A fondo con Christiane Endler, la jefa de las Rojas: “No me incomoda la brecha salarial; buscamos igualdad de oportunidades”

Christiane Endler jugará este sábado en el duelo frente a Camerún, por el repechaje a los Juegos Olímpicos.

La capitana, nominada en tres oportunidades al premio The Best y mejor deportista chilena de 2020 según sus pares, repasa con El Deportivo desde Turquía su presente y su sueño de seguir haciendo historia en la lucha por conseguir un cupo a los Juegos Olímpicos. El sábado parte el repechaje ante Camerún.


Christiane Endler (29 años) se hace sentir en la concentración de la Roja. Desde su arribo a Turquía, país donde la Selección enfrentará este sábado, y luego el miércoles, a Camerún, por el repechaje a los Juegos Olímpicos, la arquera del PSG se ha encargado de repartir confianza y experiencia a un plantel que busca seguir acrecentando sus leyenda en el fútbol femenino.

La voz de Endler se escucha. Ya sea en su rol de capitán o por ser una de las mejores arqueras del mundo, según lo avalan los especialistas y diferentes nominaciones que destacan en su palmarés. El pasado año fue finalista del The Best, elegida por The Guardian como la mejor arquera del mundo y designada por sus pares como mejor deportista chilena de 2020 en la encuesta anual que realiza La Tercera. En conversación con El Deportivo, la portera repasa la llave frente a las africanas y su agitado año que la ha tenido en boca de todos por sus grandes actuaciones.

¿Está en su mejor momento?

No lo sé. Llego a la Selección en un buen momento, trabajando igual, de la misma manera que siempre. Intento trabajar duro siempre. Me siento bien en este momento. Estoy muy contenta de poder reunirme con mis compañeras, poder estar con la Selección y representar a Chile una vez más.

¿Cómo llegan para el duelo frente a Camerún?

Estamos bien. Lamentablemente no hemos podido jugar mucho antes de estos encuentros, pero lo que se ha hecho esta semana, durante estos entrenamientos, ha estado muy bien. Nos conocemos hace mucho tiempo, sabemos a lo que jugamos y lo que tenemos que hacer. Sabemos lo que quiere el entrenador. Esta semana hay que mejorar algunas cositas, ponernos a punto, e intentar salir con todo frente a Camerún.

¿Complica la potencia física de las africanas?

Siempre es una dificultad saber que el rival es más rápido que tú. Por eso tendremos que ser muy inteligentes, plantear bien el juego, estar concentradas en todo momento. Sabemos cómo pararnos e intentar disminuir esa brecha de velocidad. Creo que lo haremos bien, estamos bien preparadas. Sabemos cómo jugar frente a estos equipos: hemos jugado contra Estados Unidos, Australia y Holanda, que son equipos muy rápidos. Hemos aprendido de eso.

¿Clasificar a los JJOO sería el broche de oro para esta generación?

Clasificar a los Juegos Olímpicos sería cumplir un objetivo más con esta Selección, un sueño más. Creo que hemos logrado bastantes cosas este último tiempo, pero todo dentro de los objetivos que nos hemos planteado. Espero que lo logremos, sería algo súper importante para nosotros, para el país. Pero esto no queda ahí; no es clasificar y ya estamos listas. Tenemos que clasificar y después ir a competir a los Juegos Olímpicos.

¿Qué viene después de esta generación?

Después de esto viene otra clasificación al Mundial, otra Copa América, otra clasificación a los Juegos Olímpicos. Esto es así. El deporte es así. Se logra un hito, se consigue un objetivo y luego viene otro. No hay que conformarse ni pararse frente a lo que uno ha logrado, hay que intentar seguir haciendo que el fútbol femenino crezca y seguir consiguiendo cosas importantes para Chile.

¿Clasificar a los JJOO sería como su último baile?

No, como te dije anteriormente, es un paso más, un paso importante. Es el sueño de todas poder estar ahí. Pero independiente de lo que ocurra nosotros seguiremos trabajando después. Viene otra Copa América, otro Mundial, otros Juegos Olímpicos.

Endler ha sido nominada por los premios The Best como la mejor portera del mundo.

Usted durante el Mundial de Francia comentó que Chile a ratos fue muy defensivo. ¿Se aprendió de esos errores?

El ser defensivo no es un error, es saber las capacidades que tienes y las capacidades que tiene tu rival. Nosotras sabíamos que Estados Unidos y Suecia son equipos con más experiencia, con jugadoras muy importantes y que no podíamos salir a jugarles de igual a igual. Sabemos con qué equipos salir a jugar de igual a igual e imponer nuestro juego. Hay que ser inteligentes en ese sentido, uno no puede salir a los leones con todo y saber que te van a meter siete. Hemos crecido como equipo, sabemos manejar las diferentes situaciones y espero que esa experiencia que hemos tenido post-mundial nos sirva en esta clasificación.

¿Se considera la mejor arquera del mundo?

No, no me considero la mejor. Trabajo para ser la mejor del mundo, es uno de mis objetivos seguir creciendo y aprendiendo como jugadora y persona. No me considero la mejor, me queda mucho por aprender y mejorar. Sé que no hay límites, uno nunca deja de seguir progresando.

¿Pero su meta es llegar a ser la mejor del mundo?

Sí, ese siempre ha sido mi gran objetivo a gran escala. Eso es lo que me mantiene trabajando a diario y con las ganas de seguir mejorando y aprendiendo.

Ya ha sido tres veces finalista del premio The Best. ¿No ha tocado techo?

No, no he tocado techo porque no lo he ganado.

¿Qué debe mejorar?

La experiencia es súper importante, más aún en la posición que juego yo. Mayor experiencia te da mejor juego. Hay muchas cosas que se pueden seguir aprendiendo, mejorando. También siempre depende del equipo con el que estás jugando, hay que saber adaptarse. Creo que uno nunca toca techo, siempre hay un margen de mejora. Eso te mantiene trabajando siempre.

La elogian de todos lados...¿No se marea?

No, soy súper realista. Tengo los pies súper puestos en la tierra. Sé que tengo mucho por mejorar y por conseguir todavía. Sé que hay arqueras que han logrado muchas más cosas que yo a nivel personal y colectivo dentro del fútbol femenino. Creo que estoy lejos de eso todavía.

¿Cómo se mantiene aterrizada?

Siendo súper autocrítica, realista. Si bien me considero una buena arquera, que ha trabajado duro para estar en el lugar que está, creo que puedo seguir mejorando. Me faltan muchas cosas por vivir y por ganar. Soy joven, no tan joven, pero joven.

¿Hasta cuándo proyecta su carrera en PSG?

Termino contrato este año y aún no tengo claro mi futuro. Pero está siempre la opción de seguir.

¿Se quiere retirar en Europa?

No lo sé, no me he planteado eso aún. Creo que todavía me quedan unos años allá. Quizás probar en otra liga más adelante no sería malo. Pero por lo menos los años que vienen pretendo seguir en Europa.

¿Ve a su sucesora en Chile?

En Chile hay súper buenas porteras. Hemos tenido la suerte de formarnos con Nati (Natalia Campos) y ahora Ryan (Torrero), llevamos mucho tiempo trabajando juntas y tenemos prácticamente los mismos entrenadores que nos han formado. Y hay muy buenos entrenadores de porteras en Chile. Espero que las nuevas generaciones se puedan formar con ellos y aparezcan porteras más jóvenes. Sé que hay, sé que hay porteras que han estado trabajando con nosotras y que tienen las condiciones y calidad para seguir aprendiendo y mejorando. Anto Canales es una de ellas, que ha estado en varios procesos de la Selección con nosotras. Espero que trabajen duro para que estén en el futuro en esta posición.

Parte de la delegación femenina que se medirán ante Camerún, en la previa al vuelo a Turquía.
Parte de la delegación femenina que se medirán ante Camerún, en la previa al vuelo a Turquía.

¿Le sorprendió la renuncia de Su Helen Galaz?

Sí, me sorprendió.

¿Le dio explicaciones?

No me tiene que dar explicaciones ni a mí ni a nadie. Nos escribió a todas en el grupo de WhatsApp de la Selección dando sus motivos. Son respetables. Es una decisión muy difícil, sobre todo renunciando ad portas de quizás una clasificación histórica a los Juegos Olímpicos. Ella dio sus motivos y hay que respetarlo.

¿Son un camarín complicado?

Para nada. Nos llevamos súper bien. La mayoría llevamos más de diez años compartiendo. Mis mejores amigas están en la Selección. Si bien no todas somos súper amigas, nos respetamos y tenemos una súper buena relación. Compartimos harto entre todas. De hecho, ahora estamos en un campeonato de Ping Pong. Nos llevamos súper bien.

Endler y Guerrero comandan la nómina de La Roja femenina que luchará para meterse en Tokio
Posponen el repechaje olímpico de la Roja femenina ante Camerún

¿Se han mejorado las condiciones para desarrollar el fútbol femenino?

Sí, se ha mejorado sobretodo en la Selección. En la Selección se ha trabajado súper bien durante el último tiempo. Han intentado mejorar las condiciones para las futbolistas, para los entrenadores. Se han ocupado las fechas FIFA, se ha jugado mucho amistoso. Ha mejorado mucho en ese sentido el fútbol femenino. Obviamente que tiene que seguir mejorando la liga en Chile. Creo que ha habido una evolución con equipos que han demostrado su interés, que han dado contratos profesionales a sus jugadores. Falta mucho todavía, falta que se involucren los otros equipos. Vamos por buen camino. Quizás copiarle a los países más desarrollados y desarrollar un producto que después se pueda vender bien.

Usted abrió una academia de deportistas solo para niñas. ¿Busca nuevos talentos?

No, la idea es darle la posibilidad a niñas de cualquier edad, de cualquier estrato social, de cualquier lugar, que puedan practicar el deporte que les gusta, que se muevan, que hagan deporte, que lo pasen bien, que tengan esa posibilidad de salir de sus casas para compartir con más niñas la misma pasión.

¿Le sigue incomodando la enorme brecha salarial del fútbol femenino y masculino?

A mí no me incomoda la brecha salarial que hay entre el fútbol femenino y masculino, sino lo que buscamos nosotras es que exista igualdad de oportunidades para poder desarrollarte desde muy chica, de hacer el deporte que te gusta y dedicarte a eso. La brecha salarial es gigante y dudo que alguna vez se vaya a igualar el pago, pero creo que ha crecido mucho el sueldo femenino. Hay buenos sueldos en Europa, sueldos con los que se puede vivir, se puede ahorrar. Sueldos mucho mayores que en cualquier otra actividad de trabajo normal. Lo que se busca es tener las mismas condiciones y oportunidades. El mejorar el producto del fútbol femenino, el desarrollarlo de buena forma, irá disminuyendo la brecha.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.