Clase C: Mercedes-Benz le saca brillo a su estrella

La Clase C, el modelo más vendido de la marca alemana, recibe una actualización de mitad de vida, buscando perpetuar su éxito comercial. A Chile llega con tres tipos de carrocerías, mostrando pequeños retoques estéticos, un interior más tecnológico y una robusta gama de motorizaciones. ¿Precios? A partir de los $ 22.990.000.


La letra C a secas es sinónimo de gran éxito para Mercedes-Benz, pues de todos los nacidos bajo la firma de la estrella solitaria, la Clase C es el más vendido, con más de 10 millones de unidades comercializadas en todo el mundo, desde su debut en 1993. Su cuarta y actual generación se lanzó en 2014, anotando unas ventas globales sobre las 400 mil unidades solo el año pasado. En tanto que para Kaufmann, importador de la marca en Chile, este modelo hoy representa el 20% de sus colocaciones anuales.

De ahí, entonces, la importancia de su reciente actualización de mitad de vida. Rediseño que no solo moderniza su look exterior e interior, sino que también suma tecnología proveniente de sus hermanos mayores y mejora la oferta mecánica disponible hasta ahora. En versiones sedán, coupé y cabrio, y con precios que fluctúan entre los $ 22.990.000 hasta los US$ 120.000, el nuevo Mercedes-Benz Clase C se presenta en el país con sutiles cambios estéticos. Actualiza los parachoques, así como las tomas de aire y difusores, mientras que los faros ahora incorporan tecnología led de serie. Opcionalmente, están los focos Multibeam led con 84 diodios luminosos adaptables.

clase c

Las variantes AMG Line exhiben hoy la parrilla diamantada que antes solo estaba disponible en el C43 AMG, en tanto que este último recibe el frontal que antes lucía el C63, el cual, por su parte, ahora revela la misma grilla del AMG GT. Las llantas -entre 17 y 20 pulgadas- también estrenan diseño y, finalmente, en la zaga se reemplazan los focos, parachoques (ahora con un difusor más grande y ancho) y salidas de escape.

clase c

Adentro se mantiene el diseño general, pero suma mayor tecnología a bordo. Así, por ejemplo, luce una pantalla central táctil de 10,2″, que por ahora está disponible en toda la gama. El cuadro de instrumentos, por otro lado, conserva los clásicos relojes análogos, pero mejora significativamente el display digital, con un mayor tamaño (5,5″) y con una mejor resolución. Las versiones AMG cuentan con un cuadro de instrumentos digital completo de 12,3″, proveniente de las Clases E y S, con tres estilos diferentes: Classic, Sport y Progressive.

clase c

También es nuevo un volante multifunción de tres radios, con mandos táctiles a ambos lados, mientras que también se mejora la interfaz del sistema de infoentretenimiento. Ahora incorpora de serie el sistema Collision Prevention Assist Plus (detector de colisión frontal que incluye a peatones, bicicletas y animales, con freno de emergencia), el Park Tronic (sistema de asistencia al estacionamiento) y el PreSafe Sound (que neutraliza en el oído de los pasajeros el sonido que produce una colisión, previniendo así la sordera temporal).

¿Motores? Hay siete opciones. De entrada (C180) se mantiene el cuatro cilindros 1.6 turbo de 156 Hp y 250 Nm de par. Luego, la versión C200 monta el nuevo 1.5 turbo con 184 Hp y 280 Nm, cuyo sistema EQ Boost adiciona 14 caballos más, provenientes de un generador eléctrico. Le siguen el diésel del C220d (194 Hp y 400 Nm) y el 2.0 litros turbo del C300, que eroga 258 caballos de fuerza y 370 Nm de torque, el que también está asistido por el mencionado sistema eléctrico.

Por el lado de los AMG, el C43 AMG cuenta con el nuevo motor de seis cilindros 3.0 litros biturbo, con 390 Hp y 520 Nm. En tanto que los C63 y C63 S AMG, montan un V8 4.0 litros biturbo, que en el primero eroga 476 Hp y 650 Nm de par; mientras que en el segundo sube a 510 caballos de fuerza y 700 Nm. Todos son gestionados por una transmisión automática Speedshift de nueve marchas.

Seguir leyendo