gente que votó por nosotros lo hizo como independientes.

¿Constituirse como partido no podría ser complejo con la marca de INN?

Así es, efectivamente, por eso es una discusión superabierta.

¿Transformarse en una fuerza política significa mirar la parlamentaria y presidencial?

Nuestro principal objetivo es respaldar a los convencionales y sacar una nueva Constitución, para eso se constituyó el proyecto. Lo otro surge a partir de la votación que tuvimos en mayo, por lo tanto, es mucho más nuevo. Hay algunos que piensan que debiéramos presentarnos como INN a las elecciones en noviembre, ya sea diputados o cores, pero para eso tenemos un problema de ley, que solo se modificó para la constituyente y no para esta.

Pero ya se presentó una reforma para eso, aunque no se le ven muchas posibilidades de avanzar...

Si es que eso fuese así podríamos ir a hacer una gran presión al Congreso, no tendríamos por qué no hacerla, otras fuerzas independientes también. Pero eso está por definirse. Nosotros tuvimos 95 candidatos que no salieron electos y ahí puede haber candidaturas que puedan querer ser cores o diputados.

Y en la arista presidencial, ¿podrían marcar posición ahí?

La veo extremadamente difícil, no creo que haya voluntad ni espacio para eso. No hemos discutido y no creo que sea punto de discusión todavía nuestro eventual respaldo a alguna candidatura.

¿Presentar a alguien?

Nunca se puede decir que no, pero 95% no... Eso distraería inmensamente para lo cual fuimos conformados.

¿Cuál sería el rol político de INN en la convención?

Nos han achacado ciertas posiciones políticas. De hecho, hemos estructurado un grupo de 11 convencionales que no son una bancada, pueden votar en forma distinta, pero son un colectivo trabajando con un propósito común. Las mismas prácticas que se dieron en INN, de una democracia absoluta, abiertos a la conversación, de empatizar y escuchar al otro y no tratar de avasallar, son cosas que los 11 constituyentes van a llevar. Y con la disposición de acordar con todos. Esa actitud, no sé si llamarla de bisagra, siento que la tienen los 11. Ojalá esa posición de ser impulsadores del diálogo sea percibida por toda la convención.

Se ha nombrado a Patricia Politzer como candidata a presidente de la convención. ¿Qué esperan de eso?

Yo participo en la discusión que tienen los 11. Lo primero es que se pusieron de acuerdo en qué características tiene que tener la presidencia de la convención: una presidencia en que todos los sectores confíen, que va a permitir el diálogo, que tenga las capacidades y las competencias para dirigir una cosa de esa envergadura. Sin duda alguna que Patricia Politzer tiene esas competencias y es una candidata, pero no es que andemos persiguiendo la elección de la presidencia de la convención.

¿Ya está definido que va?

Lo que pasa es que no existe el mecanismo de presentarla como candidata. El mismo domingo se harán. No hay algo antes, como una forma de presentar candidaturas.

Pero igual debe haber una definición política de respaldarla...

Sí, de respaldarla de todas maneras como una candidata.

¿Y vicepresidente?

Lo que pasa es que depende... Un presidente o presidenta puede decir que es momentánea hasta que no se apruebe el reglamento, entonces, todo depende. Lo que andamos buscando es que haya una mesa representativa y en esa mesa probablemente vamos a pelear que haya uno de INN, ojalá en la presidencia. Si no es así, habría que pensar en un vicepresidente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.