Zamora, la carta gol de las Rojas: “Entrenamos contra hombres, es otro ritmo; simula lo que puede llegar a ser Camerún”

La futbolista será titular ante Camerún.

La futbolista será titular ante Camerún.

Llegó la hora. La selección chilena de fútbol femenino se juega su primera inscripción en unos Juegos Olímpicos mediante un repechaje a doble partido en Turquía ante Camerún. La primera cita se juega hoy y la segunda el miércoles. El sueño de una generación emergente, el siguiente salto de unas revolucionarias, ya está aquí.




A Daniela Zamora (30) se le escucha con confianza. Quien fuese clave en el cuarto lugar de la U en la Copa Libertadores femenina, hoy flamante refuerzo del Djurgårdens de Suecia, atiende a El Deportivo desde Turquía, en la previa al duelo de ida frente a Camerún, encuentro válido por el repechaje a los Juegos Olímpicos. Hoy se jugará el primer duelo mientras que el martes de definirá el clasificado. Ahí también estará Zamora.

En el diálogo, la delantera repasa su presente, que lo tiene como la gran carta ofensiva del equipo que conduce Letelier. No olvida los cuatro años en los quedejó la actividad para trabajar en lo que estudió: Ingeniería en Información y Control de Gestión, en la Universidad de Chile.

¿En qué momento la pilla el repechaje?

Llego al partido con harta confianza, sintiéndome bien en la cancha y también en el tema físico y táctico. Llego con toda la confianza y full concentrada en lo que tengo que hacer en estos dos partidos que vienen contra Camerún.

¿Le costó dejar la U para partir a Suecia?

Sí, me costó muchísimo. Estaba muy cómoda en la U y creo que estábamos justo en el momento de un crecimiento súper importante, en ese punto de inflexión que necesitábamos hace tiempo. Fue muy difícil tomar la decisión, pero creo que para mi carrera era necesario dar ese paso para seguir creciendo en lo profesional.

¿Su gran objetivo siempre fue ir a Europa?

En un principio sí lo era, pero ahora como estaba tan cómoda en la U, lo había dejado un poco de lado la idea de partir. Cuando llegó esta oportunidad, lo pensé y son oportunidades que no se dan nunca en la vida. Había que aprovecharla.

Se retiró del fútbol, estudió ingeniería en la Universidad de Chile y trabajó cuatro años en una empresa. ¿Extraña las oficinas?

No, no extraño las oficinas. Obviamente que me gustaba mucho mi carrera, me gustaba mucho poder desarrollarme en lo que había estudiado, pero el fútbol se vive con una pasión distinta. Es otra vida, es lo que a mí me apasiona totalmente. Estoy feliz con lo que estoy haciendo.

¿Por qué tantos años retirada?

Fue un tema personal. Terminé mi carrera y en ese momento era muy difícil dedicarse al fútbol femenino en Chile. Decidí que ya había cumplido mi paso por el fútbol y empecé a desarrollarme en esa área que también me gustaba harto. Por eso dejé el fútbol por un tiempo, pero ya estoy de vuelta.

¿Esos sacrificios lo hacen ver el fútbol de manera distinta?

Sí, obviamente. Uno valora cada momento, cada situación que se vive en el fútbol. Uno trata de aprovechar cada paso que da al máximo.

Hoy es la ida frente a Camerún...¿Cómo llegan?

Llegamos súper motivadas, súper concentradas y enfocadas en lo que tenemos que hacer en el partido. Hemos venido haciendo un buen fútbol. Estamos súper compenetradas en el objetivo que tenemos todas de clasificar a los Juegos Olímpicos.

¿Complica la potencia física de las africanas?

Sí, sabemos que su fortaleza es la fuerza y la velocidad. Por lo mismo nosotros tenemos que enfocarnos en nuestras fortalezas que es el buen juego, el buen toque y manejar por ahí el partido.

¿Cómo piensan contrarrestar la fuerza del rival?

En Chile estuvimos entrenando con hombres, que claramente es otro ritmo. Con eso se puede simular algo lo que puede llegar a ser Camerún.

¿Les sirvió medirse contra hombres?

Sí, de todas maneras. Los hombres nos pusieron un ritmo distinto y nos hicieron exigirnos al máximo. Fue súper importante jugar ese tipo de partidos a modo de preparación del duelo frente a Camerún.

¿Le sorprendió la renuncia de Su Helen Galaz?

No hablé con ella. Son decisiones personales que se respetan y uno no puede hablar mucho de eso.

¿Son un camarín complicado?

No, para nada. La base viene hace mucho tiempo, nos conocemos mucho, crecimos juntas y eso se siente en el camarín. Es un camarín súper bonito, súper unido y el ambiente acá es súper agradable.

Hablemos de fútbol. ¿Le gusta jugador con dos o tres delanteras?

Me acomoda más jugar con tres delanteras por mis capacidades propias, por mi estilo de juego.

¿Presión alta o presión baja?

Depende del rival, hay que analizar a quién uno tiene al frente en ese momento. Hay que ir partido a partido y adaptarse de acuerdo al rival que uno enfrenta.

¿Es tema la capacidad física en el fútbol chileno?

Creo que antes sí, pero si ahora comparamos los números, creo que hemos mejorado mucho la capacidad física. Creo que los partidos ya no pasan por ahí.

¿Existe mucha distancia entre el fútbol femenino que se juega en Chile y en Europa?

No llevo mucho tiempo, no podría compararlo todavía. Pero sí sé que el fútbol chileno está creciendo mucho en los últimos años y en esta última temporada el campeonato subió harto su nivel.

¿Y respecto a las comodidades que tiene en Europa y que tuvo en Chile?

Respecto a las comodidades, en Chile es muy distinto a lo que se vivía años atrás. Todavía hay clubes que están muy atrás, pero la idea es que todos siguen mejorando y creciendo en sus instalaciones.

¿Clasificar a los JJOO sería el broche de oro para esta generación?

Sí, de todas maneras. Es el sueño que tenemos todas en este momento. Participar en los Juegos Olímpicos es la instancia máxima en la que un deportista puede aspirar a llegar. Sí o sí sería un lindo broche para esta generación. b

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.