Berlín prepara la fiesta final de la Fórmula E

La competencia de autos eléctricos desde este miércoles disputará seis fechas en nueve días en la capital alemana.




El desenlace de la sexta temporada de la Fórmula E entra en su fase decisiva. La competencia de autos eléctricos se instaló en el antiguo aeropuerto de Tempelhof de Berlín, donde desde este miércoles disputará seis carreras en nueve días para poner fin al calendario 2019/20.

El campeonato vuelve a la actividad luego de haber entrado en un forzado receso a raíz de la pandemia por el coronavirus a finales de febrero, cuando disputó el E-Prix de Marrakech.

En estos meses, la organización de la Fórmula E tomó la decisión de poner en marcha un evento sin precedentes en Berlín, utilizando pistas diferentes cada dos competencias.

Sobre esta situación, Frederic Espinos, director deportivo de la Formula E, comentó que “tener tres configuraciones diferentes para este evento es un gran desafío en términos de producción. Y, además, tendremos menos personal en el lugar para realizar esos cambios”. El ejecutivo también agregó que “tuvimos que asegurarnos de que toda la tecnología de transmisión, los revestimientos, las marcas, las medidas de seguridad, las barreras, los cordones y las zonas de escape funcionaran y se planificaran en función de esta modificación. Además, los cambios se tienen que realizar en solo 24 horas, con recursos reducidos”.

Para poder realizar el evento los días 5, 6, 8, 9, 12 y 13 de agosto, y contar con la aprobación de las autoridades sanitarias de Berlín, la Fórmula E debió diseñar un exhaustivo plan de bioseguridad, donde el uso de mascarillas en todo momento y el distanciamiento social son fundamentales. En este sentido, las pautas del gobierno alemán exigieron que el número máximo de personas en el sitio en todo momento no debe superar las 1000, incluyendo a los proveedores locales y al personal médico.

Además, todos quienes ingresen al circuito deben realizarse periódicamente pruebas de PCR y tests de temperatura y respetar sus lugares asignados para trabajar, ya que toda el área ha sido dividida por colores para impedir que se mezclen personas que no deban hacerlo necesariamente.

Antonio Félix da Costa, piloto del equipo DS Techeetah, llega a Berlín como líder del campeonato con 67 puntos luego de haber cosechado tres podios en las cinco carreras disputadas hasta ahora en la temporada 2019/20, donde se destaca su victoria en Marrakech.

La segunda posición corresponde a Mitch Evans (Panasonic Jaguar Racing), con 56 unidades, seguido por Alexander Sims y Maximilian Gunther, los dos pilotos del BMW i Andretti Motorsport, con 46 y 44 puntos respectivamente. Cabe recordar que el alemán de BMW fue ganador en el Santiago e-Prix y hace unos días conversó con nuestra revista MT MAG, donde recordó su primer triunfo.

Lucas di Grassi (Audi Sport ABT Schaeffler) ocupa el quinto puesto con 38 unidades, misma cantidad que Stoffel Vandoorne (Mercedes-Benz EQ Formula E Team). Habrá 180 puntos en juego en Tempelhof, por lo que todo es posible en cuanto al campeonato.

Contra el racismo

Otra de las novedades que se verán en Berlín correrán por parte del equipo Mercedes, puesto que los monoplazas de Stoffel Vandoorne y Nyck de Vries serán negros y llevarán el eslogan End Racism (Fin al racismo) en el halo, replicando lo que se ve en la Fórmula 1.

Según Bettina Fetzer, vicepresidenta de marketing de Mercedes, “en la Fórmula E también pretendemos usar la voz que tenemos como plataforma global para levantarnos contra el racismo y la discriminación, y apoyar una mayor diversidad y tolerancia en la sociedad”.

El ejecutivo agregó también que ”la decisión de cambiar el característico look de nuestras flechas plateadas subraya nuestro compromiso en favor del respeto y la mente abierta en nuestras relaciones con los demás. La decoración negra en nuestros autos de carreras es un recuerdo para todos nosotros de la necesidad de avanzar y consolidar a largo plazo nuestros valores y respeto mutuo”.

Comenta